En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La Unión Africana analiza mecanismos para desarrollar el sector agrícola africano
...leer más...

Filtraciones en el recuento dan la victoria a Paul Biya en las presidenciales de Camerún
...leer más...

Senegal acogerá los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2022
...leer más...

Los evangélicos de Angola indignados ante el decreto gubernamental sobre plataformas religiosas
...leer más...

El recuento pronisional en las municipales de Mozambique da el triunfo al Frelimo
...leer más...

Acuerdo entre Malí y Alemania para financiación de cursos sobre la paz
...leer más...

Retorno progresivo de los desplazados en el eje Lulimba-Salamabila de la República Democrática del Congo
...leer más...

Egipto deporta a 15 inmigrantes sudaneses ilegales
...leer más...

Cumbre sobre el trabajo: en Sudáfrica Justicia y Paz pide involucrar más a las mujeres y a los jóvenes
...leer más...

El proceso de reintegración de los hombres de Renamo en las Fuerzas Armadas de Defensa de Mozambique deberá durar 210 días
...leer más...

Tito Mboweni, nuevo ministro de finanzas de Sudáfrica
...leer más...

Tanger quiere competir con Málaga y la Costa del Sol
...leer más...

El pueblo san en Namibia pide un reasentamiento individual
...leer más...

África se muestra interesada en colaborar con Rusia
...leer más...

El proyecto de presupuesto 2019 de la República Democrática del Congo asciende a casi 6.000 millones de dólares
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Nongo, Nestor

Nacido en Bayaya (República democrática del Congo.) Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología (universidad pontificia de Salamanca), en estudios eclesiásticos y en teología (universidad pontificia de Comillas), grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Máster en Turismo y Administraciones Públicas. Doctorando en ciencias políticas y sociología. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana. Consejero Técnico del Ministerio de Cultura y Deporte. Fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


Revisionismo constitucional en África, por Nestor Nongo

25 de febrero de 2016.

En lo que llevamos de siglo XXI, no pocos gobernantes africanos han intentado modificar las constituciones de las que se dotaron sus respectivos países a finales del siglo anterior. Unos con más éxito que otros.

La constitución de un país es un texto de gran valor (material e inmaterial), porque bajo sus normas fundamentales el Gobierno, los poderes del Estado, las instituciones y los ciudadanos encuentran definidos el ejercicio de los derechos y deberes que les son inherentes y que, a su vez, les comprometen. Y, por tanto, tiene una vocación de permanencia y de perdurabilidad.

Si bien la estabilidad constitucional es necesaria para garantizar la seguridad jurídica de cualquier Estado, no es menos verdad que las constituciones deben adaptarse a las circunstancias de cada momento. Cada nación tiene derecho a revisar, reformar y cambiar su constitución. Y las naciones africanas también.

Sin embargo, lo más llamativo de la fiebre revisionista de las constituciones en el continente africano radica en que esas revisiones se suscriben a unos pocos artículos, fundamentalmente los referentes al mandato en la magistratura suprema; y no nacen de una demanda social ni tampoco cuentan con el respaldo mayoritario de la población; es decir, son reformas impuestas por el gobernante de turno.

Para captar lo que está sucediendo, habría que remontarse a la XVI Conferencia de Jefes de Estado de África y Francia celebrada el 20 de junio de 1990. Ese día, Francia ligó, en el contexto del fin de la Guerra Fría, su ayuda a la implementación del multipartidismo y al proceso democrático, lo que desencadenó una ola de supuesta democratización en África. A regañadientes, los presidentes africanos convocaron conferencias nacionales y aprobaron nuevas constituciones con limitaciones del número de mandatos para evitar que los gobernantes se eternizaran en el cargo.

Pero esas limitaciones cayeron rápidamente en desgracia, empezando por Togo en 2002, seguido en 2005 por Chad y Uganda. Francia se dio cuenta de que su nueva doctrina le estaba privando de aliados fieles y se retractó. Desde entonces, las reformas constitucionales se encadenan con el objetivo de permitir al dirigente de turno continuar en el poder.

En Burkina Faso, la intención de Compaoré de modificar la Constitución para presentarse a un nuevo mandato generó un levantamiento popular que le obligó a exiliarse a finales de octubre de 2014. En Nigeria, la victoria de Muhammadu Buhari en las presidenciales de marzo de 2015 constituyó la primera alternancia democrática en el país.

A pesar de ello, todo apunta a que África vivirá todavía un largo invierno de involución democrática. Y es poco probable que los cambios en Burkina Faso y en Nigeria se extiendan a otras partes de África en 2016, sobre todo teniendo en cuenta que la comunidad internacional, con Francia a la cabeza, ya no ejerce suficiente presión sobre los regímenes dictatoriales africanos para que cesen con las modificaciones partidistas. Ahora tocan seguridad y lucha contra el yihadismo.

Original en : Amplio Mundo Mi Ciudad y en Mundo Megro



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios