En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El primero de septiembre elecciones legislativas en Mauritania
...leer más...

Dimite el jefe de la policía de Gambia por la muerte a tiros de tres manifestantes en la aldea de Faraba Banta
...leer más...

19.200 toneladas de café exportadas desde Mayombe, en Congo RDC
...leer más...

16.000 desplazados desde enero por la inseguridad en la frontera entre Malí y Niger
...leer más...

Somalilandia libera a un monarca
...leer más...

Las aerolíneas africanas encabezan la nueva lista negra de la Unión Europea sobre seguridad aérea
...leer más...

La misión angoleña de Lukula-Nzenze celebra sus 125 años
...leer más...

El presidente de Costa de Marfil anuncia medidas inmediatas tras las inundaciones que causaron 20 muertos
...leer más...

La policía de Gabón arresta a 5 nigerianos que transportaban cannabis
...leer más...

Incitación a la violencia de género desde las redes sociales en Argelia
...leer más...

La Exposición Internacional de Empleos y Oficios de Burkina Faso
...leer más...

Trescientos cuarenta casas MIBA confiscadas por los jubilados de esta empresa
...leer más...

El norte de África a la vanguardia en Objetivos de Desarrollo según la UA
...leer más...

Marruecos confirma resultados de bachillerato para el 22 de junio
...leer más...

El ayuntamiento de Akanda y Airtel Gabon cooperan para difundir un mensaje en defensa del media ambiente
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Un árbol que podría regenerar las zonas áridas de África. por Bartolomé Burgos
...leer más...
Belgrano, mucho más que el creador de la bandera, Omer Freixa
...leer más...
Una vuelta por Kinshasa
...leer más...
Alex Ikot: de Guinea Ecuatorial al mundo, por Afribuku
...leer más...
Patxi Zubizarreta ¡Corre, Kuru, corre!, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

La Revolución Ética.
16/01/2017 -

La indignación ciudadana está tocando fondo, debido a: una gestión irresponsable del poder y de recursos, acaparamiento de tierras y de minerales, desempleo, corrupción, tráfico de personas, abandono de los refugiados, violencia contra las personas más vulnerables, en África, en Europa y en todo el Planeta. También los medios de comunicación obedecen a intereses empresariales e ideológicos y son parte del problema.

Cuando vemos cómo los refugiados sufren el duro invierno en tiendas de plástico, en medio de la nieve, cuando sabemos que cada hora desaparece un niño-a migrante en un tráfico infrahumano, cuando conocemos las causas de tanto sufrimiento, nos preguntamos sobre el grado de deshumanización al que estamos llegando en Europa.

La indignación puede llevar a una búsqueda de dignidad, de justicia, de transformación, de transparencia, y de esperanza. Esta indignación exige más ética, es una pasión del alma. Pero la indignación puede también quedarse solo protesta y en ocasiones llegar incluso a la violencia.

En el fondo, la indignación es una emoción que reclama dignidad. En la indignación existe pues un rayo de esperanza. Al mismo tiempo, la crisis global que estamos sufriendo ha propiciado la desesperación de muchos ciudadanos.

La justa indignación es el dolor que experimenta un ser humano al ver la fortuna de alguien que no lo merece. La indignación apunta a la justicia, pero no a cualquier justicia, sino a la justicia distributiva de los recursos existentes.

La solución no consiste tan solo en la ley y el derecho. La ley se debe cumplir y hay que velar porque reine un orden social, pero es necesaria la ética. Sin ética no hay futuro posible, ni a nivel local ni a nivel global, dice Francesc Torralba.

La solución a la injusticia y a la violencia no radica en aumentar los sistemas de seguridad, de vigilancia y de coerción, como se hace habitualmente, sino en analizar las causas profundas de la indignación y del sufrimiento que han causado la crisis actual de refugiados y las protestas de sociedades por las calles.

La indignación es también algo ambivalente. No tiene razón el que más grita, sino el que modula y modera su discurso y su acción.

Se multiplican los comités de ética, las guías de buenas prácticas, las cátedras de ética aplicada. La ética de la responsabilidad es anhelada por todos, porque es un signo de credibilidad, porque genera confianza.

Este clamor en favor de la justicia, la equidad, y la honradez contiene una dosis de esperanza. En el fondo, estamos faltos de una revolución espiritual, la más decisiva y fundamental de la historia: la transformación de la conciencia personal y colectiva. Una revolución así depende no de los políticos o financieros sino de los ciudadanos.

El autor de la “Revolución ética” (2016), nos presenta un futuro con ética, la ética como la gran oportunidad. Analiza la alianza entre ética, política y economía.

Nos habla de un consumo responsable, y de una revolución del corazón. Analiza la crisis como una oportunidad de valores y movimientos sociales emergentes y nos habla del Planeta como un patrimonio que no nos pertenece. En fin, nos explica que la ética es o debe ser el centro de la vida personal y social, para terminar con un decálogo para un nuevo mundo.

En la misma raíz de la ética se encuentra la visión misma de la vida, de los demás y de los abundantes recursos del Planeta.

¿Nos consideramos dueños y propietarios absolutos de la vida propia o ajena y de los recursos del Planeta, o nos vemos más bien como gestores responsables de estos abundantes dones: la vida propia, las otras personas y los recursos del Planeta?

Si intentamos construir un nuevo mundo a nuestra medida, solo con el lucro, la ciencia y la tecnología, seguiremos construyendo nuevas “torres de Babel” o “Trump towers”, que crean conflictos, desigualdad y desconfianza.

Para construir un desarrollo sostenible con Trabajo, Techo y Tierra para que todos vivan con dignidad, necesitamos mirarnos como miembros de una familia humana y ser administradores sabios y responsables de los abundantes recursos que hemos recibido, para nosotros, las personas que hemos descartado y para las generaciones futuras.

Si queremos compartir con los demás los recursos disponibles de forma equitativa, y vivir reconciliados en armonía, nos beneficia también la sabiduría del Evangelio y la inspiración de la Fe para mirarnos y relacionarnos como miembros de una misma Familia.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios