En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Aproximación ideológica sobre lo afrovenezolano en la historiografía venezolana : una mirada antropológica por Meyby Ugueto-Ponce
...leer más...
Ocupación del espacio y Usos de los recursos naturales en el Alto Atlás marroquí : el caso de los agro-pastores bereberes Aït Ikkis y el agdal del Yagour. por Pablo Domínguez
...leer más...
Ruanda: Las causas profundas que dificultan el relanzamiento de la agricultura, por Charles Ndereyehe
...leer más...
El Desarrollo Sostenible como única alternativa realista, para África y el mundo, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
Etiópico, por Carolina Grandela Tortuero
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Escalada masiva de la violencia sexual en Sudán del Sur
...leer más...

Obasanjo "defiende" los medios de comunicación
...leer más...

Un elefante mata a un "entrenador" en Vic Falls
...leer más...

Unos 12 kilogramos de oro producidos de residuos mineros en el sudanés estado de Río Nilo
...leer más...

Namibia lenta en la implementación de proyectos
...leer más...

UNITA quiere refundar el Estado angoleño
...leer más...

Los líderes de las protestas del Camerún anglófono a juicio
...leer más...

Concentración multitudinaria en Madrid para demandar la liberación de los presos políticos saharauis y la anulación del juicio Gdeim Izik
...leer más...

El 1 de agosto entra en servicio el tercer avión de Binter Cabo Verde
...leer más...

Ghana y Malta reforzarán cooperación
...leer más...

Reporteros Sin Fronteras exige explicaciones sobre la expulsión de Marruecos de los periodistas españoles José Luis Navazo y Fernando Sanz
...leer más...

En Senegal se han realizado más de 5 millones de tarjetas biométricas para votantes
...leer más...

El Instituto Internacional de la Prensa preocupado por el estado de emergencia en Zambia
...leer más...

Sudán lanzará campaña de desarme en Darfur antes de finales de 2017
...leer más...

El Gobierno de Sudán apoya los esfuerzos industriales del sector privado
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Ni paz ni guerra en Casamance, por José Naranjo
...leer más...
The Salooni: “El cabello es una muestra de identidad pero se ha politizado” , por Wiriko
...leer más...
Globalización de la indiferencia, por Federico Mayor Zaragoza
...leer más...
Idoia Moreno Olabuenaga, una enfermera en Kivu Sur, por Roge Blasco
...leer más...
Tráfico y abuso a migrantes indocumentados en tránsito , por Ika Oliva Corado
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

El motín militar en Costa de Marfil ha acabado, pero sus problemas siguen
19/05/2017 -


Reformar un ejército fragmentado será difícil en la tensa atmósfera de Costa de marfil. ¿Podría un despligue extranjero proporcionar una solución alternativa?

Según los informes, el motín de cinco días en Costa de Marfil ha acabado con el alcance, el pasado miércoles, de un acuerdo con el gobierno. Los disparos y los bloqueos de carreteras habían paralizado ciudades y pueblos de todo el país desde el viernes. Pero los amotinados volvieron a sus cuarteles después de que sus demandas sobre pago atrasado y bonos fueron satisfechas.

Este episodio tumultuoso comenzó por primera vez el 6 de enero en la segunda ciudad más grande de Costa de Marfil, Bouake. Esa mañana, unos cincuenta soldados montaron barricadas. Los amotinados eran exrebeldes que habían luchado en apoyo del presidente Alassane Ouattara durante años antes de ser integrados en las fuerzas armadas nacionales después de la guerra civil de 2010-11. Exigieron el dinero que se les debía por el período en que lucharon por Ouattara sin sueldo y pidieron que sus filas como rebeldes fueran reconocidas en el ejército regular.

Soldados en otras seis ciudades, de Korhogo, en el norte, a Daloa, en el centro, a Daoukrou, Odienne y Man, en el oeste, pronto siguieron el ejemplo. El 7 de enero, la revuelta se había extendido a la capital comercial Abidján. Un acuerdo fue alcanzado rápidamente con el gobierno y los soldados retrocedieron.

La semana pasada, sin embargo, los 8.400 soldados revivieron su protesta pidiendo al gobierno que finalmente cumpliera sus promesas anteriores. Los amotinados reiteraron sus demandas hasta que el gobierno accedió a pagar inmediatamente bonos de 5 millones de francos CFA (7.622 euros) a cada uno de los amotinados, con 2 millones de francos CFA (3.049 euros) más a pagar a finales de junio.

Hay tres maneras de entender por qué estos motines estan estallando ahora:

- La primera es verla como una cuestión laboral, un enfoque avanzado por el Instituto Nórdico de África. Este entendimiento sitúa el motín dentro de un descontento social más amplio en Costa de Marfil, donde no sólo los soldados, sino también los maestros y funcionarios públicos están en huelga. Si bien el país se ha beneficiado de un fuerte crecimiento económico desde el final de la guerra civil, se percibe una desconexión entre el crecimiento y la redistribución. Por lo tanto, la crisis militar puede considerarse como una crisis social que cuestiona la forma en que se han compartido los beneficios económicos de Costa de Marfil.

- Otra manera de ver el motín es como parte de una crisis política. Hay muchos rumores circulando en el país de que Guillaume Soro, que dirigió las fuerzas rebeldes durante la guerra civil, estaba detrás de la revuelta de enero. Soro es actualmente presidente de la Asamblea Nacional y se ha sugerido que el motín, que ocurrió en un momento en que las posiciones gubernamentales clave estaban siendo revisadas, fue programado para advertir contra su eliminación. El hecho de que el motín haya comenzado nuevamente este mes de mayo no necesariamente pone en tela de juicio esa hipótesis, sino que simplemente sugiere que la crisis evolucionó más allá de su desencadenante inicial.


- Un tercer acercamiento para entender los acontecimientos recientes es mirar el propio ejército y las tensiones entre sus diversas facciones. Para algunos analistas, el retraso en abordar las reformas clave en el sector de la seguridad desde la guerra civil ha sido un factor crucial en el creciente desencanto del ejército. Los problemas dentro del ejército no son nuevos. Bajo el primer presidente del país, Félix Houphouët-Boigny, el papel de los militares se mantuvo estrictamente al mínimo. Pero después de su muerte en 1993, el país entró en agitación y el ejército comenzó a reflejar el clientelismo y el favoritismo étnico que se desarrolló bajo el presidente Henri Konan Bédié.

En 1999, el ejército se amotinó, resultando finalmente en un golpe militar que quitó a Bédié. Las facciones dominantes emergieron dentro del ejército bajo nombres tales como Brigades Rouges, Camora, Cosa Nostra, PC Crise, y Kamajors. En 2008, tras el final de la guerra civil 2002-2007, el ejército se amotinó una vez más, esta vez bajo el reinado del presidente Laurent Gbagbo. Las divisiones que han fragmentado el ejército en el pasado todavía están presentes hoy, pero han tomado una forma diferente con la integración de las fuerzas rebeldes proOuattara después de la guerra civil de 2010-11.

También hay agrupaciones que representan a antiguos comandantes regionales en las zonas controladas por los rebeldes, como los que estaban aliados con Ibrahim Coulibaly, un exrebelde asesinado en 2011, o Issiaka Ouattara (alias Wattao). Es revelador que el reciente motín fue resuelto y mediado por Wattao, que actualmente es el segundo al mando de la guardia republicana. La cadena de mando militar oficial parece desconectada de ciertas facciones.

El gobierno de Costa de Marfil es consciente de estas cuestiones. En respuesta, ha completado un proceso de desarme, desmovilización y reintegración (DDR), y actualmente se están abordando las reformas del sector de la seguridad. Pero el legado de la guerra civil y la historia del faccionalismo dificultan la reforma del ejército.

Jeremy Allouche y Oswald Padonou

Fuente: African Arguments

[Traducción y edición, Fernando Martín]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Los líderes del motín militar en Costa de Marfil aceptan una propuesta del gobierno

- Nuevas protestas de militares en Costa de Marfil

- Huelga de funcionarios en Costa de Marfil

- Siguen las protestas de militares y policías en Costa de Marfil

- Revisión de la Constitución de Costa de Marfil

- Polémica en Costa de Marfíl tras la absolución de Simone Gbagbo


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios