En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Kassory Fofana nombrado Primer Ministro de Guinea por Alpha Condé
...leer más...

17 personas muertas y otra gravemente herida en un ataque en Níger cerca de la frontera con Malí
...leer más...

Día de la Afrocolombianidad, 167 años de abolición de la esclavitud en Colombia
...leer más...

El cantante PilAto liberado bajo fianza en Zambia
...leer más...

El “sí” gana el referéndum constitucional de Burundi con más del 70%
...leer más...

Continúa la carestía de combustible en Sudán
...leer más...

El Gobierno de la República Democrática del Congo administra una vacuna experimental contra el ébola
...leer más...

Burundi aprueba el referéndum que extiende el poder de Nkurunziza hasta 2034
...leer más...

La plataforma "Ensemble" denuncia la prohibición de sus manifestaciones en la República Democrática del Congo
...leer más...

Un nuevo aliento para las viejas medinas de Marruecos
...leer más...

El presidente de Zimbabue anunciará la fecha de las elecciones a finales de mayo
...leer más...

Dos pacientes con ébola recuperados y fuera de peligro
...leer más...

El Fiscal general de Etiopía demandará a la compañía holandesa HPFI por la patente del grano de teff
...leer más...

Cumbre del Congreso Nacional Africano sobre la propiedad de la tierra en Sudáfrica
...leer más...

El presidente de Ghana recibirá a la oposición de Togo
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, actualmente escribe en el blog "En clave de África" en el Periódico de Catalunya" y en Periodista Digital y trabaja en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Ver más artículos del autor


Miles de centroafricanos huyen del terror del LRA. por José Carlos Rodríguez Soto

26 de enero de 2016.

Desde que comenzó el año 2016, miles de personas que habitan zonas remotas de la República Centroafricana viven de nuevo bajo el terror del LRA (Ejército de Resistencia del Señor), la guerrilla ugandesa liderada por Joseph Kony conocida por su crueldad. Solo entre el 23 y el 25 de enero han secuestrado a 102 habitantes de aldeas cercanas a las localidades de Koyassi, Zemio, Sam Ouandja y Nzako, en las prefecturas de Mbomou y de Haut Kotto. Para que nos hagamos una idea, estas dos provincias centroafricanas suman casi el doble de la extensión de Andalucía, aunque entre ambas apenas cuentan con 150.000 habitantes.

Uno de los peores ataques del LRA tuvo lugar el pasado 21 de enero. A eso de las cinco de la tarde atacaron la parroquia católica de Bakouma (diócesis de Bangassou), y tras golpear con sana a dos religiosas franciscanas centroamericanas, se llevaron paneles solares, la radio transmisora, dinero y todo lo que pudieron encontrar de valor. Pocos días antes habían atacado la cercana aldea de Nzabe, donde incendiaron 47 viviendas. Miles de personas han huido de esta zona y se han refugiado en la localidad de Bakouma, donde no tiene protección de ninguna de las dos fuerzas internacionales que están presentes en el Este del país: la fuerza de la ONU (MINUSCA) y los soldados ugandeses que actúan bajo bandera de la Unión Africana para combatir al LRA. En esta inmensa zona poco poblada y cubierta de una selva tupida que hace muy difícil detectar a los rebeldes ugandeses –los cuales se suelen mover en pequeños grupos- hay además otras milicias armadas, sobre todo de la antigua Seleka que ocupo el poder en Centroáfrica durante 2013 y que desde enero de 2014 imponen su ley en grandes zonas del Este del país.

Recordemos que el LRA es el grupo rebelde africano que lleva más años en activo. Empezó en el norte de Uganda en 1988, desde 1992 conto con bases seguras en el sur de Sudan (donde recibía ayuda militar del régimen de Kartum) y tras ser expulsados de Uganda por el ejército en 2006 se instalaron primero en el noreste de la Republica Democrática del Congo (donde tuvieron su cuartel general en las selvas del Parque Nacional de la Garamba) y desde 2009 en el sureste de la República Centroafricana. En 2008 y 2009 cometieron masacres de cientos de civiles, sobre todo en el Congo, pero desde el año 2011 sus matanzas y secuestros de niños han disminuido, y sus ataques han tenido casi siempre como objetivo aprovisionarse de víveres y otros bienes.

En 2009, el ejército ugandés envió 3.000 soldados para enfrentarse al LRA, y hasta 2013 consiguió reducir drásticamente sus efectivos, bajando estos de alrededor de un millar hasta los 150 o 200 que se calcula que son actualmente, casi todos ellos ugandeses. Los grupos del LRA tienen siempre con ellos a mujeres y niños secuestrados, a los que usan como porteadores, servidores domésticos y esclavas sexuales en el caso de las chicas. Durante los últimos anos, las acciones del LRA han intentado evitar ataques a ciudades y a soldados ugandeses, y se han centrado en atacar a civiles a los que sorprenden en sus campos o en partidas de caza para robar lo que tienen y casi siempre obligarlos a hacer de porteadores para liberarlos por lo general a las pocas horas o al cabo de un par de días. También se han dedicado a traficar con marfil (que obtienen en el parque de la Garamba), oro y diamantes y venderlos a comerciantes del noreste de la República Centroafricana (sobre todo en Sam Ouandja y Birao) y también de Kafia Kingi, un territorio situado en el sur de Darfur actualmente bajo administración de Sudan.

Este es el principal escollo para conseguir la desaparición del LRA. Desde 2011 Kony y su guardia personal utilizan Kafia Kingi como refugio seguro donde saben que no podrán ser atacados, aunque por si las moscas cambian constantemente de emplazamiento. Sudan, por su parte, niega rotundamente la presencia del LRA en su territorio y a lo mas que ha llegado ha sido a recibir a una delegación de la Unión Africana el año pasado en Jartum, donde sus autoridades repitieron de nuevo esta versión oficial pero sin darles facilidades para una visita de verificación independiente en Kafia Kingi.

Otra dificultad importante es la disminución de las tropas ugandesas que persiguen al LRA en Centroáfrica. Si en el año 2009 eran 3000, actualmente apenas llegan a un millar, y poco a poco se han ido haciendo menos eficaces. Hay que tener en cuenta que aunque están bajo bandera de la Unión Africana, no tienen financiación exterior y el apoyo que reciben de las fuerzas especiales norteamericanas (un centenar) presentes en Centroáfrica desde finales de 2011 es logístico y de inteligencia militar. La prioridad de seguridad para Uganda no es ahora el LRA, sino el fundamentalismo islámico, lo que explica que dediquen muchos más medios a Somalia, donde hay 8.000 soldados ugandeses bajo bandera de la Unión Africana (que en este caso si reciben una generosa financiación de la Unión Europea) para luchar contra los islamistas de Al Shabaab. En la misma zona, hay fuerzas internacionales de la MINUSCA, pero el problema es que no tienen un mandato ofensivo y generalmente sus acciones no suelen ir mas allá de proteger centros de población y a veces patrullar por carreteras, pero el LRA se mueve por la selva, donde no es muy probable que los soldados de la ONU se aventuren.

Mientras tanto, durante estos días, se ha abierto en La Haya el proceso de Dominic Ongwen, quien ha comparecido delante de la Corte Penal Internacional acusado de 70 cargos de crímenes de guerra y de crímenes contra la humanidad. Ongwen llego a ser el número dos de Kony, pero durante los últimos años cayó en desgracia con él y en enero de 2015 se entregó en el Este de la República Centroafricana, seguramente para escapar de una muerte segura si Kony hubiera dado con su paradero. La Corte Penal Internacional público en octubre de 2005 órdenes de busca y captura contra Joseph Kony, Ongwen, y otros tres comandantes del LRA que desde entonces han muerto (Raska Lukwiya y Okot Odiambo muertos en enfrentamientos con los soldados ugandeses, y Vincent Ottii ejecutado por Kony en 2007).

Kony nunca había estado más debilitado que ahora. Prueba de ello es que en mayo del ano pasado siete de sus guardaespaldas de su entorno más próximo se amotinaron contra el en Kafia Kingi y llegaron a luchar contra otros de sus guardias personales para después escapar y entregarse a las fuerzas ugandesas en Centroáfrica. Los nuevos ataques del LRA pudieran ser una reacción desesperada para demostrar que aún tienen capacidad para sembrar en estas zonas remotas de Africa el caos. Caos que, desgraciadamente, aun puede durar mucho tiempo.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios