En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...

Blog Académico

Noticias
“Liberad al Padre Maccalli”: llamamiento de los líderes musulmanes de Níger
...leer más...

Las mujeres continúan haciendo que Botsuana se sienta orgullosa
...leer más...

Sudáfrica adopta medidas urgentes para impulsar su economía
...leer más...

El presidente de la Asociación de Economía de Zambia pide nacionalizar las minas
...leer más...

Un informe de EE. UU. considera que Sudán es socio en la lucha contra el terrorismo, pero lo mantiene en la lista negra
...leer más...

Trump quiere que España construya un muro en el Sahara
...leer más...

Amnistía Internacional etiqueta a Egipto como una prisión al aire libre para críticos
...leer más...

Las próximas elecciones presidenciales y el uso de las redes sociales de Camerún
...leer más...

Trágico accidente de barco en Tanzania se cobra la vida de más de 200 personas
...leer más...

La Justicia de Kenia levanta la prohibición de la película Rafiki durante 7 días para permitirle ser nominada al Oscar.
...leer más...

El nuevo impuesto en Benín sobre el uso de las redes sociales boicoteado por los usuarios de Internet
...leer más...

Austria anuncia diálogo de la UE con África del Norte para solucionar la crisis migratoria
...leer más...

El hijo del primer presidente de Guinea acusado junto a su esposa en Estados Unidos de "conspiración, esclavitud" y "mentiras al FBI"
...leer más...

Las 10 personas más ricas de Burkina Faso en 2018
...leer más...

La gobernadora de Kharas, en Namibia, pide la preservación de la cultura local
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Arcos y flechas contra los Kalashnikovs de Boko Haram, por Chema Caballero
...leer más...
A las semis de la Confederation Cup, por Pancho Jaúregui
...leer más...
El volcán de Camerún (parte 2), por Gaetan Kabasha
...leer más...
Nuevo comercio de esclavos en África, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Día 15 de septiembre, Día Internacional de la Democracia
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Relación entre política, justicia y democracia, en África y en el mundo.
20/03/2017 -

El candidato conservador francés Fillón, aunque investigado, se niega a dejar su carrera política, para ser fiel a la voz de las bases, de la democracia. En España, como en otros países, muchos políticos buscan justificar su carrera tras el poder, por respeto a la democracia dicen, aunque la justicia legal los siga imputando.

En algunas regiones que buscan independencia unilateralmente, los políticos intentan justificar su proceso por respeto a la democracia, aunque la Constitución del pueblo de momento diga otra cosa.

En varios países africanos, los dictadores en el poder buscan justificar sus mandatos de gobierno, con elecciones aparentemente democráticas, donde suelen recibir más del 90% de los votos emitidos.

Algunos políticos se justifican diciendo que ellos no están por encima de la justicia, pero que la justicia tampoco está por encima de la democracia. Lo que está claro es que la “democracia” se utiliza por demasiados políticos, como la última referencia, con la cual intentan cubrir toda clase de abusos y manipulaciones.

También queda muy claro que tanto "política", como “democracia” e incluso “justicia” son quizás los conceptos más devaluados del vocabulario, y las realidades más pisoteadas por muchos líderes políticos de la actualidad.

¿Cuál es pues la relación más profunda entre política, democracia y justicia?

Hace unos meses, aquí en nuestros locales de África Fundación Sur (AFS), el equipo, con el visto bueno del Patronato, estaba de acuerdo para abrir una ventana que daría al patio interior, para oxigenar la planta baja de los locales, que apenas tiene ventilación. Un arquitecto aclaró que esto no suponía ningún riesgo.

La junta de vecinos estaba de acuerdo, excepto una persona. Como el reglamento acordado dice que el voto para cualquier cambio debe ser unánime, no se pudo abrir la ventana. Argumenté con el presidente que aunque la decisión era “legal”, no me parecía justa, y que mi última referencia no es la ley, sino la ética y el bien común, porque existen leyes aprobadas, que son injustas e inhumanas.

En realidad, la política, la democracia y la justicia social auténticas, caminan juntas y son complementarias, junto con el respeto a la dignidad humana, el bien común, el trabajo digno, la gobernanza responsable y la paz.

Cuando el centro de nuestra visión y compromiso personal y social, son la dignidad humana, el bien común y los derechos humanos, entonces se integran y complementan muy bien la democracia real, la política financiera y la justicia social.

Cuando muchos líderes políticos y financieros buscan su interés y beneficio personal o de su grupo particular, entonces necesitan justificar sus discursos y actividades, con algo públicamente aceptable, como “la justicia”, y en última instancia, “la democracia”, cuando en realidad las dos les importan muy poco.

El papa Francisco nos describe como integrar la política, la democracia y la justicia social, centrándonos en lo que realmente importa a la sociedad: “Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema. La inequidad es la raíz de los males sociales.

La dignidad de cada persona humana y el bien común son cuestiones que deberían estructurar toda política económica, pero a veces parecen solo apéndices agregados desde fuera para completar un discurso político sin perspectivas ni programas de verdadero desarrollo integral…Necesitamos políticos capaces de entrar en un auténtico dialogo que se oriente eficazmente a sanar las raíces profundas y no la apariencia de los males de nuestro tiempo”. A.E. nºs 202-205.

Si esta visión y estos valores formaran el centro fundamental de todo programa político y financiero, resultaría fácil integrar la política con la justicia social y la democracia, para potenciar el desarrollo integral de toda la sociedad.

Fuera de esta perspectiva de la dignidad humana y del bien común, nos quedamos con conceptos devaluados y confrontaciones de ideologías e intereses particulares de los poderosos que buscan imponerse a los demás.

Recordemos las diversas y recientes Propuestas para una economía más justa y humana, como son: la economía solidaria, la economía colaborativa, la economía del bien común y la economía del Desarrollo Sostenible con su 17 objetivos aceptados por 170 naciones en 2015 en la “Agenda 2030”

Es imperativo volver al centro y a la raíz del auténtico humanismo y del desarrollo integral común, para ser capaces de regenerar toda la política económica, las relaciones sociales y los compromisos personales y comunitarios.

Termino con las palabras de Jeffrey Sachs, uno de los mejores economistas de hoy:

“Podemos elegir el futuro. Tenemos una gran responsabilidad. En los centros educativos y en las universidades debemos poner la educación, la innovación y la tecnología para promover un Desarrollo Sostenible. Los políticos y financieros no pueden resolver los problemas. No saben cómo. Solo tienen sus objetivos de corto plazo, pero sin proyecto humano de futuro. Una economía centrada en el bienestar del ser humano, requiere: un crecimiento sostenible, una sociedad inclusiva y un compromiso global”.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios