En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La influencia de la globalización en la cultura sudafricana: La música sudafricana híbrida negra , por Lucía Acosta Hurtado
...leer más...
Aproximación ideológica sobre lo afrovenezolano en la historiografía venezolana : una mirada antropológica por Meyby Ugueto-Ponce
...leer más...
Ocupación del espacio y Usos de los recursos naturales en el Alto Atlás marroquí : el caso de los agro-pastores bereberes Aït Ikkis y el agdal del Yagour. por Pablo Domínguez
...leer más...
Ruanda: Las causas profundas que dificultan el relanzamiento de la agricultura, por Charles Ndereyehe
...leer más...
El Desarrollo Sostenible como única alternativa realista, para África y el mundo, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Embarazadas Cerca de 80 niñas de escuelas secundarias y primarias de Bunda en Tanzania
...leer más...

El Presidente de Sudán, Bashir, elogia la fuerza fronteriza conjunta con Chad
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2017-09-01 / 2017-09-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

34 refugiados burundeses asesinados por las fuerzas de seguridad de la RD Congo
...leer más...

Los sistemas de salud de África occidental deben reforzarse
...leer más...

70.000 desplazados en Etiopía tras los enfrentamientos entre oromos y somalíes
...leer más...

El Comité Interestatal de Control de la Sequía en el Sahel abordó los problemas del uso de la tierra
...leer más...

EE.UU. no dará mas visados a los funcionarios de Guinea
...leer más...

Namibia aclara su voto sobre el ’R2P’ - Responsabilidad de Proteger - en Naciones Unidas .
...leer más...

La basura tecnológica de los países desarrollados infecta la sangre africana
...leer más...

La Comisión Nacional de Derechos Humanos condena la deportación arbitraria de los presos políticos saharauis de Gdeim Izik
...leer más...

La ONU organiza una cumbre de alto nivel contra los abusos y la explotación sexual
...leer más...

25 universidades africanas entre las 1000 mejores del mundo
...leer más...

Museveni habla en la Asamblea de la ONU el martes: 19.9.2017
...leer más...

Los obispos de Togo piden volver a la Constitución de 1992 para resolver la crisis
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Un viaje en el espacio y en el tiempo, por Leo Ramos Sierra
...leer más...
1 de septiembre de 1961: comienza la Guerra de Independencia Eritrea, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
El dibujante Ramón Esono, detenido en Guinea Ecuatorial, por José Naranjo
...leer más...
Lucia Asué Mbomio Rubio reflexiona sobre las mujeres pioneras que se casaron con negros y la identidad mestiza, por Roge Blasco
...leer más...
Nambowa Malua: “Las redes sociales están influenciando enormemente museos y galerías”, por Wiriko
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Cultura >

El nuevo rap sudafricano
02/03/2017 -

En "I want it all", su éxitosa canción de 2012, AKA rapeaba: "He estado corriendo por las calles como Hector Pieterson, con mis Adidas puestas. Dicen que la lucha no es la misma: él trataba de vivir, nosotros de sobrevivir. Pero él era todo cambio y yo soy todo cambio". Ese último "cambio" (change), se refiere, por supuesto, al dinero.

Esas líneas resumen la idea de que la mayoría de los artistas del hip-hop, no sólo los de Sudáfrica, están luchando por una causa, aunque la mayoría de los puristas de esta música no estén de acuerdo. Los raperos de la nueva escuela son criticados por la vieja guardia por sus letras consumistas y su obsesión por la botella.

Mientras que grupos como Prophets of da City esquivaban, literalmente, a la policía del apartheid de los 80 y principios de los 90 debido al contenido político de sus rimas, los raperos de hoy día están luchando por cambiar su estatus económico. Es la nueva lucha para la mayoría de los jóvenes de hoy. Están tratando de salir del barrio y vivir a lo grande, todo lo demás puede venir después.

AKA es claro acerca de sus tendencias políticas: apoya al ANC, pero no en su música. En una entrevista concedida al programa de radio americano Sway in the Morning el año pasado, el rapero reconoció implícitamente que suprimía sus ideas políticas en las canciones. "Si vas demasiado lejos con la política, hay repercusiones políticas", decía. "Tenemos libertad de expresión, pero no jodas al gobierno".

"No joder al gobierno" claramente ha mantenido a AKA a salvo. Estuvo actuando en los mítines de ANC antes de las elecciones municipales el año pasado.

Por otra parte, Cassper Nyovest, rival de AKA, es un artista cuya narrativa refleja a la típica juventud del barrio. A sus 26 años Nyovest es todo un modelo a seguir para sus fans. Posa con su Bentleys y envía imágenes de sus Rolex en las redes sociales a una legión de seguidores que no paran de comentar lo inspirados que se sienten por su éxito.

El rapero ha logrado casi lo impensable: fue el primer músico sudafricano que ha conseguido llenar el Northgate Dome y el Orlando Stadium. Sus dos discos han conseguido el platino y ha colaborado con raperos americanos consagrados, como The Game o Talib Kweli, entre otros.

Puede que Nyovest no rapee sobre la supremacía blanca, el patriarcado o cualquier otra atrocidad a la que la actual generación se enfrenta, pero es consciente de que, como hombre negro, nació en un mundo que le prepara para el fracaso. Aunque no lo diga de manera explícita.

En "Cold Hearted", canción de su álbum debut Tsholofelo, Nyovest se baña en su éxito y reflexiona sobre los retos de su nueva vida. "Estamos escupiendo el racismo fuera del país, estamos follándonos a esas perras blancas, new age del apartheid".

Aquí Nyovest, al igual que AKA, reivindica esta nueva lucha: el dinero y el éxito personal constituyen la base de las nuevas causas por las que la juventud está luchando. La letra puede ser misógina, pero en el contexto de una niña negra pobre de Mafikeng, "follarse a mujeres blancas" equivale a éxito, cosa que también es una problemática aparte.

Esto no quiere decir que los raperos modernos sean complacientes con el status quo. Artistas como Reason, Stogie T (antes Tumi) y Zubz, como algunos otros, han rapeado largo y tendido sobre racismo y similares.

Por ejemplo, Stogie T dice en la primera canción de su último disco: "Estamos en esto porque quiero la tierra, necesito una casa y tierra. Penny Sparrow lo que necesita es irse a tomar por culo de Francia, por ser tan acogedora mientras nosotros vociferamos".

Pero el tema común a las letras de rap es la lucha por la independencia económica en un país en el que la mayoría de la gente negra todavía lucha por su propia economía individual. Las referencias históricas en las canciones muestran que los raperos de Sudáfrica no ignoran voluntariamente la situación actual.

Blakez, también conocido como "Steve Biko with a mic", canta en su single "Hush": "Soy un joven negro que ve dinero diariamente. Esto me convierte en una pesadilla para un racista". Ecos de una victoria conseguida contra un sistema que mantiene a los negros arrodillados.

Tal vez la mayoría de los raperos de la nueva escuela en Sudáfrica no pasen a la historia como lo hicieron Prophets of da City con su música de protesta contra el apartheid, pero sí que proporcionan inspiración a una nueva generación de luchadores que persiguen el dinero y el éxito como forma de libertad.

En palabras de Nasty C: "Mira la mierda que hacemos y motívate".

Fuente: Mailguardian

[Traducción y edición, Mario Villalba]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- “Rap, jóvenes y violencia. De una lectura colonial a lo postcolonial”, por Omer Freixa

- Tina, el rap gabonés en femenino

Entrevista al músico gabonés Jean Bruce: “Intentamos mostrar la parte alegre de África”

Negro Bey : “Todo lo que va mal lo digo en mis canciones”


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios