En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Una organización religiosa de Malaui crea un proyecto para fomentar la no discriminación del colectivo LGBTI
...leer más...

El nuevo líder de Zimbabue, Mnangagwa , promete elecciones para el próximo año y avanza sus medidas económicas
...leer más...

Un funcionario estadounidense asegura que Sudán del Sur se arriesga a más sanciones a causa de la guerra civil en el país
...leer más...

Relación de noticias dadas en Fundación Sur sobre la crisis de los migrantes en Libia
...leer más...

Emiratos Árabes Unidos anuncia inversiones en Mozambique
...leer más...

Indignación africana por subasta de inmigrantes en Libia
...leer más...

La comunidad musulmana ahmadía de Benín hace un llamamiento a la paz y la no violencia
...leer más...

AAGE ( Autoridad Areonaútica de Guinea Ecuatorial) suspende Todos Los Vuelos de CEIBA al extranjero excepto a España
...leer más...

El Ayuntamiento de Leganés refuerza su labor de cooperación con el Sáhara con el envío de una nueva comisión médica y un camión de recogida de residuos
...leer más...

Barkhane presiona a los signatarios del acuerdo de paz de 2015
...leer más...

Reacciones a favor y en contra de la propuesta de reforma constitucional de Gabón por parte de la oposición
...leer más...

Sol, viento y agua: las energías renovables se dispararán en África en 2022
...leer más...

El prestigioso Grado en Derecho de la Universidad de Ciudad del Cabo en peligro
...leer más...

Libertad de expresión en el Parlamento de Zimbabue después de 37 años de opresión
...leer más...

Descontento de los agricultores de Ghana con su gobierno
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Kabasha, Gaetan

Gaétan Kabasha es ruandés de nacimiento y vive en España. Es testigo directo del drama de los Grandes Lagos. Está comprometido con el desarrollo de África y un mundo más humano. Así mismo es fundador de la Asociación AUDE (www.audesarrollo.es).

- Licenciado en Filosofía y en ciencias eclesiásticas.

- Elaborando tesis doctoral de filosofía sobre violencia.

Lenguas:

Francés, inglés, español, kinyarwanda, lingala y sango

Su lema sacerdotal: "El hombre hace proyectos pero es el plan de Dios que se realiza"

Su lema filosófico: "El amor y la verdad se relacionan

Ahora podemos seguir en Fundación Sur su blog http://afroanalisis.blogspot.in

gaetankaba@gmail.com

http://www.audesarrollo.es

Ver más artículos del autor


El imán en los brazos del obispo, por Gaetan Kabasha

12 de junio de 2017.

Hace unos días, un periódico madrileño me llamó para ver si era capaz de encontrar a un periodista freelance en Bangassou. Habían oído cosas que parecían contradictorias, noticias que mezclaban cosas horribles y gestos hermosísimos. En concreto habían oído que un obispo había recogido en sus brazos a un imán de la mezquita de su ciudad después de que éste hubiera sido matado a tiros por milicianos. El periódico quería una foto. Desgraciadamente, en Bangassou, hay historias que contar pero no hay periodistas, ni ordinarios ni freelance.

La escena de la que nunca se tomó la foto ocurrió el 13 de mayo. Aquella mañana, Bangassou se despertó con un sinfín de tiros por todas partes. Los jóvenes de diferentes localidades del entorno se habían juntado a los antibalaka venidos de localidades más lejanas para atacar la ciudad. Empezaron por la base de los cascos azules marroquíes para desviar la atención e impedirles que pudieran intervenir.

Pero realmente, el objetivo principal era entrar a saco en el barrio de los musulmanes. Su plan funcionó como planeado: mataron a todos los musulmanes que encontraron por el camino, encendieron su barrio, sus tiendas, sus pertenencias. Los musulmanes que consiguieron escapar, se refugiaron en la mezquita de Tokoyo agarrándose a la oración y confiando en Allah. Allí empieza entonces la historia del obispo y del imán.

Durante toda la mañana, los disparos no cesaron. Los antibalaka disparaban y los cascos azules respondían. Nadie sabía quién luchaba contra quién ya que en Bangassou no había anteriormente ningún grupo armado. De hecho, el mundo entero sabía que era uno de los pocos lugares de la República Centroafricana dónde se había conseguido una cohesión social por el diálogo entre todas las creencias capitaneado por la Iglesia Católica. Los musulmanes y los no musulmanes vivían en cierta armonía. Aquella mañana, el miedo se apoderó de los habitantes.

Hacia mediodía, el obispo se enteró de que centenares de musulmanes se encontraban hacinados en la mezquita, rodeados por centenares de milicianos armados. Todo estaba listo para una matanza, lejos de la prensa. Ni los cascos azules aterrorizados sabían que la masacre del siglo se preparaba a unos metros de dónde se encontraban defendiéndose también ellos del ataque. Fue entonces cuando el obispo, sin pensarlo dos veces, movido solamente por la fuerza del Espíritu Santo, salió de su casa, cruzó la ciudad en medio de las balas y se fue a la mezquita. Lo que encontró fue un horror: cuerpos despiezados por aquí, sangre derramada por allá. El entorno de la mezquita estaba plagado de cadáveres. Pero, el obispo siguió y llegó a la entrada de la mezquita. Se identificó.

Los musulmanes atemorizados oyeron la voz del pastor católico y se sintieron aliviados dentro del horror. El imán salió. El obispo, mirando a su alrededor, hablaba a los milicianos enfurecidos y hacía gestos inconfundibles con las manos: "no tiren, no tiren, soy yo, soy yo, el obispo". En aquel momento, una bala cruzó el corazón el imán. Podía haber cruzado el corazón del obispo pero, por alguna razón, no fue así. El imán se desplomó. El obispo se agachó para recogerlo y reanimarlo pero no había nada que hacer. Quedaba la osadía de coger el cuerpo en las manos y llevarlo al hospital, pasando por los lugares inseguros, en medio de las balas.Todo esto ocurrió sin que nadie pudiera tomar la foto. Ningún periodista está en este lugar abandonado.

Más tarde, consiguió negociar una tregua y llevarse a más de 2000 musulmanes al obispado dónde los podía proteger un poquito mejor.

Juan José Aguirre, es obispo de Bangassou desde 1999. Comboniano de Córdoba (España), llegó a la República Centroafricana nada más ordenarse de sacerdote con 26 años. Desde entonces, el país se ha convertido en su país. Ya ha vivido unas cuantas guerras pero esta, dice, es muy especial.

Original en : Afroanálisis



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios