En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
AAGE ( Autoridad Areonaútica de Guinea Ecuatorial) suspende Todos Los Vuelos de CEIBA al extranjero excepto a España
...leer más...

El Ayuntamiento de Leganés refuerza su labor de cooperación con el Sáhara con el envío de una nueva comisión médica y un camión de recogida de residuos
...leer más...

Barkhane presiona a los signatarios del acuerdo de paz de 2015
...leer más...

Reacciones a favor y en contra de la propuesta de reforma constitucional de Gabón por parte de la oposición
...leer más...

Sol, viento y agua: las energías renovables se dispararán en África en 2022
...leer más...

El prestigioso Grado en Derecho de la Universidad de Ciudad del Cabo en peligro
...leer más...

Libertad de expresión en el Parlamento de Zimbabue después de 37 años de opresión
...leer más...

Descontento de los agricultores de Ghana con su gobierno
...leer más...

Convocado el encargado de negocios de la embajada de Libia en Senegal
...leer más...

Reacciones a la dimisión de Robert Mugabe
...leer más...

Muse Bihi candidato del partido gobernante de Somalilandia gana las elecciones presidenciales
...leer más...

Solicitan que se elimine el tiempo de prescripción de los delitos sexuales en Sudáfrica
...leer más...

El líder rebelde del ONLF Extraditado ilegalmente a Etiopía.
...leer más...

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia
...leer más...

El Presidente de Madagascar lanza un mensaje tranquilizador de cara a las elecciones presidenciales de 2018
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Nongo, Nestor

Nacído en Bayaya, Región de Kasai Oriental), (República democrática del Congo.) Licenciado en ciencias políticas y sociología (universidad pontificia de Salamanca); licenciatura en estudios eclesiásticas y en teología (universidad pontificia de Comillas); grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Doctorando en ciencias políticas y sociología.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana . Jefe de Área de Análisis informativo (Ministerio de la Presidencia). Investigador en CEMIRA (universidad Complutenese de Madrid). Miembro fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


Revisionismo constitucional en África, por Nestor Nongo

25 de febrero de 2016.

En lo que llevamos de siglo XXI, no pocos gobernantes africanos han intentado modificar las constituciones de las que se dotaron sus respectivos países a finales del siglo anterior. Unos con más éxito que otros.

La constitución de un país es un texto de gran valor (material e inmaterial), porque bajo sus normas fundamentales el Gobierno, los poderes del Estado, las instituciones y los ciudadanos encuentran definidos el ejercicio de los derechos y deberes que les son inherentes y que, a su vez, les comprometen. Y, por tanto, tiene una vocación de permanencia y de perdurabilidad.

Si bien la estabilidad constitucional es necesaria para garantizar la seguridad jurídica de cualquier Estado, no es menos verdad que las constituciones deben adaptarse a las circunstancias de cada momento. Cada nación tiene derecho a revisar, reformar y cambiar su constitución. Y las naciones africanas también.

Sin embargo, lo más llamativo de la fiebre revisionista de las constituciones en el continente africano radica en que esas revisiones se suscriben a unos pocos artículos, fundamentalmente los referentes al mandato en la magistratura suprema; y no nacen de una demanda social ni tampoco cuentan con el respaldo mayoritario de la población; es decir, son reformas impuestas por el gobernante de turno.

Para captar lo que está sucediendo, habría que remontarse a la XVI Conferencia de Jefes de Estado de África y Francia celebrada el 20 de junio de 1990. Ese día, Francia ligó, en el contexto del fin de la Guerra Fría, su ayuda a la implementación del multipartidismo y al proceso democrático, lo que desencadenó una ola de supuesta democratización en África. A regañadientes, los presidentes africanos convocaron conferencias nacionales y aprobaron nuevas constituciones con limitaciones del número de mandatos para evitar que los gobernantes se eternizaran en el cargo.

Pero esas limitaciones cayeron rápidamente en desgracia, empezando por Togo en 2002, seguido en 2005 por Chad y Uganda. Francia se dio cuenta de que su nueva doctrina le estaba privando de aliados fieles y se retractó. Desde entonces, las reformas constitucionales se encadenan con el objetivo de permitir al dirigente de turno continuar en el poder.

En Burkina Faso, la intención de Compaoré de modificar la Constitución para presentarse a un nuevo mandato generó un levantamiento popular que le obligó a exiliarse a finales de octubre de 2014. En Nigeria, la victoria de Muhammadu Buhari en las presidenciales de marzo de 2015 constituyó la primera alternancia democrática en el país.

A pesar de ello, todo apunta a que África vivirá todavía un largo invierno de involución democrática. Y es poco probable que los cambios en Burkina Faso y en Nigeria se extiendan a otras partes de África en 2016, sobre todo teniendo en cuenta que la comunidad internacional, con Francia a la cabeza, ya no ejerce suficiente presión sobre los regímenes dictatoriales africanos para que cesen con las modificaciones partidistas. Ahora tocan seguridad y lucha contra el yihadismo.

Original en : Amplio Mundo Mi Ciudad y en Mundo Megro



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios