En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día, por Liliana A. Negrín
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Egipto y China refuerzan su relación comercial
...leer más...

La consideración de la mujer en la Cabilia
...leer más...

Sube el precio de la gasolina en Guinea
...leer más...

El opositor togolés Jean-Pierre Fabre esceptico hacia la CEDEAO
...leer más...

139 víctimas de la trata de personas, liberadas en Kassala (Sudán)
...leer más...

La Pastoral Afroamericana y Caribeña se da cita en Colombia
...leer más...

Los refugiados namibios en el campo de Dukwi en Botsuana no serán deportados de inmediato
...leer más...

Se reafirman las relaciones entre Angola y Francia
...leer más...

La tasa de subempleo en Benín se sitúa en el 72%
...leer más...

El bloguero argelino Merzoug Touati reanuda la huelga de hambre
...leer más...

Gabón duplicará el impuesto de las remesas de dinero
...leer más...

La universidad de Bgayet es la más prestigiosa de Argelia
...leer más...

Lucha contra la malaria en Malí
...leer más...

El Gobierno de Costa de Marfil prohíbe la venta de tarjetas SIM a menores de 16 años
...leer más...

Nombrado Togbui Joel Kwassi Menssah MLAPA VI, nuevo jefe de Togoville
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Y nos cansamos de enriquecer a nuestros opresores, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Los eslabones del cinturón verde, por Ana Henriquez
...leer más...
Desde Soweto llegan cantando , por Literafricas
...leer más...
Ana Palacios documenta la reinserción de los niños esclavos, por Roge Blasco
...leer más...
‘Our Africa’: oda a la utopía soviética, por Sebastián Ruiz
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

-

Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con la Fundación Sur, con la Fundación Fabre, para dar clases de castellano a un grupo de africanas, y forma parte del grupo Pax Romana/Solasbide.

Ver más artículos del autor

Refugiados, Donald Trump y el papa Francisco. Enfrentados, pero menos
14/11/2016 -

El 2 de noviembre, en un blog del semanario católico inglés liberal y muy “pro-Francisco”, “The Tablet”, Arthur McCaffrey, escritor católico de Boston y antiguo psicólogo en la universidad de Harvard, argumentaba que Donald Trump podría ganar las elecciones porque “aunque con muchos defectos, odioso e impopular, todavía ofrece a los americanos un futuro mejor que el de Clinton”… “Detrás del misógino y altisonante hedor de Trump, se siente el dulce aroma de la liberación del establishment corrupto representado por Hilary Clinton”. Al día siguiente de la elección, los primeros análisis indicaban que Trump había conseguido el 52% del voto católico (Obama obtuvo en 2012 casi un 51%). Y el jueves 10 de noviembre, en una entrevista en Il Giornale, el cardenal americano Raymond Burke, que Francisco había apartado de la curia en 2014 nombrándolo Patrono de la Soberana Orden de Malta, y que Religión Digital describía el 13 de abril de este año como “Capitán de la disidencia contra la “Amoris Laetitia”, declaraba a propósito de Donald Trump: “Pero ¡qué va a ser un hombre del odio! Como presidente defenderá los valores de la Iglesia”. Hilary Clinton se ha mostrado a veces hostil a posiciones católicas en el campo de la moral, y en algunos de los mails de su jefa de campaña Jennifer Palmieri se hablaba de los católicos en modo despectivo. Pero ¿cuáles serán los valores católicos defendidos por Trump? ¿Los valores del papa Francisco?

“Pienso que el Papa es una persona muy política”. “Pienso que no comprende los problemas de nuestro país”. “Pienso que no comprende el peligro de la frontera abierta que tenemos con Méjico. Creo que Méjico le ha influido porque quieren mantener la frontera como ahora. Ellos se enriquecen y nosotros perdemos”. Son las palabras de Donald Trump en el programa “Varney & Co” del Fox Business Network, la víspera del comienzo de la visita del papa Francisco a Méjico (12 al 18 de febrero 2016). Por su parte, el papa Francisco que, a punto de finalizar su visita, había querido rezar delante de una cruz erigida cerca de la frontera entre Méjico y USA, en la entrevista informal que como va siendo habitual dio en el avión de vuelta, comentó, refiriéndose a Trump: “alguien que quiere construir muros y no puentes no es cristiano”. La respuesta del todavía pretendiente a la presidencia, presbiteriano de confesión, no se hizo esperar: “¡Es vergonzoso que un dirigente religioso ponga en duda la fe de una persona!”… “Si Daech ataca al Vaticano, el papa estará muy contento de que yo sea el presidente de los Estados Unidos”. Pero tras un día de tensiones, el mismo día 19 Trump aparecía más sosegado en una entrevista en la CNN: “El papa es un tipo formidable”… “No me gusta reñir con el papa”…”Tengo mucho respeto por él”. Más conciliador también Francisco explicaba que no quería “inmiscuirse en la campaña electoral” y que se preguntaba qué había de realidad en las muchas cosas que Donald Trump decía.

Tras la elección presidencial muchos parecen compartir la perplejidad del papa sobre qué habrá de real detrás de sus inmoderadas expresiones. ¿Es ese personaje exagerado el Trump real, según sugería el viernes 11 en el telediario de TVE Juan Manuel Benítez, español residente en USA y presentador de “New York 1”? ¿Lo va a calmar el ejercicio responsable de la presidencia? El comentario de “Buttonwood’s notebook” en The Economist” de esta semana era bastante cínico: “los inversores apuestan porque Trump no va a tener en cuenta al pueblo que lo ha elegido”.

Entre tanto, el papa Francisco volvió a hablar del tema de los refugiados el 1 de noviembre en el avión que le conducía a Roma tras concluir en Malmö su visita a Suecia. “[Suecia] tiene una larga tradición de hospitalidad, y no solo recibiendo, sino también integrando”, dijo el papa, que también distinguió entre refugiados y emigrantes. “El migrante debe ser tratado con ciertas reglas, porque migrar es un derecho, pero está muy regulado. En cambio, el refugiado viene de situaciones de angustia, hambre, guerra terrible, y su estatus requiere más cuidados y más trabajo”.

De hecho, Suecia comienza a tener problemas, consecuencia en parte de su misma generosidad. La tasa de paro del 5% entre la población sueca se dispara hasta el 22’5% entre los refugiados y emigrantes extracomunitarios y, a pesar de los programas de formación e integración, existe un peligro evidente de alienación y guetización. La llegada de trabajadores extranjeros es teóricamente necesaria para que una Europa envejecida pueda mantener su sistema de pensiones. Pero en unos países como Suecia el 90% de los puestos de trabajo requieren una formación que muchos emigrantes no poseen. Mientras que en otros, como España, donde sólo el 70% lo requeriría, el paro es ya del 18% entre la población autóctona.

La solución concreta no es nunca evidente. Y Francisco, siempre en el avión hacia Roma, añadía: “No es humano cerrar puertas y corazones a los refugiados, pero también se necesita prudencia para poder acoger a todos los que pueden ser integrados de verdad ofreciéndoles casa, escuela y trabajo”. “Si un país tiene una capacidad de integración, que haga lo que pueda. ¿Cuál es el riesgo si un migrante o un refugiado no es integrado? ¡Se guetiza! Entra a un gueto, y una cultura que no se desarrolla en una relación con la otra cultura, esto se vuelve peligroso. Creo que el peor consejero para los países que tienden a cerrar las fronteras siempre es el miedo. Y el mejor consejero es la prudencia”.

Sin duda dos eventos recientes han dado un poco de optimismo a quienes luchan para que no haya refugiados que mueran en el Mediterráneo, y para que puedan vivir dignamente los que llegan hasta Europa. El martes 8 de octubre el parlamento húngaro rechazó la resolución con la que el primer ministro Viktor Orban intentaba bloquear la llegada de 1294 refugiados que le correspondían a Hungría según las cuotas decididas por la UE. Y ya había perdido por falta de quorum el referéndum que por el mismo motivo había organizado el 2 de octubre. Y El FORIM, “Forum des Organisations de Solidarité Internationale issues des Migrations », fundado en 2002 para favorecer la integración de los emigrantes, y de la que forman parte unas 700 asociaciones, ha lanzado el 10 de noviembre en Francia, en la sede de UNESCO en París, una campaña de movilización para combatir las ideas erróneas e injustas que se tiene sobre los emigrantes y refugiados.

Ramón Echeverría


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios