En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Iniciativas de la iglesia en Burundi para dar asistencia a la minoría étnica Batwa, los pigmeos olvidados
...leer más...

España se asegura el suminisrtro de gas argelino para los próximos doce años
...leer más...

Ghana primer país de África subsahariana en eliminar el tracoma
...leer más...

Kakuma alberga el primer TEDx Talk en un campo de refugiados
...leer más...

El ministro de Educación de Burkina Faso urge a actuar en el sistema educativo
...leer más...

Doble asesinato en una mezquita de Sudáfrica
...leer más...

Iniciada la segunda fase de geolocalización de pesqueros senegaleses
...leer más...

La Iglesia Episcopal de Sudán del Sur pone en marcha una estación de radio en la ciudad de Bor
...leer más...

Un ugandés gana el premio África por desarrollar una prueba de malaria sin sangre
...leer más...

La policía de Maridi advierte a los ciudadanos sobre el intento de suicidio
...leer más...

Desciende la inflación en Nigeria tras dos años de alza
...leer más...

El gobierno de Tanzania impone duras condiciones a los sitios webs
...leer más...

La crisis humanitaria de Malí se agrava con la sequía y la desnutrición
...leer más...

Crisis del agua en Sudáfrica: levantado el estado de desastre natural
...leer más...

¿Argelia en transición?
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Patxi Zubizarreta ¡Corre, Kuru, corre!, por Roge Blasco
...leer más...
El fútbol ghanés al borde del colapso, por Chema Caballero
...leer más...
CAN Femenina: Clasificadas definidas, por Francisco Javier Jáuregui
...leer más...
‘Aquarius’: Una decisión con muchas aristas, por Peio M Aierbe
...leer más...
Una verdad incómoda, Pedro I el salvador y La Balsa de la Medusa, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

Guinea Ecuatorial: ¿Por qué su población es tan pobre si es uno de los países africanos más ricos?
27 de enero de 2017

Las discusiones de la Unión Africana sobre la pobreza nunca se han centrado en Guinea Ecuatorial, un país pequeño pero rico en petróleo que tiene el mayor ingreso per cápita del continente. Pero con su ministro de Relaciones Exteriores, Agapito Mba Mokuy, en busca de la presidencia de la Comisión de la Unión Africana, vale la pena preguntarse por qué la nación del África central ha hecho tan mal el desarrollo social a pesar de la innegable riqueza del país.

En 2015, el año más reciente del que hay datos, tan sólo uno de cada cuatro recién nacidos en Guinea Ecuatorial fueron vacunados contra la poliomielitis y el sarampión y uno de cada tres de la tuberculosis, siendo uno de los indices más bajos del mundo. La esperanza de vida y la mortalidad infantil están por debajo de la media del África subsahariana. Aproximadamente la mitad de la población carece de acceso al agua potable.

En 2012, alrededor de cuatro de cada diez niños guineanos de seis a 12 años no estaban escolarizados, muchos más que en los países africanos con menos recursos per cápita. La mitad de los niños que empiezan la escuela primaria nunca la completan y menos de la cuarta parte va a la escuela media.

Parte de la razón por la que los indicadores de salud y educación de Guinea Ecuatorial a menudo se quedan muy por detrás de sus vecinos mucho más pobres es la gran fortuna personal que los altos funcionarios del gobierno han acumulado durante el auge petrolero y por cómo el país invierte o no invierte en sí mismo .

Los gastos en el extranjero por parte del hijo del presidente Teodoro Obiang Nguema han desencadenado investigaciones de lavado de dinero que han descubierto una montaña de corrupción sistémica en todo el país.

Aunque hay muchas maneras en que los funcionarios desvían la riqueza petrolera pública, los proyectos de infraestructura pública parecen ser un importante factor de corrupción. El gobierno destina casi todos sus ingresos petroleros a proyectos de construcción y, a menudo, otorga estos contratos a empresas que son al menos parcialmente propiedad de funcionarios de alto nivel, incluido el presidente. Los informes del Fondo Monetario Internacional y las entrevistas de alto nivel realizadas a lo largo de una investigación estadounidense sobre el blanqueo de dinero muestran que los conflictos de intereses supuestamente llevan a inflados precios contractuales e inversiones dudosas en proyectos de "elefante blanco" con cuestionable valor social.

El gobierno, indefendiblemente, insiste en que no hay conflictos de interés cuando los altos funcionarios se benefician del Estado. Pero la gente del país paga caro por este auto-trato, ya que el gasto estratosférico en infraestructura deja poco para la salud y la educación.

Los presupuestos del gobierno no son públicos y no rastrean el gasto en salud y educación, por lo que sólo se dispone de datos selectivos en los informes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial. Pero aquí está lo que sabemos. Entre 2009 y 2013, Guinea Ecuatorial recibió un promedio de 4.000 millones de dólares anuales en ingresos petroleros, y gastó 4.200 millones de dólares en carreteras, edificios y aeropuertos. Datos del FMI muestran que en 2011 gastó sólo 140 millones en educación y 92 millones en salud. En 2008, el único año para el cual se dispone de esos datos, gastó 60 millones en educación y 90 millones en salud, según el Banco Mundial.

En general, el gobierno gasta alrededor de 80 de cada 100 dólares en su presupuesto de infraestructura y de 2 a 3 en salud y educación.

Estos presupuestos irresponsables están en contradicción con el modelo de desarrollo defendido por la Unión Africana, que prioriza el gasto en salud y educación. En comparación, los gobiernos africanos gastan colectivamente una mayor proporción de sus presupuestos en la educación que cualquier otra región del mundo, 1 de cada 5 dólares, o el doble de lo que gasta la mayor parte de la Organización Europea de Cooperación y Desarrollo Económicos Educación, según un informe. Uganda y Tanzania gastan casi un tercio de sus presupuestos en educación, Ghana gasta una cuarta parte y Camerún y Gabón gastan 16 dólares de cada 100 dólares según un informe del Banco Mundial de 2010.

El caso extremo de Guinea Ecuatorial muestra que ni la Unión Africana ni nadie más puede erradicar la pobreza y promover un crecimiento inclusivo, el primer objetivo del plan de la Agenda 2063 de la UA, sin abordar la corrupción. La UA debe fortalecer su Consejo Asesor sobre Corrupción y presionar a los países que no han firmado la Convención de la UA para Combatir la Corrupción, como Guinea Ecuatorial, para hacerlo.

Tal vez la verdadera tragedia sea que, después de haber ganado miles de millones en riqueza petrolera durante las últimas tres décadas, se espera que las reservas de petróleo de Guinea Ecuatorial se agoten para 2035. A menos que se encuentren nuevas reservas, los ciudadanos comunes podrían quedarse atrás a pesar de su enorme riqueza. El reloj está corriendo.

Daniel Bekele director de Africa Advocacy de Human Rights Watch.

(Traducción y edición: Marta de la Mata)

Artículos relacionados:

Guinea Ecuatorial único país de la CPLP en recesión

Informe Mundial 2017 de HRW sobre Guinea Ecuatorial

El hijo del presidente de Guinea Ecuatorial es citado a juicio en Francia


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios