En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Bakwa magazine: desde Camerún al mundo, por Literafricas
...leer más...
Fallece Max Liniger-Goumaz, reconocido como máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial
...leer más...
South african Quijote (I), por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
La ayuda al desarrollo no frena las migraciones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
África narrada por españoles que han vivido allí décadas, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Simposio de la FAO sobre Biotecnología: La industria biotecnológica manda
16/02/2016 -

Justo cuando las empresas biotecnológicas que producen semillas transgénicas se están fusionando, la visión corporativa de la biotecnología asoma en la FAO. En el día inaugural de un simposio internacional sobre biotecnologías agrícolas de tres días de duración, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma, más de 100 movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil (OSC) de cuatro continentes han promulgado una declaración denunciando tanto la esencia como la estructura de la reunión, que parece ser un intento más por la agroindustria multinacional para reorientar las políticas de la agencia de la ONU hacia el apoyo a cultivos y animales genéticamente modificados.

El movimiento mundial campesino y de agricultura familiar, La Vía Campesina, invitó a las OSC a firmar la carta (enlace) cuando se hizo público el programa del simposio. Dos de los ponentes magistrales de la FAO son conocidos defensores de los transgénicos, y el programa y los eventos paralelos de los tres días incluyen portavoces de la Biotechnology Industry Organization (un grupo comercial biotecnológico de los EE.UU.), Crop Life Internacional (la asociación comercial mundial agroquímica), DuPont (una de las mayores compañías mundiales biotecnológicas de semillas) y CEVA (una gran corporación médico-veterinaria), entre otros. La FAO sólo ha invitado a un orador o panelista abiertamente crítico con los transgénicos. Peor aún, uno de los dos ponentes en la sesión de apertura es un ex-subdirector general de la FAO, que ha presionado a favor de las llamadas semillas Terminator (semillas transgénicas programadas para morir en el momento de su cosecha, obligando a los agricultores a comprar nuevas semillas cada temporada), en oposición a las propias declaraciones públicas de la FAO. El discurso del segundo orador principal se titula, "Poniendo fin al desviado debate global sobre la Biotecnología" - lo que sugiere que el simposio FAO debería ser el momento de cierre de la crítica a la biotecnología.

En la convocatoria del sesgado simposio, la FAO está cediendo a la presión de la industria que se intensificó después de las reuniones internacionales sobre agroecología organizadas por la FAO en 2014 y 2015. Las reuniones de agroecología fueron un modelo de apertura a todos los puntos de vista, desde campesinos hasta la industria. Pero la industria de la biotecnología, al parecer, prefiere tener ahora una reunión que puedan controlar. Esta no es la primera vez que la FAO ha entrado en este juego. En 2010, la FAO convocó una conferencia sobre biotecnología en Guadalajara, México, donde vetó la presencia de agricultores en su comité organizador, y luego trató de impedir su asistencia a la conferencia misma.

"Nos alarma que la FAO se coloque una vez más al frente con las mismas corporaciones, justo cuando estas compañías están hablando de nuevas fusiones entre ellas mismas, que concentrarían el sector de las semillas comerciales en aun menos manos", denuncia la declaración de las OSC.

Es evidente, de acuerdo con la Declaración de la Sociedad Civil, que la industria desea utilizar la FAO para relanzar su falso mensaje de que los cultivos modificados genéticamente pueden alimentar al mundo y enfriar el planeta, mientras que la realidad es que nada ha cambiado en el frente biotecnológico. Los OGM no alimentan a la gente, en su mayoría se cultivan en un puñado de países en plantaciones industriales de agrocombustibles y alimentos para animales, aumentan el uso de plaguicidas, y expulsan a los campesinos de las tierras. Las empresas biotecnológicas transnacionales están tratando de patentar la biodiversidad del planeta, lo que demuestra que su interés principal es lograr enormes ganancias, y no garantizar la seguridad o la soberanía alimentaria. El sistema alimentario industrial que promueven estas empresas es también uno de los principales responsables del cambio climático. Confrontada con el rechazo de los OGM por muchos consumidores y productores, la industria está ahora inventando nuevas, y posiblemente peligrosas, técnicas de modificar genéticamente las plantas, sin llamarlas OGM. Al hacerlo, están tratando de evitar las regulaciones de los OGM y engañar a los consumidores y a los agricultores.

Las actividades de agroecología estaban mucho más cerca de la forma en que la FAO debería actuar, señala la Declaración, "como un centro de intercambio de conocimiento, sin una agenda oculta en nombre de unos pocos". ¿Por qué la FAO se autolimita ahora de nuevo a la biotecnología corporativa y niega la existencia de tecnologías campesinas? La FAO debería apoyar las tecnologías campesinas, que ofrecen la vía más innovadora, de código abierto, y efectiva para acabar con el hambre y la desnutrición. Es hora de dejar de apoyar una estrecha agenda corporativa, dice la Sociedad Civil. "La gran mayoría de los agricultores del mundo son campesinos, y son los campesinos quienes alimentan al mundo. Necesitamos tecnologías de base campesina, no biotecnologías corporativas."

"Ya es hora de que la FAO ponga fin a la biopiratería y a su apoyo a los cultivos modificados genéticamente, que sólo sirven para permitir que un puñado de empresas transnacionales patenten y acaparen toda la biodiversidad existente", dijo Guy Kastler, líder de la Vía Campesina. "Por el contrario, la FAO debería apoyar a las organizaciones campesinas y a los investigadores que trabajan en el fitomejoramiento colaborativo al servicio de la soberanía alimentaria y la agroecología campesina".

La declaración y la lista de firmantes se pueden descargar aquí.

La Vía Campesina, ETC y GRAIN

- Contactos para los medios en Roma:

Guy Kastler y otros líderes de La Vía Campesina

Números de teléfono: + 39 329 665 53 44 and +39 331 188 64 35

E-mail: lvcweb@viacampesina.org

[Fundación Sur]


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios