En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


De Zimbabwe a Arona, por Rafael Muñoz Abad

9 de febrero de 2016.

Cuando el viejo león británico recibe un revolcón gusta de aplicar una buena dosis de flema british y mirar para otro lado con objeto de emborronar el episodio. Ian Smith y su declaración unilateral de independencia del Imperio británico, sacando la colonia de la Commonwealth y fundando Rhodesia, es una de las “mejores” cuñas de madera propia que los ingleses han sufrido. Fair enough que diría un castizo de bombín.

Después vendrían años de guerra contra las facciones “comunistas”. El país se convertiría en el actual Zimbabwe y, el denominado granero de Africa sería la ejemplificación de la corrupción y el culto a la megalomanía en la grosera cabezota de
Bob Mugabe. Otro Amin o Mobutu.

La expropiación de granjas disparó el éxodo de blancos hacia Inglaterra, Norteamérica y Sudáfrica. La economía se desplomó, la hiperinflación parió billetes de cien trillones y el tío Bob inauguró la caza del granjero blanco.

Como y porqué los Barlow acabaron en el sur de Tenerife es un misterio que me costará una caja de Guinness pues Peter [aún] no me ha revelado el entresijo. Y es que su destino natural debió ser Inglaterra o un maizal del medio oeste estadounidense. Sé de algunos belgas, o pies negros, que huyendo del Congo por temor a que los negros se los “comieran”, terminaron regentando algún vetusto hotel o poseyendo una ingente casona en La Orotava. Curioso. El sueño del hombre blanco en Africa fue un coitus interruptus que o bien acabó en la Sudáfrica del apartheid y sus papeles para todos, o sólo dios sabe dónde y cómo.

Cando entraron por la puerta de una gestoría en Los Cristianos, vestidos de caqui, con botas rhodies y una bolsa de deporte Dunlop estilo vintage llena de libras, imagino la cara del administrativo de turno. Ryan Barlow era un perchero de más de seis pies de altura tan ancho como la puerta de un establo, pelirrojo y con mirar de hurón. Los Barlow, que se hicieron con varios locales comerciales en los típicos bajos de bloques de apartamentos del sur, a ojos del mago de turno debieron de parecerle unos guiris más y es que a ver quién le explicaba al taxista de La Camella que estos
colorados venían de Africa… ¿Pero ahí abajo no había sólo negros?

Centro de estudios Africanos de la ULL

@Springbok1973



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios