En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Uganda
...leer más...
Impacto de la ayuda oficial para el “desarrollo” en África: ¿Habrá luz al final del túnel?, por Jesús Carabali
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : República Democrática del Congo
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Etiopía declara el estado de emergencia para luchar contra el COVID-19
...leer más...

El Ejército Nacional de Libia abate a 15 soldados del Gobierno de Acuerdo Nacional
...leer más...

Cabo Verde sin nuevos casos de COVID-19 en los últimos cuatro días
...leer más...

El presidente de Zambia desea una pronta recuperación al Primer ministro británico
...leer más...

Aumento del precio del pan en la República del Congo
...leer más...

El jefe de Gobierno tunecino recibió a los oficiales que lideraron la operación antiterrorista de Hassi El frid
...leer más...

Salarios suspendidos en Burkina
...leer más...

Los editores de Liberia piden al gobierno que pague la deuda contraida con los medios de comunicación
...leer más...

Grupo de derechos pide la reapertura del Parlamento en Lesoto
...leer más...

Los ahorros de la CEMAC: Efecto directo del COVID-19 Parte 3/3
...leer más...

Marruecos detecta irregularidades en la calidad y precios de los alimentos
...leer más...

El Gobierno de Liberia aboga por situar “la integridad en el centro de la educación”
...leer más...

El norte de Nigeria toma medidas contra el COVID-19
...leer más...

Taoufik Makhloufi y Walid Bidani homenajeados por sus logros en los Campeonatos del mundo de atletismo y de halterofilia
...leer más...

El presidente de Níger firma un decreto que establece un Fondo de Solidaridad para la lucha contra el COVID-19
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
COVID-19 en Colombia: un mes de evolución, por Licenia Salazar
...leer más...
Aluvión de noticias falsas en África sobre el COVID-19, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Fanta Traoré y la diáspora africana, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Arte, por Ika Oliva Corado
...leer más...
Ángel Fernández vuelve con sus amigos tuaregs después de 10 años, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

Las economías más potentes de África en 2017
13 de enero de 2017

La dificultad endémica de los precios de productos básicos para recuperarse de un modo significativo, y la desaceleración de la economía global, especialmente en China y en otros mercados emergentes, hicieron de 2016 un año errático para muchas economías africanas. Más aún, “el peor año para el crecimiento económico medio” en la región en más de 20 años, según un informe de Ernst & Young.

En línea con esta tendencia, diferentes dinámicas en las mayores economías del continente hicieron con que Nigeria cayese en la recesión, mientras que Sudáfrica apenas consiguió un anémico crecimiento del 0,2 por ciento en el tercer trimestre. De cara al futuro, los países que han diversificado sus economías, acentuando las infraestructuras energéticas y promoviendo la industrialización, estarán en mejor posición para enfrentar los desafíos presentes, y para terminar con éxito el 2017.

Como Aubrey Hruby y J.Peter Pham lo mostraron en su informe del año pasado, los países que dependen fuertemente de la exportación de un par de productos para sostener su crecimiento económico han sufrido, como resultado del traspié de las economías emergentes y de sus efectos paralizantes, tanto en términos de demanda de sus productos como en la disponibilidad de financiación para sus grandes infraestructuras y otros proyectos de desarrollo.

Nigeria, el país más poblado de África, que sólo consiguió el primer puesto entre las economías africanas hace tres años, se encuentra en dificultad no sólo por los bajos precios del petróleo, sino que también por la baja producción del mismo, debido a los actos de sabotaje de grupos militantes en la región petrolífera del Delta del Níger. En un cierto momento en el curso del año pasado la cantidad de petróleo bombeado descendió casi al nivel más bajo en las tres últimas décadas. El resto de la economía en el gigante de África quedó básicamente estancada, victima, por partida doble, de la malograda política monetaria del gobierno y de la incapacidad del presidente de la administración, Muhammadu Buhari, para abrir nuevas perspectivas en el conjunto del clima de negocios del país, como lo muestra la abismal clasificación de Nigeria en el puesto 169 entre 190 países, según el análisis del Banco Mundial sobre el clima de negocios en 2017.

Angola se adelantó a Nigeria al comienzo del año pasado convirtiéndose en el mayor productor de petróleo de África, gracias en parte a los problemas de Nigeria con los grupos insurrectos. Pero este factor fue menos importante que los precios deprimidos de los hidrocarburos.

Con la inflación estimada en un 45% en 2016, mientras que la moneda del país, el kwanza, perdió cerca del 20 por ciento de su valor en el mismo período, las oscuras perspectivas del país cara al nuevo año se añaden a la incertidumbre causada por el anuncio del eterno presidente, José Eduardo dos Santos, de retirarse al final del presente año. Las elecciones están previstas para el mes de Agosto.

Igualmente, la pesada dependencia de Argelia de la exportación de productos energéticos hizo que el crecimiento perdiese ímpetu, descendiendo a un 3,6% en 2016, mientras que el Banco Mundial prevé que bajará todavía más en 2017. Los bajos precios del petróleo tendrán un fuerte impacto en las finanzas del estado, con el consecuente aumento de la inflación y del desempleo. La moneda nacional, el dinar, se ha desvaluado en un 20% en los dos últimos años. El presupuesto de 2017, firmado por el octogenario presidente Abdelaziz Bouteflika a finales de diciembre, ha subido los impuestos para compensar por los decrecientes ingresos obtenidos de los hidrocarburos, lo que sugiere que el alto gasto público, que permitió al régimen sortear la llamada “primavera árabe”, ya no es posible.

Aunque Sudáfrica se libró al final del año de ver su posición crediticia degradada por Standard & Poor, se quedó en el BBB, justo un palmo encima de la posición “basura”. Moody abrió el año 2017 colocando al país en la tendencia a la baja, un hecho que sirve de aviso a los inversores, algunos de los cuales tienen compromisos fiduciarios, que les impiden hacer negocios en países con la calificación “basura”. Además, los numerosos escándalos de corrupción alrededor de la persona del presidente, Jacob Zuma, han dividido al partido en el poder, el Congreso Nacional Africano (ANC), ya debilitado por el aparatoso fracaso en las elecciones locales y municipales de 2016, aumentando la volatilidad política que sabotea la confianza de los inversores, justo en el momento en el que el país reconquista su título de mayor economía de África.

A pesar de su riqueza en recursos naturales, tanto en minerales extraíbles como en potencial de energías renovables, sin contar con el inmenso capital humano de su población, la República Democrática del Congo tendrá que hacer cara a un año económicamente difícil. Aun contando con un acuerdo político de última hora, impulsado por los poderosos obispos católicos del país, que debería preparar el camino a las elecciones presidenciales antes del fin de 2017, la decisión de Joseph Kabila de violar la constitución y de continuar en el poder más allá del 19 de diciembre de 2016, fijado por la ley, lanza una gran sombra sobre el cuarto país de África en población y el mayor país en extensión en el África Subsahariana.

AllAfrica

[Traducción, Jesús Zubiría]


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios