En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los mozambiqueños cansados de la guerra anhelan abandonar el refugio de Malaui
...leer más...

Parlamentarios del Reino Unido estiman la retirada rápida de la UNAMID pone en peligro a Darfur
...leer más...

Piratas secuestran a 12 personas de un buque de carga suizo frente a las costas de Nigeria
...leer más...

Los refugiados instan a las partes beligerantes de Sudán del Sur a implementar el acuerdo de paz
...leer más...

El ANC de Freestate se aleja de la lista de Zuma
...leer más...

La asociación de fútbol de Nigeria elige a Amaju Pinnick como presidente
...leer más...

Los reclusos de la prisión de Torit denuncian la falta de alimentos y agua
...leer más...

“Liberad al Padre Maccalli”: llamamiento de los líderes musulmanes de Níger
...leer más...

Las mujeres continúan haciendo que Botsuana se sienta orgullosa
...leer más...

Sudáfrica adopta medidas urgentes para impulsar su economía
...leer más...

El presidente de la Asociación de Economía de Zambia pide nacionalizar las minas
...leer más...

Un informe de EE. UU. considera que Sudán es socio en la lucha contra el terrorismo, pero lo mantiene en la lista negra
...leer más...

Trump quiere que España construya un muro en el Sahara
...leer más...

Amnistía Internacional etiqueta a Egipto como una prisión al aire libre para críticos
...leer más...

Las próximas elecciones presidenciales y el uso de las redes sociales de Camerún
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Ramos Sierra, Leo

Leonildo (Leo) Ramos Sierra nación en la ciudad suiza de Lucerna en 1.972 .

Sacerdote diocesano de Salamanca destinado en Zimbabue como asociado del IEME, el Instituto Español de Misiones Extranjeras. Llegó a Zimbabue el 26 de julio de 2016 trabaja en la diócesis de Hwange. Vive en una población de unos 3.000-4.000 habitantes llamada Binga, junto al lago Kariba, a lo largo del cual se encuentran los tongas, pueblo bantú que también vive en el fue de Zambia y, en menor medida, en Mozambique

Se define como Buscador de preguntas y de respuestas. De vida y de plenitud. Buscador del hombre. Buscador de Dios. y tabién en su blog Mwapona.com

Ver más artículos del autor


Kulindila: sé paciente y espérame, por Leo Ramos Sierra

11 de enero de 2017.

Cuando tienes que empezar de cero en una cultura totalmente distinta a la tuya de origen hay una palabra que está en el top de las palabras que aparecen continuamente en tu vida en ese momento, ya sea porque te la repites tú continuamente ya porque te la dicen los demás. Esa palabra es “paciencia”. Paciencia para aprender, paciencia para escuchar, paciencia para entender… Paciencia para todo. Pero es que soy muy impaciente. Y la gente me dice: “Padre, tiene que ser más paciente, todo llegará… Poco a poco”. “Ya, pero es que yo quiero que sea ya”, les respondo.

"Ésta es la comunidad de Chininga, que tuvo conmigo toooooda la paciencia del mundo conmigo y supo esperarme, adaptarse a mi ritmo y mis necesidades."

Aún recuerdo cuando, hace unos meses, estuve en Chininga viviendo acogido por una familia para aprender, además de tonga, algo de sus costumbres y cultura. La verdad es que no sólo fue la familia sino toda la comunidad de católicos (y no católicos) que estaban por allí los que me acogieron. Siempre con múltiples detalles: repitiéndome las cosas todas las veces que hiciera falta, mostrando gran comprensión cuando metía la pata si a lo mejor hacía algo que no era propio… Todos mostraron gran paciencia conmigo.

El último día hicieron una fiesta de despedida en mi honor y decidí escribir unas palabras de acción de gracias con mi pobre tonga, entonces más pobre aún que ahora. Yo quería agradecerles todo lo pacientes que habían sido conmigo, pero no sabía cómo se decía en tonga “ser paciente”. Total, que pregunté, y una de la maneras, según los contextos, es “kulindila”. Cuál fue mi sorpresa al ver después en el diccionario que tenía en casa que “kulindila”, literalmente significa “esperar por”, que es, seguramente la acepción primera de este término.

Así pues, cuando yo les di las gracias a la gente de Chininga por haber tenido tanta paciencia conmigo, les estaba dando las gracias porque me habían esperado. Realmente me resulta sugerente que estas dos ideas, ser paciente y esperar por alguien, se encuentren resumidas en un solo concepto, “kulindila”. Y francamente, creo que es un acierto, ya que ser paciente conlleva una espera; no puede ser de otra manera.

Es como el padre, o la madre, que lleva al hijo pequeño de la mano, y éste, no pudiendo seguir sus pasos, se queda para atrás, se para, tira de la mano de su progenitor… Y éste, como sabe que la criatura no puede ir tan rápida, aminora el paso, en ocasiones se para… lo que sea, para que los dos puedan ir juntos.

Me parece que ésta es una bonita palabra que puede usarse y ponerse en práctica en diferentes campos en la vida. El primero y, a lo mejor, el más importante, es la vida de uno mismo. Qué difícil es esperarse a uno mismo, respetar el ritmo que uno tiene, y no el que le marcan los demás, ser paciente con los propios limitaciones y errores… Pero imaginemos también un sistema educativo en donde el maestro observa el punto de partida de cada cual y desde ahí, con mucha paciencia, trabaja para ayudarle a dar el máximo. O llevado al ámbito de la Iglesia: una evangelización donde, antes de anatemizar a nadie, nos ponemos en su lugar, escuchamos, comprendemos, esperamos y caminamos a su lado. Es decir, procesos personales y no proyectos… Todo esto es paciencia y espera por alguien o, lo que es lo mismo, “kulindila”.

Para quién quiera escuchar el post

Original en : Testigo en Zimbabue



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios