En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Libia no renunciará al acuerdo político firmado en Marruecos
...leer más...

El gobierno de Zimbabue rechaza acciones de la alianza opositora en EE.UU
...leer más...

El Consejo de Seguridad autoriza el apoyo de la ONU a las tropas del G5 en el Sahel
...leer más...

La UA advierte que 6.000 jihadistas del Estado Islámico podrían regresar a África
...leer más...

Taxis acuáticos en la ciudad de Lagos contra el infierno de los atascos
...leer más...

Los gaboneses en Francia se manifiestan contra la participación del Presidente Ali Bongo a la One Planet Summit de París
...leer más...

Un vuelo con 92 deportados somalíes de Estados Unidos regresa tras una escala en Dakar
...leer más...

Tanzania ordena el arresto de las alumnas embarazadas como elemento de disuasión
...leer más...

Suiza devolverá 320 millones de dólares robados por el exdictador nigeriano Sani Abacha
...leer más...

Devolver los 321 millones de dólares de Sani Abacha es un buen comienzo, pero ¿dónde está el resto?
...leer más...

El líder opositor ugandés Norbert Mao, y otros seis parlamentarios, han sido arrestados.
...leer más...

La reina Letizia de España invitada de honor de las mujeres de Casamance
...leer más...

LG en Argelia
...leer más...

El tren de alta velocidad marroquí estará listo para abril de 2018 tras dos años más de espera
...leer más...

Gambia ya tiene su primera estación de televisión privada
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Obiang et alii o cuando los negros aman el sado, por Juan Tomás Ávila Laurel.
...leer más...
El tango, sobre blanco y negro , por Omer Freixa
...leer más...
Senegal ya presume de nuevo aeropuerto , por José Naranjo
...leer más...
Guintche llega a Madrid después de deslumbrar Barcelona, por Wiriko
...leer más...
En el corazón de las tinieblas…, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

-

Mella Márquez, José María

Catedrático de Estructura Económica y Economía del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Madrid. Es autor de un gran número de libros e investigaciones especializadas en su área profesional. En la actualidad ejerce como Visiting Scholar en el Spiritan University College, asociado a la Kwame Nkrumah University of Science and Technology-Kumasi (Ghana), y colabora con el Portal del Conocimiento sobre África de África Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

El hambre en África: ¡otra vez!
29/03/2017 -

Llama poderosamente la atención que haya cinco países subsaharianos (Sudán del Sur, ya declarada, Nigeria, en la región noreste, Etiopía, Kenia y Somalia), más Yemen (que aunque no esté exactamente en la región, está muy próximo y sufre el mismo problema) en riesgo de hambruna y que no sea noticia de primera línea en el mundo. Naciones Unidas considera que aproximadamente 20 millones de personas pueden verse afectadas. Uno se da cuenta, con indignación, que África no existe, es invisible, no importa. Veamos qué es lo que está pasando.

El hambre es una situación en la que las personas no tienen acceso a la alimentación, sufren de malnutrición severa y la muerte puede sobrevenirles como consecuencia. El hambre se transforma en hambruna en el caso extremo de que el hambre provoque una mortalidad masiva y súbita. Los niños menores de cinco años son los principales afectados. El hambre no es un episodio transitorio: afecta a toda una generación. Los niños hambrientos de hoy verán seriamente comprometidas sus capacidades de desarrollo futuras.

¿Cuáles son las causas del hambre y de la hambruna? Son el resultado de un “triple fallo”: el fallo de la producción por una sequía grave o el cambio climático, el fallo de acceso a los alimentos por incapacidad de compra y el fallo político por no hacer frente, nacional e internacionalmente, a una situación de vulnerabilidad extrema, incluyendo la violencia y las guerras.

Frente a esos tres fallos hay respuestas. Una mayor inversión para la producción alimentaria sostenible y disponible todo el año, y para hacer economías más diversificadas y menos sensibles a los desastres naturales; mejoras en el acceso a los alimentos (con infraestructuras de transporte, hidráulicas y nutricionales); y políticas de protección social, basadas en transferencias para la adquisición de comida, y ciudadana, apoyadas en la defensa de los derechos, la seguridad y la resolución de conflictos.

Las políticas de protección social poseen un carácter de ayuda humanitaria, mientras que las dos primeras tienen un carácter de prevención de futuras emergencias.

Cabe advertir que la ayuda humanitaria no es capaz de resolver los problemas de fondo del hambre, porque su función es aliviarla. Está centrada en el corto plazo, es imprescindible, pero no se dirige a las causas. Estos programas de ayuda deberán diseñarse cuidadosamente para controlar sus efectos. Las ayudas en forma de dinero pueden aumentar la demanda de alimentos y los precios locales, con efectos negativos sobre los consumidores, mientras que las ayudas en forma de alimentos tienen efectos adversos sobre los agricultores y los productores pobres.

La guerra en Yemen está en la base del hambre. Somalia sufre los efectos del terrorismo, de la fractura del Estado y de una severa sequía. Sudán del Sur está bajo los efectos de una guerra civil. El noreste de Nigeria se enfrenta al terrorismo islamista de Boko Haram. En fin, Kenia y Etiopía sufren la sequía y el conflicto entre etnias por las tierras verdes.

El premio nobel de Economía Amartya Sen planteó en su día que allí donde hay democracia y respeto de derechos no hay hambrunas. Cierto, aunque en este caso no sólo se trata de un problema de falta de democracia y derechos, sino de algo más grave: del predominio de estados frágiles o fallidos, y en guerra. Como se ha dicho con acierto por parte del Programa Mundial de Alimentos, “en un país en guerra, la alimentación puede ser un arma más”. Y, sin duda, en este caso, lo es.

Estamos ante un problema económico, social y político de enormes proporciones. La catástrofe más grave de la hora presente. La ayuda humanitaria es necesaria, pero insuficiente. Se necesita ir más allá: seguridad alimentaria, lucha contra el cambio climático, Estado de derecho y paz.

José María Mella

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Sudán del Sur se declara víctima de una hambruna

- Un funcionario de la ONU solicita fondos para combatir la hambruna en Sudán del Sur

- La hambruna en Etiopía puede llegar a ser atávica

- Hambruna en África 2017

- La Presidencia advierte sobre la inminente hambruna en Nigeria

- Malawi, Zimbabwe, Etiopía… La hambruna se extiende por África

- La hambruna asola varias regiones ruandesas


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios