En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El deseo de emigrar en África Subsahariana, por Mark Hugo Lopez
...leer más...
África Subsahariana, “se compra y se vende”, marginando a sus Pueblos, por Lázaro Bustince
...leer más...
Aprendiendo para Enseñar - Caso de estudio Guinea Bissau , por Mª Auxiliadora Blázquez Rojas
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Uganda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Ruanda
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La dirección del Museo de Robben Island acusada de corrupción y nepotismo
...leer más...

Anunciadas las nominaciones al premio de la juventud africana "2018 Africa Youth Awards"
...leer más...

Jean Ping quiere tomar las riendas de Gabón
...leer más...

El embajador ruso menciona la posibilidad de ventas militares a Marruecos
...leer más...

Somalia concede a China 31 licencias de pesca
...leer más...

Kenia estrena monedas con imágenes de la fauna local
...leer más...

Una reunión de la ONU adopta un pacto migratorio a pesar de las ausencias
...leer más...

Un incendio destruye 7.000 mil máquinas de votación en el Congo
...leer más...

Julius Malema de nuevo en los tribunales por llamar a la apropiación ilegal de tierras en Sudáfrica
...leer más...

El ministro italiano de Finanzas y Economía declaró que “el futuro de Europa está en África”
...leer más...

El presidente de Uganda anuncia el inicio de su renovada guerra contra la corrupción
...leer más...

La UE renueva las sanciones contra el candidato del partido gobernante en la República Democrática del Congo
...leer más...

Pual Kagame afirma que ningún enemigo puede derrotar a sus fuerzas armadas
...leer más...

El presidente de Egipto declara que "la juventud africana es el futuro de la economía mundial"
...leer más...

Los "Chalecos Naranja" de Costa de Marfil convocan a una manifestación el 19 de diciembre
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


White chocolate , por Rafael Muñoz Abad

28 de septiembre de 2016.

Firmemente convencido que en democracia cada pueblo tiene lo que se merece y que los políticos sintetizan la sociedad que los abortó, atravesamos la fragua de agosto hacia unas terceras elecciones pero de momento [yo] me quedo en las de mis segundos “papeles”. Las votaciones en Sudáfrica son siempre el termómetro de Africa meridional y un dato de relevancia para saber cómo marcha un país que es tan complicado como atractivo en cada una de sus facetas.

A ver, por mucho que El País o la SER se emperren en sus cruzadas progres, los matrimonios mixtos en Sudáfrica son una rareza social señalada con burla y sorna. En años, a duras penas he podido contar un puñado de ellos y siempre con un coro de comadres murmurando alrededor. Así es el género humano. La sociedad del arco iris pos apartheid tiene mucho de marketing. Juntos pero no revueltos; y es que pocos blancos y menos blancas, accederían a casarse con un negro mientras es rotundamente cierto que a muchos [negros] les molaría una rubia de Jo´burg. Esa es Sudáfrica; compleja e incómoda de aceptar para quien no quiere ver la realidad. Un bebe con un revolver.

La era pos apartheid nos trajo presidentes cebados de corrupción hasta la tráquea. Mbeki o Zuma, barones del ANC y supuestos compañeros de Mandela en su lucha contra el régimen segregacionista, se entronaron en el Union building de Pretoria intoxicados de resentimiento hacia los blancos e hicieron creer a la mayoría negra que, con una barita mágica, el día posterior al fin del apartheid todos se convertirían en soñada la clase media de extrarradio norteamericana. Bill Cosby o El Príncipe de Bel Air son los espejos en los que negro sudafricano gusta de mirarse. Nada más lejos de la realidad. Las cifras del paro, los escándalos de corrupción y afirmaciones como que el SIDA se cura con duchas – “aforismo” de Zuma – le han pasado factura en los comicios recientemente celebrados. Los Townships – arrabales que bordean los cinturones urbanos de las grandes ciudades – han sido el músculo electoralista de los presidentes cuyo único discurso ha sido zurrarle a los empresarios y clamar contra los boers y la desgracia que estos trajeron a Africa en 1652.

Mmusi Maimane es un poco Obama; white chocolate. De aspecto afilado, la ropa le queda bien y se mueve con fluidez. Escucha con rostro afable y emana calma; me inspira confianza; soy de los que creo que la imagen tiene cierta importancia. Su biografía es de película pues pese a haber crecido en SOWETO, donde la vida vale un pack de cervezas, es licenciado en psicología y cuenta con varios master en su haber ergo es un hombre instruido; pero lo remarcable no es que haya estudiado pues la nueva Sudáfrica cuenta con miles de universitarios negros y ya Mandela en pleno apartheid era letrado. La noticia estriba en que su esposa sea blanca…Nada anormal si viviéramos fuera de la vieja Sudáfrica cuya trinchera racial aún goza de plena salud. Líder de la Alianza democrática, ha dado un buen sorpasso electoral al tribalismo político del ANC que a timón de populismo y bajo su agotado discurso racial de blanco malo, desgobierna el país desde 1994. Acusado de servir los intereses blancos, ejemplariza la generación que considera igualmente africano a un culo pálido bóer que a un xhosa y que apuesta por una segunda revolución social. Y quizás un buen ejemplo sea lo acontecido en Port Elizabeth; rebautizada Mandela bay. Localidad de mayoría negra con alcalde blanco elegido democráticamente. No lo sé; Sudáfrica me inoculó bien el escepticismo con el que Jonathan Swift no me terminó de seducir.

Paradójicamente, la única provincia donde el ANC nunca ha tenido hegemonía ha sido El Cabo occidental; área de gran población blanca que no mayoría pero donde todo parece funcionar mejor que en el resto del país. Discriminación positiva; dar las plazas públicas a los negros por el simple hecho de serlo. Un invento que al tarado de Zapatero seguramente lo pondría perraco. Revancha social que ha vomitado una administración colapsada que no funciona donde la corrupción y la falta de preparación son los palos en las ruedas de un país que de tanto trabajar y nunca rendirse intenta a diario salir a delante; y es que Sudáfrica también tiene su memoria histórica y muchas majaderías Made in Spain aunque ellos respeten su himno.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL.

cuadernosdeafrica@gmail.com

@Springbok1973



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios