En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...
La influencia de la globalización en la cultura sudafricana: La música sudafricana híbrida negra , por Lucía Acosta Hurtado
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mugabe aparece en público; los líderes cristianos de Zimbabue piden un gobierno de unidad nacional
...leer más...

11 turistas muertos en accidente aéreo en Tanzania
...leer más...

El líder de la Hermandad Musulmana de Egipto pierde el recurso de cadena perpetua
...leer más...

Ruanda anuncia un régimen global sin visados ​​a partir de enero de 2018
...leer más...

Empieza la cuenta atrás para el lanzamiento del primer satélite angoleño
...leer más...

900.000 personas no han podido inscribirse en las listas electorales de Madagascar por falta de documentación
...leer más...

Según la FAO aumenta a 224 millones de personas la malnutrición en África,
...leer más...

Una impresionante marea humana contra Faure Gnassingbé en las calles de la capital de Togo, Lomé
...leer más...

Isabel dos Santos cesada como presidenta de Sonangol por el Presidente de Angola
...leer más...

La mayor plataforma de televisión de África atraviesa dificultades crecientes de libertad de expresión y censura
...leer más...

Los aliados de Grace sacados de la mansión Borrowdale de Mugabe y detenidos
...leer más...

La tradición africana de la dote impugnada en Zimbabue
...leer más...

El ministro de Defensa tunecino advierte que islamistas armados preparan una incursión en el país desde Libia
...leer más...

Tensión en Zimbabue, los militares entran a la capital
...leer más...

Elecciones en Somalilandia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El porqué de una filosofía africana, por Omer Freixa - Afribuku-
...leer más...
Guinea Ecuatorial, partidos políticos y elecciones fantasmas, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
No soy negro, soy coloured, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
El Dengue: ¡La Bella Kudugu llora sus muertos!, por Maurice Oudet
...leer más...
África, la eterna promesa , por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Movimientos feministas etíopes y el papel del Colectivo Setaweet
22/12/2016 -

¿Existe en Etiopía un movimiento feminista organizado? La respuesta es sí, aunque su rendimiento ha sido contradictorio. A no ser que se adopten medidas deliberadas, conscientemente sostenidas y estratégicas a nivel de creación de instituciones, asignación de recursos y liderazgo, la igualdad de género puede tardar otros 100 años en lograrse. Un movimiento de mujeres fuerte es indispensable para alcanzar el cambio.

Al hacer la investigación para este artículo, me encontré con los problemas habituales de no encontrar materiales adecuados para proporcionar los antecedentes. Además, hallé lo que sólo puedo describir como un desdén para el feminismo en general. Todos los artículos y libros que encontré fueron o una reacción a los horribles incidentes que les suceden a las mujeres en Etiopía, como la violación en grupo de Hana Lelango; el pequeño número de casos de ataques con ácido difundidos; o las críticas al feminismo, argumentando que está destruyendo la cultura etíope. Sin embargo, me encontré con un artículo en el que se hacía la pregunta de la cual todos queremos obtener respuesta. Este autor escribe:

“El liderazgo feminista es un tema de gran preocupación en Etiopía donde las mujeres educadas parecen estar obligadas a librar batallas individuales para sostener sus propias agendas sobre su emancipación. Siendo manipuladas por el discurso sobre “la pregunta de la mujer” dirigido por el Gobierno, muchas fracasan a la hora de elaborar un discurso independiente. ¿Qué les está reteniendo? ¿Podría ser su composición ideológica la que está influenciada por el Estado y el adoctrinamiento religioso? ¿O tal vez sus propias diferencias son las que no dejan comprender de qué trata el liderazgo feminista? “(Seble Teweldebirhan: El Movimiento de las Mujeres Etíopes Necesita una Nueva Estrategia. 11 de enero de 2012, en: ezega.com).

Antes de pasar a las necesidades del liderazgo feminista, debemos investigar la historia de los movimientos feministas etíopes. ¿Ha tenido Etiopía un movimiento feminista organizado? En caso afirmativo, ¿cuál fue su enfoque y cómo lograron sus metas? En caso negativo, ¿por qué no? ¿Qué detuvo a las mujeres? ¿La ausencia de un movimiento feminista organizado nos impide alcanzar la igualdad? Para poder entender realmente cómo se sintieron las mujeres de la generación anterior, decidimos acudir a las fuentes originales. Preguntamos a las políticas notables, artistas, organizaciones por los derechos de las mujeres, miembros del movimiento estudiantil etíope, etc. Estas mujeres están ahora en lo mejor de sus vidas y sus historias son una inspiración para todas nosotras.

He encontrado respuestas variadas de estas mujeres, pero son un eco del mismo mensaje sobre la existencia de un movimiento feminista etíope. El feminismo puede tener un significado diferente para cada persona, pero cuando tomamos la definición utilizada por la defensora de los derechos de la mujer, Meaza Ashenafi, feminismo significa: “mirar el mundo a través de los ojos de las mujeres y tomar una acción disruptiva para empoderar a las mujeres y cambiar el desequilibrio de género en la sociedad en cualquier esfera de la vida”.

Los movimientos feministas crecen a diferentes ritmos en los diferentes países dependiendo de la historia, la cultura, la economía, el progreso social y otros factores relacionados. Sin embargo, el feminismo en Occidente fue cooptado por las voces más fuertes y por los que quisieron usarlo para desacreditar todo lo que se ha hecho por las mujeres y los hombres alrededor del mundo. Por eso, debido a la sensibilidad cultural de Etiopía, el feminismo se ha asociado con la percepción patriarcal del movimiento como “quema sujetadores, hombre que detesta a los hooligans”, según lo definido por un amigo mío. Lo cual puede ser tomado como una razón del lento ritmo de crecimiento de los movimientos feministas en Etiopía.

Sin embargo, a lo largo de los años, las mujeres etíopes se han organizado en torno a diversos temas económicos, sociales y políticos para traer cambios positivos y han recorrido un largo camino para lograr progresos en la reforma política y jurídica, en la educación y la salud, en la participación política y económica y en la promoción y protección de los derechos. Así que la respuesta a si hemos o no organizado movimientos feministas es, sí. Como defensora de por vida de los derechos de la mujer me digo: “puede que no nos hayamos llamado feministas, debido al estigma asociado con el término, pero siempre estuvimos ahí, haciendo la pregunta de las mujeres, pidiendo ser incluidas”.

Las mujeres etíopes han organizado movimientos desde los años treinta. Pero, a pesar del progreso, los desafíos persisten y el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género está aún lejos. El ritmo lento del cambio es causado por varios factores y por la falta de un movimiento feminista fuerte o la dificultad de sostener los que han surgido. Desafortunadamente, los cambios sociales, como la igualdad de género, vienen progresiva y gradualmente.

Sin embargo, a menos que se adopten medidas deliberadas, conscientemente constantes y estratégicas a nivel de creación de instituciones, asignación de recursos y liderazgo, la igualdad de género puede tardar otros 100 años en lograrse. Por esta razón, los fuertes movimientos de las mujeres son un “perro guardián” indispensable para catalizar el cambio.

La Asociación Etíope de Abogadas (EWLA, por sus siglas en inglés) y la Red de Asociaciones de Mujeres Etíopes (NEWA, por sus siglas en inglés) son dos de estas organizaciones “perro guardián” que surgieron en el punto álgido de la discusión política en Etiopía, a partir de 1991. En el momento en que las asociaciones fueron decisivas en la creación de la conversación política, que se convirtió en el catalizador de cambio para la revisión de la Ley de la Familia de Etiopía, el sistema de justicia subrayó el hecho de que las cuestiones de las mujeres habían sido descuidadas desde hace mucho. Como cualquier otro movimiento en Etiopía, las asociaciones operaban en la atmósfera política de su tiempo, con los desafíos y riesgos que entrañaban. Aunque su compromiso político ha sido limitado por varias razones, EWLA continúa proporcionando servicios legales esenciales a las mujeres etíopes y NEWA reúne a las diversas organizaciones de mujeres que operan en el país.

Además de estas organizaciones, hay una nueva asociación de vigilancia comprometida con los derechos de las mujeres en Etiopía: Setaweet. Setaweet, que significa “De la mujer”, fue fundada en junio de 2014 por dos feministas etíopes, Sehin Teferra (PhD) y Billene Seyoum, quienes vieron que las feministas etíopes necesitaban un espacio seguro para reunirse y discutir. El movimiento intenta desafiar las normas sociales y combatir el sexismo en todas las esferas posibles. Dos años en el movimiento han dado lugar a diferentes ondulaciones, y conseguido reunir a mujeres de diferentes estilos de vida con el principio común del feminismo; ha traído a mujeres que, como dijo el autor anteriormente mencionado, “se vieron obligadas a librar sus propias batallas individuales”, y crear conexiones entre las personas.

El movimiento ha estado implicado en diferentes iniciativas que están moviendo la lucha por la igualdad de género en Etiopía una vez más. El primero es el Círculo Setaweet mensual que se reúne el segundo martes de cada mes para discutir temas feministas basados en la investigación. El Círculo está abierto para todos, y las mujeres, incluyendo aquellas que no se identifican como feministas, están invitadas a participar. Estas conversaciones han inspirado muchas iniciativas. Conscientes de que, para que el movimiento feminista tenga éxito, deben trabajar con los hombres, Setaweet organiza una sesión abierta cada tres meses sobre temas que son esenciales para las mujeres y que están abiertos para ambos, tanto para mujeres como para hombres.

Además del Círculo Setaweet, el movimiento lidera diferentes iniciativas para unir a las mujeres. Uno de nuestros proyectos es la campaña “Qey Qemis” (que significa “Vestido Rojo”) que está diseñada para educar y abogar contra la violencia de género. Qey Qemis, una campaña plurianual y multisectorial, involucra a instituciones gubernamentales, empresas privadas y ciudadanos interesados.

Además, Setaweet ha desarrollado un círculo feminista para las escuelas de educación secundaria etíopes. Dirigido a las brechas existentes en la igualdad de género dentro de la educación general, nuestro currículo, altamente interactivo, ayudará a los estudiantes a cuestionar la forma en que practican su feminidad y masculinidad y les ayudará a abordar temas como el privilegio masculino y la mercantilización de la sexualidad femenina. Las actividades de Setaweet son administradas por Setaweet PLC, que se incorporó como una compañía de acciones a mediados de 2016. Además de su participación en el sector público, la compañía proporciona servicios de investigación y capacitación de alta calidad bajo encargo de clientes y ONGs.

En la Etiopía del siglo XXI, aunque no lo parezca hasta que te pongas tus “lentes feministas”, queda mucho por hacer en materia de igualdad de género. Las oportunidades para cambiar el statu quo actual de la desigualdad son interminables, al igual que los desafíos. En un entorno político que actualmente está más preocupado por la paz y la seguridad, con la “agenda de las mujeres” puesta en segundo plano, este es el momento cuando necesitamos movimientos como Setaweet. Es nuestra responsabilidad hacer las preguntas que necesitan respuesta, y recordar a todos que las mujeres no son simplemente una reflexión posterior, que la mayor parte del país debe ser incluida en las decisiones políticas del mismo.

Como movimiento, Setaweet ha derribado la imagen que se tenía de los movimientos de las mujeres etíopes como movimientos elitistas. Se ha creado una plataforma de la que cualquier mujer puede formar parte, donde las viejas opiniones discutiendo todo el tiempo o en competencia perpetua se dejan en la puerta; donde se da apoyo y se crea una hermandad; donde historias no contadas son traídas a la vida; donde las diferentes generaciones dialogan para traer el cambio, y donde la justicia empresarial y social se entrelaza para crear el primer movimiento feminista importante en Etiopía.

Pomi Ayalew @PomiAyalew

Setaweet Collective @SetaweetC

Facebook: Pomi Ayalew - Setaweet Collective

* Pomi Ayalew es una activista feminista que trabaja con uno de los primeros movimientos feministas en Etiopía. Tiene un BA en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y un MA en Paz y Seguridad. Ha sido miembro de Setaweet durante dos años como miembro del Grupo de Comunicación y Asesoramiento.

Pambazuka News

[Traducción, Gerardo Díez]

[Fundación Sur]

Artículos relacionados

La tradición es el desafío clave para las feministas africanas en el siglo 21

Nadia Naïr: Feminismos en el Norte de África, por Aurora Moreno

Ken Bugul, el feminismo y la defensa de la poligamia, por Afribuku

Voces y luchas contemporáneas del feminismo negro. Corpolíticas de la violencia sexual racializada, Por Karina Bidaseca

Mujeres egipcias Pioneras del movimiento feminista del s. XX, por Paquita Reche, mnsda


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios