En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Eritrea libera a más de 35 personas detenidas por motivos religiosos
...leer más...

Italia prohibe los vuelos de Cabo Verde Air lines
...leer más...

Angola, Brasil y Mozambique con mayor número de "esclavos modernos" entre los paises de habla portuguesa
...leer más...

Niños y mujeres embarazadas serán vacunados del 19 al 20 de julio en Togo
...leer más...

La Vía Campesina publica su Informe Anual de 2017
...leer más...

Faure Gnassingbé concede el indulto presidencial a los detenidos en las manifestaciones
...leer más...

El Lago Kivu se convierte en un importante centro de transporte para la República Democrática del Congo
...leer más...

El Presidente de Sudán del Sur listo para formar un gabinete de reconciliación
...leer más...

Kunfabo un proyecto de Smartphone totalmente africano y de bajo costo de Fadima Diawma, una guineana entusiasta de las nuevas tecnologías.
...leer más...

Solidaridad en el Magreb: Marruecos y Argelia firman un acuerdo para proporcionar electricidad a Túnez
...leer más...

Ignatius Chama, Arzobispo católico de Zambia preocupado porque el país pueda caer en la violencia política y tribal
...leer más...

Chad: Baja el precio de las bombonas de gas butano de 3 y 6 kg
...leer más...

El Gobierno nigeriano lanzará su aerolínea en diciembre
...leer más...

Guerra contra Auchan en Senegal
...leer más...

El Partido Comunista Chino ha organizado un diálogo de dos días con 40 partidos políticos en Tanzania
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Dos aspectos interesantes del Proceso Kimberley sobre comercializacion de diamantes. por José Antonio Barra
...leer más...
Buenas noticias en África: paz entre Etiopía y Eritrea, por Omer Freixa
...leer más...
La memoria de una nueva Kenia, por Wiriko
...leer más...
Nuevos campeones nacidos en África, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Y nos cansamos de enriquecer a nuestros opresores, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Las “donaciones” de las grandes fortunas están condicionando las políticas de desarrollo en África y en todo el mundo.
14/11/2016 -

Según el Informe d “Global Policy Forum”, los filántropos súper ricos y sus Fundaciones influyen cada vez más en la toma de decisiones y están diseñando los programas agrícolas y de salud pública de los países en desarrollo.

Algunas Fundaciones, como las de Bill Gates, Rockefeller, y otras, también españolas, se valen de sus grandes fortunas y su influencia sobre las elites políticas y científicas para promover sus soluciones interesadas, a los problemas mundiales, dificultando así la labor de la ONU y otros Movimientos, que no buscan controlar y crear dependencia, sino una gestión más justa de los recursos.

Las 27 principales fundaciones del mundo destinan unos 15.000 millones de dólares a casusas benéficas. De las 27, 19 son estadounidenses. Los gobiernos y organizaciones internacionales dicen ahora que esta influencia está distorsionando la agenda de prioridades de los pobres.

El Informe también cuestiona los motivos por los que la Fundación Gates invierte en compañías como Monsanto y Bayer. Gates ha destinado 93.000 millones de dólares al apoyo de 680 proyectos agrícolas y varios cientos de millones de dólares a proyectos entorno a la nutrición. Pero el 80% de todos los millones destinados a ONG fueron para Organizaciones con sede en EEUU, que así consiguen también salarios y nuevos mercados.

Semejante filantropía es denigrante para las personas empobrecidas que solo recogen las migajas de esas donaciones y permanecen siempre dependientes. Es también vergonzosa para los donantes, pues delata la injusticia, blanqueo de capital y manipulación del sistema financiero especulativo.

Las personas empobrecidas solo necesitan medios y estructuras para vivir dignamente de su trabajo. Solo necesitan tierra, medios, infraestructuras, respeto, colaboración y paz, para poder trabajar y vivir con dignidad de su trabajo.

Los poderosos, cegados por diversas ideologías, con diferentes artimañas y Fundaciones, buscan siempre controlar y acaparar poder y recursos, con buena imagen, no el desarrollo integral y sostenible de las personas.

Cuando visitamos los campos de refugiados en Lesbos, Lampedusa, Uganda, Tanzania, RDC, Kenia, etc. somos más conscientes de la “bancarrota” de la humanidad. Los medios de comunicación tienen su buena parte de responsabilidad. ¡Cómo nos cuesta a los seres humanos aprender de la historia!

Entre todos estos “parches” que ponemos a la pobreza, a través de algunas de las grandes Fundaciones, la situación real de millones de refugiados en África, en la UE, y el mundo desenmascara la ideología y la hipocresía de muchos gobiernos y multinacionales, a través de algunas de sus Fundaciones.

Con el creciente número de desempleados, desterrados y marginados, que no pueden acceder a Tierra, Techo y Trabajo dignos, constatamos que este sistema político-económico actual sigue esclavizando a gran parte de la humanidad.

Los empobrecidos no necesitan “limosnas”, sino respeto, justicia solidaria y oportunidades.

Colaborar con los Movimientos Sociales que siguen tomando fuerza en África, con los Movimientos Populares que siguen creciendo en los cinco Continentes, y con todas las iniciativas por una Economía del Bien Común y Comercio Justo, no es hoy día algo opcional sino la responsabilidad de toda persona responsable y creyente.

Trabajamos por un mundo sin miedo, odio o xenofobia. Promovemos justicia, solidaridad, igualdad y esperanza. No permitimos que los que buscan atemorizarnos, debiliten o destruyan nuestro compromiso por un mundo con más puentes, y menos divisiones y muros. Juntos podemos superar cualquier dictadura que quiera seguir esclavizándonos con su gestión egoísta del poder.

A veces, triunfan los eslóganes populistas y soluciones simplistas a retos complejos, o el patriotismo sentimental y excluyente cuando la sociedad está frustrada por no llegar a cubrir sus necesidades básicas, y por la hipocresía de tantos líderes políticos.

Cuando una parte creciente de la sociedad está excluida del empleo digno, de los servicios sanitarios adecuados y de oportunidades para el futuro de sus hijos-as, es normal que la gente se sienta explotada por los impuestos y engañada por líderes corruptos e irresponsables.

Resulta indignante, el ver cómo en los peores momentos y tiempos de penuria para la gran parte de la sociedad, con tantas personas oprimidas, desempleadas y refugiadas, una minoría de bancos, políticos y empresarios siguen amasando sus escandalosas fortunas, y presumiendo impunemente de sus lujosos palacios, yates y aviones particulares.

La esperanza reside como siempre, en la mayoría de la gente buena, sobre todo en las mujeres y jóvenes africanos marginados, que se movilizan y trabajan para ser los protagonistas de su propia liberación.

La familia humana, en África y en todos los Continentes, no necesitan más “limosnas” de los súper-ricos, ni más “muros y vallas” del miedo o del racismo de los dictadores, sino tierras, trabajo digno, techo y oportunidades, para construir, junto con líderes más íntegros y responsables, puentes de acogida, justicia social y de solidaridad.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios