En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Más de 5 millones de personas inscritas en el referéndum constitucional de Burundi
...leer más...

La fuerza antiyihadista del Sahel necesita mayor financiación
...leer más...

Egipto abrió su frontera con la sitiada Franja de Gaza por primera vez este año
...leer más...

Botsuana ejecuta a un hombre después de un paréntesis de dos años
...leer más...

Las protestas de los docentes y trabajadores de la salud se extienden en Argelia
...leer más...

El presidente de Liberia reconoce en Paris que ha heredado un país en quiebra
...leer más...

Boko Haram ataca una escuela en el estado de Yobi
...leer más...

Namibia podría prohibir las bolsas de plástico dentro de dos años
...leer más...

Kenia organizará en el mes de abril la Semana del Clima de África
...leer más...

El colapso de un vertedero en Mozambique causa 17 muertos
...leer más...

Israel anuncia un contrato de gas "histórico" con Egipto
...leer más...

Sudán libera a más de 80 prisioneros políticos
...leer más...

Los casos de cólera en Malawi se han triplicado
...leer más...

Según José Luis Rodrígez Zapatero Cabo Verde puede liderar la revolución de los derechos de las mujeres en África
...leer más...

La CEDEAO examinará la nueva hoja de ruta para la moneda única
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Nuevas amenazas para la reserva del Dja, en Camerún, Por Chema Caballero

20 de septiembre de 2016.

La reserva de la biosfera del Dja,en el sur de Camerún, es un paraíso natural rico en plantas y animales en el que los pigmeos baka han vivido durante cientos de años, pero es posible que en muy poco tiempo no quede nada de todo esto.

Los casi 20 millones de hectáreas de bosques tropicales que cubren más de la mitad de la superficie de Camerún representan el límite norte de la vasta extensión que supone la cuenca del río Congo, un área que ocupa el segundo lugar, tras la Amazonía, en tamaño y valor medioambiental a nivel mundial.

Parte de esto es la reserva del Dja, cercada casi en su totalidad por el río que le da nombre, que alberga una rica biodiversidad, incluyendo aproximadamente unas 10.000 especies de plantas tropicales y 107 de mamíferos, de las cuales cinco están en peligro de extinción. Además, es famosa por la gran variedad de primates que viven en ella.

Desde hace algunas décadas, la reserva del Dja está sufriendo una presión muy fuerte que hace temer por su degradación e incluso posible desaparición.Según la UNESCO, las mayores amenazasson la caza furtiva, las prospecciones mineras, la construcción de una presa sobre el río Dja, en Mekin, al norte del parque, y el establecimiento de plantaciones de palmeras de aceite, de caucho y otros monocultivos en sus bordes.
A finales de 2015, el organismo de Naciones Unidas y laUnión Internacional para la Conservación de la Naturalezahttps://www.iucn.org/es (IUCN, por sus siglas en inglés) llevaron a cabo una misión sobre el terreno para valorar el verdadero alcance de estas amenazas. El informe publicado tras ella es demoledor y pone de relieve el impacto negativo de cada uno de esos desafíos.

Tras visitar nosotros mismos la reserva en los meses de abril y mayo del presente año, también nos hacíamos eco de los peligros que la acechan en la sección de Planeta Futuro.

Cualquier reserva de la biosfera debe cumplir tres funciones de manera integrada: conservación de la biodiversidad y la diversidad cultural, desarrollo económico, socio-cultural y ambiental sostenible y apoyo logístico a la investigación, el monitoreo, la educación ambiental y la formación. Por eso, toda reserva necesita de una zonificación adecuada: un núcleo dotado de instrumentos legales de protección que garanticen la función de conservación de aquellos componentes más valiosos o representativos y de la preservación de los servicios ambientales que proporciona. Una zona tapón, donde las actuaciones deben ser compatibles con la conservación del núcleo y contribuir al desarrollo, a la investigación, a la educación y a la conservación de modelos tradicionales de uso. Y finalmente una zona de transición, donde tendrán lugar las actuaciones destinadas específicamente a promover el desarrollo de las poblaciones locales dentro de criterios de sostenibilidad, donde se experimentarán estrategias y modelos de desarrollo sostenible y donde tendrán lugar la mayor parte de las acciones de demostración.

Todo esto está presente, al menos sobre el papel, en la reserva del Dja que, según laUNESCO,es uno de los bosques húmedos más vastos y mejor conservados de África ya que el 90% de su superficie no ha sido perturbada por la presencia humana. Pero estos datos puede que no sean ciertos del todo.

En los últimos meses,Greepeaceha revelado una nueva amenaza: una plantación de caucho que ha sido concedida al gigante Sud-Cameroun Hévéa (Sudcam). El pasado siete de juliola organización ecologista escribía a la UNESCO p, ara protestar por la falta de atenciónque se está prestando al peligro que supone para la reserva del Dja el nuevo proyecto de Sudcam.

Otros similares, en otras partes del país, han provocado la desaparición de la selva y destruido toda la vida vegetal y animal de esas zonas, además de causar el desplazamiento forzoso de muchos pueblos y personas.

Según los datos que Greenpeaceha obtenido analizando imágenes aéreas, la compañía ha destruido 5.930 hectáreas de selva, el 42 % de ellas solo en el último año y medio.

La organización explica que Sudcam fue establecida en 2010 como resultado de la unión de la compañía con base en Singapur GMG Global Ltd (GMG), una subsidiaria de la empresa estatal china Sinochen (que posee el 80 % de las acciones), y la Société de Productions de Palmeraies et d’Hévéa (SPPH) (con el 20 % restante de las acciones).

En el artículo publicado en Planeta Futuro ya se advertía de esta iniciativa que está localizada en tierras cercanas a las poseídas por el presidente camerunés, Paul Biya, y que desoye todas las recomendaciones lanzadas por la UNESCO.

Greenpeace también denuncia la opacidad del proyecto de Sudcam y cuestiona su legitimidad.

La zona donde el proyecto está establecido, en los márgenes de la reserva, presenta una rica biodiversidad y es tierra ancestral perteneciente a varias comunidades locales, que dependen de ella para pescar, cazar, cultivar sus granjas… Pero ha sido expropiada para poner en marcha esta iniciativa sin las debidas compensaciones, según denuncian esas comunidades. La organización Rainforest Foundation UK asegura que la usurpación de las tierras ha sido llevada a cabo sin ninguna participación de los afectados que en ningún momento ha sido consultados por el gobierno o la compañía. Esta ha limpiado miles de hectáreas de selva y demolido asentamientos humanos, cementerios y granjas, provocando el éxodo forzado de sus habitantes.

Debido a todas estas presiones y amenazas, el pasado 14 de julio, se pidió al Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, reunido en Estambul en su 40ª sesión, votar una resolución para inscribir a la reserva del Dja en la lista de lugares patrimonio de la humanidad en peligro. Solo Finlandia votó a favor de la resolución, el resto de los países lo hicieron en contra.

Greenpeace pide al gobierno de Camerún que suspenda el acuerdo con Sudcam hasta que se establezcan condiciones que respeten los derechos de las personas y de la reserva de la biosfera.

No es de esperar que el gobierno de Camerún haga caso a esta petición. La usurpación de tierras es algo común en todo el sur y este del país. El Ejecutivo camerunés ha decretado este tipo de inversiones como prioritarias para el desarrollo económico de la nación y les concede todo el apoyo necesario. Pero hasta ahora, las grandes plantaciones de palmeras de aceite o de caucho están llenando el paisaje del país, lo que está provocando quepueblos indígenas como los pigmeos bgyelis estén a punto de desaparecer o se ponga en peligro la supervivencia de otros como pueden ser los pigmeos bakas por la destrucción y expulsión de sus territorios ancestrales

Original en : Blogs de El País . África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios