En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Iniciativas de la iglesia en Burundi para dar asistencia a la minoría étnica Batwa, los pigmeos olvidados
...leer más...

España se asegura el suminisrtro de gas argelino para los próximos doce años
...leer más...

Ghana primer país de África subsahariana en eliminar el tracoma
...leer más...

Kakuma alberga el primer TEDx Talk en un campo de refugiados
...leer más...

El ministro de Educación de Burkina Faso urge a actuar en el sistema educativo
...leer más...

Doble asesinato en una mezquita de Sudáfrica
...leer más...

Iniciada la segunda fase de geolocalización de pesqueros senegaleses
...leer más...

La Iglesia Episcopal de Sudán del Sur pone en marcha una estación de radio en la ciudad de Bor
...leer más...

Un ugandés gana el premio África por desarrollar una prueba de malaria sin sangre
...leer más...

La policía de Maridi advierte a los ciudadanos sobre el intento de suicidio
...leer más...

Desciende la inflación en Nigeria tras dos años de alza
...leer más...

El gobierno de Tanzania impone duras condiciones a los sitios webs
...leer más...

La crisis humanitaria de Malí se agrava con la sequía y la desnutrición
...leer más...

Crisis del agua en Sudáfrica: levantado el estado de desastre natural
...leer más...

¿Argelia en transición?
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Patxi Zubizarreta ¡Corre, Kuru, corre!, por Roge Blasco
...leer más...
El fútbol ghanés al borde del colapso, por Chema Caballero
...leer más...
CAN Femenina: Clasificadas definidas, por Francisco Javier Jáuregui
...leer más...
‘Aquarius’: Una decisión con muchas aristas, por Peio M Aierbe
...leer más...
Una verdad incómoda, Pedro I el salvador y La Balsa de la Medusa, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

El trabajo infantil en África.
13/06/2016 -

Por trabajo infantil, entendemos todas las formas de empleo que privan a los niños-as de su niñez, potencial, acceso a la educación, y es perjudicial para su desarrollo físico, mental, humano, social y cultural.

Hemos encontrado un día mundial para todo. Incluso encontramos ayuda, pero solo ayuda, para mitigar de algún modo los síntomas del problema, pero raramente queremos llegar a la raíz del mal.

¿Por qué existen unos 250 millones de niños en el mundo que deberían estar jugando y no lo hacen?

¿Por qué faltan políticas integrales y eficaces para combatir esta forma de esclavitud de menores?

Desde el año 2000, ha disminuido el trabajo forzoso de niños-as en un 32%, pero hoy encontramos todavía más de 168 millones, de los cuales 85 millones efectuan trabajos peligrosos.

En todos los continentes existe el trabajo infantil, pero el África Subsahariana continúa siendo la región con la más alta incidencia de trabo infantil, con 59 millones, el 21%.

La agricultura continúa siendo de lejos el sector con el mayor número de niños-as en situación de trabajo infantil (98 millones, 59%).

Sabemos que abundan los niños-as realizando trabajos en condiciones infrahumanas, en la industria textil, minas, trata, etc.

Según la OIT, las estimaciones para el trabajo infantil indican, que en África el avance respeto de la erradicación del trabajo infantil es menor.

El problema se ve agravado por la pobreza extrema, el elevado crecimiento demográfico, la pandemia del Sida, las crisis alimentarias recurrentes, la inestabilidad política y los conflictos.

En muchos países de áfrica, los niños y niñas siguen siendo víctima de muchas de las peores formas de trabajo infantil, de las cuales las más preocupantes son la trata de niños y niñas, el reclutamiento de niños- niñas en conflictos armados, la minería en pequeña escala, el trabajo peligroso en la agricultura, la explotación sexual comercial, y niñas atrapadas en situaciones de servidumbre por deudas y de esclavitud.

Los menores y las mujeres son habitualmente los grupos sociales más vulnerables en África y por tanto los que más sufren las consecuencias del abuso de poder, de la expropiación de tierras y recursos, del empobrecimiento, de la corrupción, de la violencia y de toda la política económica nacional e internacional, que perpetua una situación de opresión y de esclavitud.

Como sabemos, la liberación real de tantos atropellos de la dignidad humana, ni vendrá de fuera, ni de los gobiernos. Sola la sociedad, más informada y motivada, se organizará en grupos o movimientos sociales que puedan convertirse en “nuevas primaveras”, para promover democracias reales y el bien común.

En la medida en que cada sociedad, se levante y plante cara a toda forma de empobrecimiento, opresión, abuso de poder y corrupción, los poderosos se verán obligados a escuchar y a colaborar, o en caso contrario, a dejar paso a nuevas formas más corporativas y personas más integras para la gestión de bienes y servicios.

Numerosos países nos están dando ejemplo de madurez política y de responsabilidad social, como: Burkina Faso, Túnez, Gana, Uganda, Tanzania, Venezuela, etc.
La represión social y económica hace despertar la conciencia social, la resistencia de movimientos sociales y la lucha por la liberación.

África con sus pueblos, sus jóvenes, mujeres y niños, no necesitan ayuda para llegar a liberarse de toda esclavitud, para alimentarse y desarrollarse.

Los pueblos Africanos solo buscan una colaboración justa y soldaría, para que ellos mismos puedan implementar sus propios planes.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios