En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
AAGE ( Autoridad Areonaútica de Guinea Ecuatorial) suspende Todos Los Vuelos de CEIBA al extranjero excepto a España
...leer más...

El Ayuntamiento de Leganés refuerza su labor de cooperación con el Sáhara con el envío de una nueva comisión médica y un camión de recogida de residuos
...leer más...

Barkhane presiona a los signatarios del acuerdo de paz de 2015
...leer más...

Reacciones a favor y en contra de la propuesta de reforma constitucional de Gabón por parte de la oposición
...leer más...

Sol, viento y agua: las energías renovables se dispararán en África en 2022
...leer más...

El prestigioso Grado en Derecho de la Universidad de Ciudad del Cabo en peligro
...leer más...

Libertad de expresión en el Parlamento de Zimbabue después de 37 años de opresión
...leer más...

Descontento de los agricultores de Ghana con su gobierno
...leer más...

Convocado el encargado de negocios de la embajada de Libia en Senegal
...leer más...

Reacciones a la dimisión de Robert Mugabe
...leer más...

Muse Bihi candidato del partido gobernante de Somalilandia gana las elecciones presidenciales
...leer más...

Solicitan que se elimine el tiempo de prescripción de los delitos sexuales en Sudáfrica
...leer más...

El líder rebelde del ONLF Extraditado ilegalmente a Etiopía.
...leer más...

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia
...leer más...

El Presidente de Madagascar lanza un mensaje tranquilizador de cara a las elecciones presidenciales de 2018
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Malas noticias para los acaparadores de tierras , Por Chema Caballero

11 de noviembre de 2016.

Parece que la impunidad de la que hasta ahora han gozado las grandes empresas que se dedican a acaparar tierras en todo el mundo, pero especialmente en África, está llegando a su fin. La Corte Penal Internacional (CPI) acaba de anunciar que equipara las personas jurídicas que se apoderan violentamente de tierras a los principales criminales de guerra. El robo de tierras y otros recursos naturales en países en desarrollo se ha convertido en parte fundamental del actual modelos de crecimiento sin fin de muchas corporaciones que buscan beneficios a expensas del sufrimiento y la muerte de miles de mujeres y hombres.

Hasta ahora, las personas que defendían sus tierras frente a estas fechorías han sido tildadas de criminales y sus actos de resistencia han sido perseguidos y castigados por los gobiernos y sus fuerzas de seguridad, mientras la destrucción y la miseria ganaban terreno con una impunidad absoluta en sus comunidades. Ahora podremos ver a estos activistas protegidos, no perseguidos. En definitiva, estamos ante un gran paso para terminar con la violencia que ejercen las grandes empresas, siempre con el beneplácito de los gobiernos y políticos locales, contra los pequeños campesinos y las comunidades más desprotegidas.

Estamos ante una decisión tomada por la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, que marca un cambio histórico en lo relativo a la justicia penal internacional y que podría cambiar la forma de hacer negocios en los países en desarrollo. Ahora los ejecutivos de las compañías, los políticos y otros individuos que favorezcan la usurpación de tierras podrían incurrir en responsabilidad penal en virtud del derecho internacional por delitos relacionados con el acaparamiento de tierras y la destrucción del medio ambiente.

Algunas ONG, comoGlobal Witness, llevan tiempo haciendo campaña ante la CPI para que investigue estas acciones en medio a la fiebre mundial por el acaparamiento de tierras y de recursos naturales.

Según el informe, En terreno peligroso,de esta organización, en 2015, más de tres personas a la semana murieron asesinadas por defender sus tierras, sus bosques y sus ríos frente a industrias destructivas. Una cifra que supone, con mucho, el número anual de víctimas mortales más alto jamás registrado. Los conflictos con industrias mineras fueron los que causaron más muertos, seguidos por las agroindustrias, las hidroeléctricas y las madereras.

En África, Global Witness ha registrado asesinatos de activistas principalmente en Liberia y República Democrática del Congo. Pero por todo el continente se suceden los casos de apropiaciones violentas de tierras.

Parecía que en la últimas décadas se hubiese normalizado el expulsar a las comunidades locales de sus tierras ricas en recursos naturales en los países pobres, como la forma normal de hacer negocios de las grandes compañías internacionales. Por eso, la decisión tomada por la CPI resulta tan importante y puede considerarse como un paso más para terminar con la impunidad. Los directivos de las compañías y los políticos cómplices en la violencia necesaria para acaparar tierras, destruir bosques tropicales o envenenar el agua podrían verse delante del tribunal junto a autores de crímenes de guerra o contra la humanidad, en un futuro próximo. Al mismo tiempo que se protegerá la vida de millones de personas y el medio ambiente.

La fiscal Bensouda, ha reconocido que en sus 14 años de historia, la CPI había ignorado este tipo de crímenes centrándose en los que resultan de los conflictos armados y las guerras. Pero a partir de ahora también van a considerar aquellos que tienen como consecuencia el desposeimiento ilegal de tierra, la explotación ilegal de los recursos naturales o provoquen daños medio ambientales. Así se explicita en el punto 41 de de las nuevas normas sobre selección y priorización de casos,publicadas por la fiscalía el pasado 15 de septiembre.

Abogados especializados en derecho internacional han comentado que al ampliar los casos que la CPI puede considerar para incluir la apropiación ilegal de tierras, el tribunal reconoce que las violaciones de derechos humanos cometidos en tiempos de paz con el objetivo de conseguir beneficios, son tan serios e importantes como los crímenes de guerra. Algunos de ellos también opinan que esta decisión podría abrir la puerta a juzgar crímenes relacionados con el cambio climático ya que gran parte de las emisiones de CO2 son causadas por la deforestación que se produce como consecuencia de la apropiación ilegal de tierras.

Detrás de esta decisión se encuentra una denuncia que llegó al Tribunal internacional en 2014 que tilda de violación masiva de derechos humanos una usurpación de tierras en Camboya, donde los directivos de empresas trabajan mano con mano con el gobierno del país.

Global Witness sigue trabajando para conseguir algo más: que las leyes de la Unión Europea impidan que los inversores puedan financiar el acaparamiento de tierras junto a una legislación internacional que obligue a las empresas a respetar los derechos de la tierra en los países en los que operen. Hasta ahora los inversores o empresas europeas no tienen la obligación de informar si productos como el aceite de palma, caucho u oro son obtenidos legal y éticamente.

La decisión va a tener una fuerte repercusión en África, el continente donde en la actualidad se experimenta el mayor número de casos de acaparamiento ilegal de tierras, recursos naturales y crímenes medio ambientales. A continuación presentamos una lista de entradas de este blog en las que hemos seguido algunos de los casos que podrían caer bajo esta ampliación de jurisdicción del tribunal internacional con sede en La Haya.

Paren, aquí vive gente (1)

Paren, aquí vive gente (2)

Una victoria para los campesinos

Canadá también mete mano

Crímenes medioambientales que financian grupos armados

Campesinos que no se cansan de luchar

El aceite de palma está matando la selva

Jueces contra campesinos en Sierra Leona

Maanda Ngoitiko y la lucha de las mujeres masái

Empresas británicas saqueando África

La Unión Europea cómplice de la violación de derechos humanos en Etiopía

Nuevas amenazas para la reserva del Dja, en Camerún

Mariam Sow, en defensa de la tierra

Original en :Blogs de El País . África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios