En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Bakwa magazine: desde Camerún al mundo, por Literafricas
...leer más...
Fallece Max Liniger-Goumaz, reconocido como máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial
...leer más...
South african Quijote (I), por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
La ayuda al desarrollo no frena las migraciones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
África narrada por españoles que han vivido allí décadas, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Entrevistas >

El amante africano de Israel: Paul Kagame, entrevista a Robin Philpot (parte 2/2)
18/04/2017 -

Entrevista a Robin Philpot, autor de "Rwanda and the New Scramble for Africa, from Tragedy to Useful Imperial Fiction (Ruanda y la nueva lucha por África, de la tragedia a la ficción imperial útil).

¿Y cómo se benefician Israel y los Estados Unidos de esa relación especial?

Bueno, hay que ver cómo se estableció esta alianza. En los años 50 y 60, los Estados Unidos tuvieron que debilitar a los estados árabes para promover sus propios intereses, e Israel fue un elemento muy importante de su estrategia. Los estados árabes eran hostiles a Israel, que era un estado colonial altamente militarizado. Muchos de los estados árabes en ese momento -Egipto, Libia, Siria, Irak- trazaban un rumbo independiente, a veces aliado de la Unión Soviética, y los Estados Unidos estaban decididos a impedirles afirmar su independencia.

A finales de los 80, Sudán se estaba convirtiendo en un estado muy fuerte e independiente, opuesto a Israel, y hubo una reunión, organizada por un hombre llamado Roger Winter, que reunió a los dirigentes ruandeses en el exilio que vivían en Uganda, y Yoweri Museveni, el presidente de Uganda entonces, desde que ganó la guerra civil en 1986. EE.UU. nombró al presidente Museveni y a los exiliados ruandeses como nuevos líderes africanos, y los EE.UU. e Israel vieron esto como una forma de contener a Sudán y a otros estados árabes en su patrio trasero.

Ruanda y Uganda podrían ser llamados estados "perro rabioso": están altamente militarizados y sirven como sheriffs a Estados Unidos al tiempo que persiguen sus propios intereses. Quizás recuerdes cuando hubo un alboroto acerca de los abusos de los derechos humanos por el presidente sudanés Omar Al-Bashir en Darfur, y que un militar ruandés, Karake Karenzi, fue enviado a dirigir la misión de paz de la ONU allí, a pesar de que el propio Karake había sido acusado por crímenes contra los derechos humanos.

¿Quién acusó a Karake Karenzi?

Fue el sistema de justicia español y el francés, bajo el juez Brugiére. El juez francés ha cambiado, pero el caso continúa. Cuando Karake Karenzi estuvo al mando de la operación de paz de la ONU en Darfur, ya había sido acusado por crímenes masivos contra los derechos humanos, tanto en Ruanda como en el Congo.

¿Y lo habían hecho porque el ejército de Kagame había matado también a ciudadanos franceses y españoles?

Sí, exactamente. La corte española investigó porque los trabajadores humanitarios y sacerdotes españoles fueron asesinados por las fuerzas de Kagame en Ruanda. También asesinaron a dos sacerdotes de Québec. Y el tribunal francés investigó porque toda la tripulación del avión que fue derribado el 6 de abril de 1994, matando a los presidentes de Ruanda y Burundi, eran ciudadanos franceses. Karake Karenzi fue acusado por Francia.

Justo después de que Estados Unidos y la OTAN bombardearan Libia y exigieran la muerte de Muammar Gaddafi, la Asesora de Seguridad Nacional del Presidente Obama, Susan Rice, voló primero a Libia y luego a Ruanda, donde dijo que habían tenido éxito donde habían fallado en Ruanda. Y Kagame y/o la ministra de Relaciones Exteriores de Ruanda, Louise Mushikiwabo, han sido invitadas a conferencias y foros organizados para abogar por la guerra en Siria para "detener el genocidio". ¿Puedes comentar eso?

Bueno, el subtítulo de mi libro es "De la tragedia a la ficción imperial útil". Lamentablemente, la tragedia en Ruanda se ha utilizado cínicamente para hacer avanzar los intereses de Estados Unidos e Israel y librar la guerra contra Libia y Siria. Y Kagame fue el único jefe de estado africano que apoyó la invasión de Irak en 2003. Se ha lanzado de lleno a la aventura imperial de Estados Unidos.

Cuando los EE.UU. e Israel comienzan a usar la palabra "genocidio", tienes que averiguar por qué la están usando y qué quieren lograr, cómo esperan favorecer de forma cínica sus intereses. Ed Herman ha escrito mucho sobre esto en "The politics of Genocide".

Max Forte, autor de "Slouching Towards Syrte, NATO’s War on Libya and Africa", ha dicho que "Ruanda está en todas partes para el imperialista humanitario".

Sí, por desgracia. Ellos dirán "Ruanda" buscando apoyo a las nuevas guerras imperiales, pero aprovechándose de la ignorancia total sobre lo que realmente sucedió en Ruanda en 1994. Los Estados Unidos dicen "no actuamos entonces, debemos actuar ahora", pero eso es mentira. En el Consejo de Seguridad de la ONU, los EE.UU. se negaron a actuar o a permitir que cualquier otra nación actuara, porque los Estados Unidos, encabezados entonces por el comandante en jefe Bill Clinton, querían que su hombre, Kagame, tomara el poder en Ruanda, sin importar el coste humano. Es por eso que el Secretario General de la ONU, Boutros Boutros-Ghali, me dijo y me repitió: "El genocidio en Ruanda fue 100% responsabilidad de los estadounidenses". La estrategia era controlar todo el área de África Oriental y Central y contener a los estados árabes con la ayuda de los vecinos africanos.

Y eso explica estos amoríos entre Israel y Ruanda que tienen lugar este año, tanto en la conferencia AIPAC como en el evento de los premios Adelson.

Estos enamoramientos ocurren muchas veces cada año, y cada vez que la historia de Ruanda es mezclada y usada como excusa para "intervenciones" que violan la soberanía nacional.

Sí, y cada vez que la gente comienza a cuestionar las intervenciones militares occidentales, los Estados Unidos e Israel creen que pueden ganar el caso simplemente diciendo "Ruanda", pero creo que ese argumento se está empezando a desgastar, porque la gente se ha empezado a preguntar: "Bueno, ¿y qué pasó realmente en Ruanda?". Y cualquiera que realmente se tome su tiempo para darse cuenta no podrá sino concluir, al igual que nosotros, que la historia oficial es una gran mentira.

Ann Garrison

* Ann Garrison vive en Berkeley, California y escribe para el San Francisco Bay View, Black Agenda Report, Black Star News, Counterpunch, Global Research, y Pambazuka News, e informes para Pacifica Radio. Ella puede ser contactada en anniegarrison@gmail.com. En marzo de 2014 fue galardonada con el Premio Victoire Ingabire Umuhoza para la Democracia y la Paz.

Fuente: Pambazuka

[Traducción y edición, Mario Villalba]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- El amante africano de Israel: Paul Kagame, entrevista a Robin Philpot (parte 1/2)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 1/6)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 2/6)

- Conflicto y postconflicto en Ruanda (1990-2017) (parte 3/6)

- La situación de los derechos humanos en Ruanda. La vida después del genocidio”, por Helmut Strizeck


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios