En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...
La influencia de la globalización en la cultura sudafricana: La música sudafricana híbrida negra , por Lucía Acosta Hurtado
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mugabe aparece en público; los líderes cristianos de Zimbabue piden un gobierno de unidad nacional
...leer más...

11 turistas muertos en accidente aéreo en Tanzania
...leer más...

El líder de la Hermandad Musulmana de Egipto pierde el recurso de cadena perpetua
...leer más...

Ruanda anuncia un régimen global sin visados ​​a partir de enero de 2018
...leer más...

Empieza la cuenta atrás para el lanzamiento del primer satélite angoleño
...leer más...

900.000 personas no han podido inscribirse en las listas electorales de Madagascar por falta de documentación
...leer más...

Según la FAO aumenta a 224 millones de personas la malnutrición en África,
...leer más...

Una impresionante marea humana contra Faure Gnassingbé en las calles de la capital de Togo, Lomé
...leer más...

Isabel dos Santos cesada como presidenta de Sonangol por el Presidente de Angola
...leer más...

La mayor plataforma de televisión de África atraviesa dificultades crecientes de libertad de expresión y censura
...leer más...

Los aliados de Grace sacados de la mansión Borrowdale de Mugabe y detenidos
...leer más...

La tradición africana de la dote impugnada en Zimbabue
...leer más...

El ministro de Defensa tunecino advierte que islamistas armados preparan una incursión en el país desde Libia
...leer más...

Tensión en Zimbabue, los militares entran a la capital
...leer más...

Elecciones en Somalilandia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El porqué de una filosofía africana, por Omer Freixa - Afribuku-
...leer más...
Guinea Ecuatorial, partidos políticos y elecciones fantasmas, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
No soy negro, soy coloured, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
El Dengue: ¡La Bella Kudugu llora sus muertos!, por Maurice Oudet
...leer más...
África, la eterna promesa , por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Testimonios de mujeres sin techo en Durban
24/05/2017 -


Las mujeres sin hogar que viven en albergues están entre las más vulnerables de la sociedad. No tienen muros para protegerse de la violencia, los puñetazos o las miradas no deseadas, pero hacen lo que pueden para sobrevivir en las calles. El Daily Vox preguntó a algunas mujeres que pasan la mayor parte de su día a día en las calles de Durban si se sienten seguras.

Joanne Posthumus (57), Durban central

Me paso todo el tiempo fuera de aquí. Te sientas y esperas que alguien se ocupe de ti, los hombres y todo el mundo. A veces siento que hay peligro, a veces hay personas que se drogan y todo se vuelve peligroso. Tengo miedo de que me violen.

Cuando hay dinero, vivo en el albergue. Cuando no lo hay, dormimos fuera. Nos sentimos seguras porque siempre hay alguien que te cuida, tal vez esa persona que se sienta a tu lado o tal vez la policía. Nunca dormiría sola. Definitivamente tengo miedo de los hombres, porque hoy en día no puedes confiar en ninguno.

Trisha Pillay (31), playa del norte

Llevo un año y medio viviendo en el albergue. A veces siento que estoy en peligro cuando estoy aquí hasta tarde, como cuando no ganamos dinero para el albergue y tengo que quedarme aquí, depende del día. Es muy arriesgado estar aquí fuera, sabes cómo pasan las cosas en este mundo, que no puedes confiar en nadie. Así que mientras estoy aquí estoy pensando en si llevo algo de dinero encima, yendo de arriba a abajo por la zona donde nos quedamos. La zona donde nos quedamos es peligrosa, ya sabes cómo son los chicos de hoy. Hay muchos aquí y se quedan hasta tarde. Roban a cualquiera si saben que tienes algo encima, quieren atacarte y quedarse el dinero. Así que a veces es peligroso.

Otras veces sólo quieren molestar a las mujeres, tocarlas donde quieran. Tengo miedo de que esto me pase a mí. No puedo hacer nada para protegerme, sólo evito estar cerca de los hombres. Si veo a chicos por ahí no me acerco a ellos, ni siquiera les hablo. Simplemente me mantengo alejada, pasando sin que se den cuenta.

Kayroon Melak (60), Durban CBD

Llevo en el albergue unos 10 años. Es muy, muy peligroso. No a veces, todos los días es peligroso. Los chicos están fumando whoonga y bebiendo alcohol, y tenemos que pasar a través de ellos para entrar en nuestro edificio.

Tengo miedo de caminar sola, tengo que estar con mi esposo. Tratamos de evitar ir hacia ellos. Caminamos por los lados donde casi no hay chicos. Cuando vemos un grupo, no vamos hacia ese lugar. Confío en Dios, él es el único proveedor.

Joan (63), Durban central

He estado viviendo aquí casi cuatro meses. No me siento vulnerable en la calle porque siempre hay gente. Saben que estás aquí y te echan un ojo, por la noche también.

No siempre estoy con alguien. A veces, pero no siempre. Estoy sola. Los fines de semana, cuando la gente viene de los clubes, están borrachos y se drogan, y no pueden dejarte sola. Quieren robarme, cogerme las muletas y esas cosas. Hay veces en que tengo miedo a los hombres, no quiero involucrarme con ninguno. Me gusta estar sola. Hubo un puñado de hombres que me molestaron, pero no intentaron nada. Siempre estoy cerca de la seguridad para protegerme. Simplemente los aparto de mi lado o me alejo de ellos.

Busisiwe Mpotahane (60), los puertos

Me quedo de pie cerca de las máquinas para conseguir unas monedas y pagar el autobus a casa algunas veces. Paso la mayor parte del tiempo aquí y no estoy a salvo. Mi hija solía trabajar en Cambridge, pero perdió su trabajo. Cuando consigo suficiente dinero me voy a casa, de lo contrario tengo que quedarme aquí. Tengo que cuidar a mi nieto también, pero si los policías vienen no se preocupan por mí y no me echan. Nadie me molesta porque soy vieja.

Pretty Tlisa (46) Springfield

He vivido en un jondol (un albergue informal) durante 20 años. Soy trabajadora doméstica, pero sólo dos días a la semana. Cuando no estoy en el trabajo recojo cartón. A algunas personas no les gusta esto, pero a otras no les importa. No puedo estar fuera porque tengo miedo de algunos skotten (tsotsis*). Tengo que confiar en Dios. Mis hijas tienen que volver a casa temprano después de la escuela para que no se haga tarde. También yo tengo que volver a casa antes de que oscurezca, y cuando llego tarde tengo que caminar con alguien. Cualquiera puede venir y romper la puerta, vivimos con miedo.

Rumana Akoob

* Tsotsis es una especie de gangster o criminal local

Fuente: The Daily Vox

[Traducción y edición, Mario Villalba]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- En solidaridad con todas las mujeres que se atreven a hablar alto y claro

- La violación: auténtica pesadilla en Suráfrica

- Una jueza sudafricana blanca afirmó que "la violación es parte de la cultura de los hombres negros"

- Sudáfrica se posiciona en contra de la violencia y el abuso a mujeres y niños

- Progresos y retos para las mujeres en Sudáfrica


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios