En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El Desarrollo Sostenible como única alternativa realista, para África y el mundo, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
Etiópico, por Carolina Grandela Tortuero
...leer más...
El poder de la codicia la presión marroquí, el comercio portugués y el fin del imperio Sonray, por Pablo Arconada Ledesma
...leer más...
Conferrencia : ¡Soldados a sus cuarteles! Hacia una gobernanza política en Nigeria, por Eduardo Carreño Lara
...leer más...
Etiopía una razón para entrar en África , por Alicia Moreno Cámara
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las elecciones legislativas dividen al Congo Brazzaville
...leer más...

Un huérfano zimbabuense aceptado en Oxford lucha por quedarse en el país
...leer más...

Bona Mugabe, la hija del presidente de Zimbabue, en la Comisión de Censura de espectáculos
...leer más...

Ghana y Sierra Leona ratifican un acuerdo de cooperación
...leer más...

Zambia planea construir una nueva capital en el país
...leer más...

Vietnam impulsa el comercio con Medio Oriente y África
...leer más...

La caza furtiva en Namibia enfurece al gobierno
...leer más...

Miles de peticiones llegan a Camerún pidiendo la liberación de tres jóvenes condenados por contar una broma sobre Boko Haram
...leer más...

El Gobierno de Guinea Ecuatorial detiene al Rapero Djamin por su canción a favor de los taxistas
...leer más...

Ordenación episcopal de los tres nuevos obispos de Guinea Ecuatorial
...leer más...

África administrará en 2018 la primera vacuna contra la malaria
...leer más...

El gobierno de Ghana solicitará al FMI ampliar la ayuda financiera
...leer más...

1500 profesionales de la salud ugandeses podrán trabajar en Libia
...leer más...

Un abogado gambiano exige el nombramiento de un vicepresidente en el país
...leer más...

Cosatu prohibe a Zuma hablar en sus eventos
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Africans Rising, La protesta africana se hace global , por Fernando Díaz
...leer más...
Soñando con los ojos abiertos , por Leo Ramos Sierra
...leer más...
Taxis, hombres y el puré, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Una fecha para celebrar, por Chema Caballero
...leer más...
Huir hacia ningún lugar, por Gaetán Kabasha
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Mundo rural africano
15/05/2017 -

El 15 de mayo es el Día del mundo rural, y por tanto del mundo rural africano.

El flujo de la población rural hacia las ciudades africanas es masivo, de modo que en treinta años, más del 60% de la población africana vivirá en las ciudades. Esto conlleva más crecimiento económico pero también el aumento de los suburbios urbanos y de la desigualdad social.

Las migraciones de los pueblos, y de los pueblos africanos ha existido siempre. Actualmente esto movimientos sociales aumentan particularmente dentro del mismo país y dentro del continente africano. Solo un 2% de los migrantes salen de África.

Aunque es difícil hoy tener el número exacto de inmigrantes en el propio continente, África acoge a unos 40 millones de inmigrantes, en su mayoría africanos, mientras que Europa y Estados Unidos reciben a unos 18 millones de sus ciudadanos. Las poblaciones de Malí, Burkina Faso y Níger, naciones de origen más activas, emigran tradicionalmente hacia los países de la costa y con nuevas oportunidades.

Por lo tanto, existe una polarización de movimientos migratorios hacia los países con altos índices de crecimiento económico y/o más estable. Estados como Sudáfrica, Kenia, Nigeria, Ghana, Costa de Marfil, Egipto, y Gabón, acogen a los trabajadores de los países pobres del África subsahariana, vecinos o procedentes de otras zonas del continente.

La emigración africana es, pues, más horizontal que vertical: Costa de Marfil, Nigeria, la RDC, Sudáfrica, Kenia, Botsuana y Zambia siempre han sido y son tierras de inmigración, y han acogido a más inmigrantes africanos que Europa.

El flujo del campo a la ciudad afecta a la población más pobre, especialmente mujeres y niños, que huyen del hambre, la violencia y los abusos. Los núcleos urbanos no tienen la infraestructura para acogerlos.
Solo en Kampala, capital de Uganda, existen unos 11.000 niños-as, en trabajos forzados de todo tipo.

Las personas y familias que abandonan sus tierras ancestrales, lo hacen obligadas por la violencia o la pobreza extrema y no poder asegurar una vida digna a los suyos. Buscan nuevas alternativas en las grandes plantaciones de algodón y café en Uganda, en las explotaciones mineras de la RDC, en la industria de Sudáfrica, etc.

Existen además las migraciones de los pueblos de pastores nómadas: los Karimojong, los Turkana, Massai, los Peuls, etc. que emigran buscando agua y pastos para sus ganados, generando en el proceso serios conflictos con los pueblos agrícolas locales de Uganda, Kenia, Burkina, Mali, Costa de Marfil, etc.

Los agricultores están abandonados por los gobiernos en muchos países del ASS.
Por otra parte, los mismos gobiernos africanos están “presos” de los grandes poderes financieros y sus condiciones de préstamo, como la liberación de mercados e intercambio de productos.

Gran parte de los gobiernos africanos prefieren recibir grandes prestamos con condiciones, aunque esto esclavice a sus pueblos, particularmente las sociedades agrícolas.

En los territorios agrícolas de los países de ASS, los gobiernos no han invertido en la creación de infraestructuras de producción ni en la modernización de la agricultura.
He conocido como los pueblos agrícolas de Uganda Vivian con mayor facilidad y dignidad hasta los años 70, cuando podían producir tanto los propios alimentos como los productos de venta en el mercado, especialmente algodón, café, caña de azúcar, etc.

Desde los años 90, los agricultores ya no pueden vender sus productos de alimentación o exportación, porque los mercados extranjeros han llenado los mercados locales con productos importados, a precio subvencionado. Los gobiernos no invierten en la agricultura, ni protegen en sus mercados a los productos locales.

Solo la unión de los agricultores como de los ganaderos y su compromiso para promocionar y proteger sus productos y mercados, podrá obligar a sus gobiernos a cambiar de política agraria y ganadera.

Van surgiendo movimientos sociales y movimientos agrícolas que reivindican y defienden sus derechos y una política justa de sus gobiernos. Solo la convicción y el compromiso decidido de organizar cooperativas agrícolas y ganaderas, podrán defender y proteger sus productos, derechos humanos y elegir líderes más íntegros. Los buenos cambios siempre surgen de la base.

Cuando los gobiernos africanos se comprometan por su parte a potenciar a sus propios agricultores y ganaderos, por encima de los intereses personales y extranjeros, podrán negociar con fuerza, a nivel internacional e intercontinental, para promover el bien común de sus propios pueblos africanos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios