En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Convocado el encargado de negocios de la embajada de Libia en Senegal
...leer más...

Reacciones a la dimisión de Robert Mugabe
...leer más...

Muse Bihi candidato del partido gobernante de Somalilandia gana las elecciones presidenciales
...leer más...

Solicitan que se elimine el tiempo de prescripción de los delitos sexuales en Sudáfrica
...leer más...

El líder rebelde del ONLF Extraditado ilegalmente a Etiopía.
...leer más...

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia
...leer más...

El Presidente de Madagascar lanza un mensaje tranquilizador de cara a las elecciones presidenciales de 2018
...leer más...

El parlamento de Zimbabue se reune hoy para iniciar el proceso para adoptar una moción de censura contra Mugabe
...leer más...

La Comisión Nacional de Derechos Humanos nigeriana insta al Gobierno a cumplir su compromiso en lo relativo a las personas desaparecidas
...leer más...

La ONU extiende su misión en la República Democrática del Congo y autoriza el envío de más Cascos Azules
...leer más...

Israel deportará a 40,000 refugiados africanos sin su consentimiento.
...leer más...

El Consejo de Seguridad Nacional de Etiopía insta a los Gobiernos regionales a controlar las protestas
...leer más...

Partido gobernante de Guinea Ecuatorial gana las elecciones
...leer más...

Odinga acusa a la policia de haber asesinado a personas que fueron a acompañarle a su regreso a Kenia
...leer más...

La Amisom comienza la retirada de Somalia
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


¿Hace el ejército keniano negocios con el conflicto somalí?, Por Chema Caballero

12 de enero de 2016.

Hace pocos días nos llegaba la noticia de que en el norte de Kenialos pasajeros musulmanes de un autobús habían defendido a los cristianos cuando unos atacantes del grupo terrorista al-Shabaab interceptaron el vehículo y querían, como en otras ocasiones, ejecutarlos.

Estos ataques del grupo somalí, del que algunas de sus fracciones han jurado lealtad a DAESH o estado islámico, en Kenia son bastantes frecuentes pese a los esfuerzos del ejército keniano (KDF), el cual desde hace cuatro años está presente en Somalia, con la excusa de luchar contra este grupo. Es por eso que muchos kenianos se preguntan qué está haciendo, realmente, sus fuerzas armadas en el país vecino.

Desde que en octubre de 2011, el KDF lanzara la operación “Linda Nchi” (“Proteger nuestra nación”) los atentados de al-Shabaab en suelo keniano se han reducido pero el grupo islamista todavía es responsable de numerosos atentados como los ataques al centro comercial Wastgate, en 2013, o a la universidad de Garissa, en 2015, entre otros muchos.

Poco después de que Kenia tomara la decisión de intervenir en el conflicto somalí se estableció la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) en la cual se integró el ejército keniano, lo cual clarificó el papel del KDF en ese país: destruir a al-Shabaab y apoyar al gobierno reconocido internacionalmente con base en Mogadishu (conocido como el Gobierno Federal de Somalia).

Al inicio de la operación las fuerzas kenianas obtuvieron varios éxitos importantes, como el desalojo de los terroristas de su cuartel general en Kismayo. Sin embargo, en los últimos años estos logros se han detenido. Al-Shabaab mantiene el control de grandes porciones del territorio somalí, mientras que el gobierno federal apenas puede imponer su autoridad sino es con el apoyo de las tropas de AMISOM.

Los mandos del ejército keniano se defienden de las acusaciones de inactividad afirmando que es verdad que puede tenerse esa impresión pero que sin su presencia Somalia estaría envuelta en el caos y, como consecuencia, Kenia resultaría mucho más insegura.

Puede que esto sea cierto, pero un reciente informe escrito por el investigados Ben Rawlence y publicado por Journalists for Justice (JFJ) sugiere otras explicaciones quizás menos honorables.

El informe:Black and White. Kenya’s Criminal Racket in Somalia,examina el contrabando de azúcar y carbón entre Kenia y Somalia y descubre que altos cargos del ejército keniano están involucrados en él. Es más, al hacer esto -afirma el estudio- están colaborando con al-Shabaab y proporcionando a los terroristas con fuente muy importante de ingresos.

En Febrero de 2012, las Naciones Unidas prohibieron las exportaciones de carbón somalí, ya que estas proporcionaban unos ingresos vitales a los terroristas. Por su parte, la importación de azúcar está sometido a fuertes impuestos en Kenia con la idea de salvar la industria azucarera nacional, por lo que se pueden conseguir grandes beneficios a través de su entrada ilegal en el país.

Rawlence afirma que “las fuerzas de defensa kenianas en vez de luchar contra al-Shabaab están encerradas en sus bases mientras que los altos mandos se dedican a prácticas comerciales corruptas con las administración de Jubalandia[región semi autónoma de Somalia] y al-Shabaab”.

Según el informe el proceso supuestamente funciona de la siguiente forma: barcos cargados de azúcar llegan al puerto de Kismayo y salen cargados de carbón. El ejército keniano cobra 2 dólares por cada saco de azúcar que llega, mientras que al-Shabaab consigue 1.050 dólares por cada camión que sale del puerto. Cada camión tienen que pagar de nuevo a la administración de Jubalandia, de la que la ciudad portuaria es capital. Finalmente, tiene que pagar de nuevo al ejército keniano al cruzar la frontera entre Jubalandia y Kenia. El carbón sigue el mismo proceso pero al contrario.

Es un gran negocio, el contrabando de azúcar produce decenas de millones de dólares al año para los miembros del KDF involucrados en él, mientras que al-Shabaab se lleva más de 100 millones de dólares anuales gracias al carbón.

Por eso el informe concluye que “el comercio de carbón no es una especie de entretenimiento ilícito practicado por los oficiales del KDF para conseguir un poco de dinero para sus gastos. Junto con la importación de azúcar, es, de hecho, la principal razón por la que están allí”.

Las consecuencias de esta actividad ilícita son muy graves: en primer lugar los oficiales del ejército keniano sacan beneficio del conflicto somalí, igualmente ayudan a sus supuestos enemigos a hacer lo mismo; un adversario que luego realiza atentados terroristas en Kenia, y finalmente se burlan de los esfuerzos regionales para combatir a al-Shabaab liderados por AMISOM

El informe también cuestiona cuánto conoce el gobierno keniano de estas actividades de su ejército: o realmente está informado de lo que suceden y sus miembros están involucrados en este negocio o realmente no tienen ningún tipo de control sobre sus fuerzas militares.

Evidentemente,el ejército keniano se ha apresurado a denegar estas alegaciones.El portavoz del mismo, el Coronel David Obonyo, ha declarado,según informa el periódico keniano Daily Nation que el KDF no puede hacer negocios con la gente con la que supuestamente están luchando: “Los que han publicado el informe pueden decir lo que quieran. Ya lo hemos dicho muchas veces, el KDF no esta involucrado en el negocio del carbón o del azúcar. Los que alegan haber realizado dichas investigaciones deben tener en cuenta que la costa somalí tiene 3.300 kilómetros de longitud y que el KDF solamente se despliega en un tramo de 150 kilómetros. Las mismas autoridades somalíes están contentas de que haya tantos puertos informales que no están vigilados”.

Sin embargo, si todo lo que dice el informe es verdad entonces se podría concluir que la intervención keniana en Somalia no pasa de ser un negocio mafioso, un ejemplo perfecto de convivencia entre crimen organizado y política con el aliciente de que todos los gastos de la operación están siendo pagados por los donantes que apoyan a AMISOM, un negocio redondo.

También podríamos afirmar que no solo los países occidentales se aprovechan de los conflictos africanos sino, y esto no es una novedad, países africanos también sacan grandes beneficios de las guerras que se desenvuelven cerca de sus fronteras.

Original en :Blogs de El País. África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios