En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El presidente de Ruanda reemplaza a Mushikiwabo como ministra de Asuntos Exteriores tras su elección cono Secretaria General de la Francofonía
...leer más...

La coalición opositora de Togo preocupada por la reaparición de la "milicia de Auto Defensa·" llama a Akufo-Addo y Alpha Condé
...leer más...

África, los costes de una urbanización acelerada
...leer más...

El Presidente Barrow da la bienvenida a los planes agrícolas de Francia en Gambia
...leer más...

Guinea Ecuatorial: Obiang niega la tortura y el encarcelamiento de opositores
...leer más...

Donación de órganos en Marruecos, el camino es largo, no lento
...leer más...

La Unión Europea advierte sobre la crisis en la República Centroafricana
...leer más...

Disturbios y agresiones tras el anuncio del resultado de las elecciones locales en Costa de Marfil
...leer más...

El Primer Ministro italiano visitó Etiopía y Eritrea tras la paz
...leer más...

Funcionarios de Abyei instan a los estudiantes a formarse en el campo de la salud
...leer más...

La doctora Fatma Gueunoune deplora la falta de voluntad de las autoridades senegalesas en la lucha contra el cancer
...leer más...

El RHDP del presidente Ouattara vence en las elecciones locales de Costa de Marfil
...leer más...

Frelimo vence las municipales de Mozambique en 44 de los 53 municipios
...leer más...

La Unión Africana analiza oportunidades y retos relacionados con nuevas tecnologías
...leer más...

El Consejo Constitucional de Camerún desestima las impugnaciones a las elecciones
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Guerra civil y catástrofe humanitaria. Nigeria, 1967-1970, por Omer Freixa
...leer más...
El valor de una refinería…, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
CAN 2019: Los primeros clasificados, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Guinea Ecuatorial: medio siglo de desesperanza, por Omer Freixa
...leer más...
Ola de calor “tropical”, o cuando se llaman las cosas por su nombre, por Nestor Nongo
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

¿Dónde está África en el Sur Global?: Lecciones de Bandung y panafricanismo (parte I)
21/12/2015 -

La clase dominante consumidora africana y la clase media educada están tan comprometidas por el imperialismo que son incapaces de proporcionar la dirección revolucionaria necesaria para la verdadera liberación del continente. La única alternativa posible es la de las personas que trabajan. Ellos necesitan una ideología, una organización y un liderazgo para constituir un bloque político alternativo.

Lo siguiente fue un discurso de apertura relizado por Issa Shivji, académico tanzano experto en cuestiones sobre legislación y desarrollo, al Seminario Internacional sobre el Sur Global : De Bandung al siglo XXI, en la Universidad Federal de Sao Paulo, Brasil. El discurso apareció previamente en Pambazuka News.

"Ciertamente podemos decir que la historia ha vuelto a poner de nuevo la agenda socialista antiimperialista y anticapitalista en el escenario mundial."

África en el Sur Global: Los Fundamentos

La división Norte-Sur está estadísticamente bien documentada. No necesito repetir la misma. Es necesario, sin embargo, para actualizar nuestro conocimiento del espacio geopolítico de África en el Sur Global. La población total de los países en desarrollo es de aproximadamente 6,2 mil millones, de los cuales África es sólo una quinta parte, o 1,2 mil millones. El país más poblado de África, Nigeria, tiene menos población que la de Brasil. Sudáfrica, uno de los socios en los países BRICS, tiene sólo un cuarto de la población de Brasil. Sólo en cuanto a la población por sí sola, dejando de lado el tamaño de la economía, África en su conjunto no alcanza el tamaño de la India o China, las llamadas "locomotoras del Sur", para usar la fraseología de Manmohan Singh [1]. Pero África en el Sur Global, o en el mundo para el caso, no habla como África, como un panáfrica. En el tren del Sur Global, tirado por las locomotoras del Sur como China, India y Brasil, los países africanos serían más como camarotes, ni siquiera los vagones. Y esto, en mi opinión, es cierto no sólo en términos de espacio geográfico, sino también en un espacio político y económico. Sin embargo, como yo diría, el Sur Global no es una construcción política, o al menos, no una construcción política de los pueblos del Sur.

El segundo punto que me gustaría hacer es que el Sur Global existe y tiene sentido sólo en relación con los países del Norte. La relación entre los dos ha determinado el movimiento de la historia del mundo en los últimos cinco siglos. ¿Qué constituye el conjunto global de hoy en día? El Hemisferio Norte y el Sur Global están unidos en el sistema capitalista mundial. ¿Cuál es la fuerza motriz de este sistema? ¿Qué es lo que hace que el sistema funcione? Un desvío en la economía política del capitalismo global es, por lo tanto, necesario para responder a estas preguntas y entender mejor y de manera más sistemática las trayectorias del panafricanismo y del nacionalismo africano y su neoliberal NEPAD progenie, por un lado, y Bandung y su BRICS progenie, por el otro. En la siguiente sección sugiero en un esbozo, y de una manera un tanto abstracta y simplificada, el corazón del sistema capitalista mundial, que es el proceso de acumulación de todo el mundo, o lo que Samir Amin en su obra pionera llamada. "La acumulación a escala mundial" [2].

El sistema capitalista global

El capitalismo desde su nacimiento ha sido un sistema global. Sigue siéndolo. Las rupturas socialistas en el sistema, en términos de tiempo histórico, han sido episódicas. En el modelo de Samir Amin, el sistema capitalista global se divide en: Centro, más o menos el Norte Global, y la Periferia, aproximadamente el Sur Global. El corazón del sistema capitalista es la acumulación. "¡Acumular, acumular!", dijo Marx, es "Moisés y los profetas" [3]. El proceso de acumulación se da en todo el mundo. Se caracteriza por dos tendencias. Yo lo llamo la acumulación capitalista, CA, y la acumulación primitiva, PA. El modelo económico de Marx se basa en un sistema cerrado de la acumulación capitalista. Uno de los supuestos fundamentales de su modelo de producción y reproducción del capital es el intercambio equivalente de las materias primas, incluyendo la fuerza de trabajo. La apropiación de las plusvalías creadas en el propio proceso de producción por el capital se llama explotación. La explotación no es robar o engañar al nivel de las ventas de las materias primas. En la vida real puede haber robo y engaño, pero no es inherente al sistema. La explotación es la apropiación de la plusvalía que se crea en el proceso de producción.

En Marx, la acumulación primitiva aparece como acumulación originaria para dar cuenta de la preexistencia del capital antes de que pudiera resolver las fórmulas de producción [4]. Marx postula dos tipos de acumulación primitiva, una interna y otra externa. La interna se refiere a la expulsión de los campesinos del campo al ser lanzados al mercado laboral, es decir, el movimiento envolvente. La externa se refiere al saqueo de marfil, minerales y esclavos procedentes de países no europeos, o lo que una vez se llamó el Tercer Mundo, y ahora el Sur Global. Marx llama a esto saqueo o robo, a diferencia de hurto y del engaño [5]. En el lenguaje corriente, e incluso en el derecho burgués, el robo se distingue del hurto y del engaño por el uso de la fuerza. Fuerza era inherente y fundamental para el proceso de la acumulación primitiva en el sentido de Marx. En el modelo de acumulación capitalista de Marx, no hay fuerza en cuestión. Pero en el modelo de Marx el proceso de acumulación primitiva cesa cuando la acumulación capitalista se generaliza. La acumulación primitiva, para Marx, "constituye la etapa prehistórica del capital...". [6]

Como sabemos, Rosa Luxemburgo rectificó a Marx y argumentó que para que la acumulación capitalista funcione y mantenga a raya la crisis, tiene que haber sectores no capitalistas en los que alimentarse [7]. Estos sectores no capitalistas se encuentran en las sociedades no europeas. Con la otra tendencia del capitalismo, la concentración y centralización del capital, Lenin desarrolló su teoría del imperialismo [8]. El imperialismo invade las sociedades no europeas y establece la regla de la oligarquía financiera por la que el imperialismo obtiene beneficios de estas sociedades. En tiempos más recientes, David Harvey ha vuelto a la teoría de la acumulación primitiva de Rosa Luxemburgo para demostrar que en la fase neoliberal, la acumulación primitiva resurge y toma diferentes formas, que él llama acumulación por desposesión [9]. Sintetizando estos argumentos, y desarrollándolos aún más allá, sostengo que durante toda su existencia, ambas tendencias, la capitalista y la primitiva, coexisten en tensión. En términos generales, hasta ahora, la CA dominó los centros, mientras que PA la periferia. Socialmente, la acumulación capitalista se manifiesta en la tendencia burguesa y la acumulación primitiva en la tendencia compradora. Desde la periferia, podemos decir la burguesa tendencia nacional burguesa, para distinguirla de la burguesía compradora. La tensión entre las dos tendencias se traduce en luchas sociales históricamente determinadas, con alianzas de clase, bloques dominantes, y las resistencias, lo que nos permite historizar y periodizar la lucha de clases [10].

Las formas extremas de acumulación primitiva marcan la historia de las luchas de los países del Sur, o la periferia. Yo los llamo los tres grandes robos. El primer gran robo, aumentado por el pirata español Cristóbal Colón en 1492, es el de la gente de sus tierras. En las Américas, la tierra fue robada a la gente por exterminio, por planificación o enfermedad. Este fue el primer holocausto en la historia de la humanidad. El segundo gran robo, aumentado por el pirata portugués Vasco da Gama en 1498, es el de robar a la gente de sus tierras. En África, las personas fueron robadas de sus tierras para ser esclavizados y enviados en masa a trabajar otras tierras. Brasil se encontró en la confluencia de estos dos grandes robos, jactándose de este modo hoy de la mayor población africana fuera de África, mientras que prácticamente no hay población indígena, menos de medio punto porcentual.

El tercer gran robo es el de la gente que es despojada de su fuerza de trabajo. Esto es fundamental para el proceso de colonización. En la periferia, el capital no sólo se apropia del trabajo excedente a través del proceso de acumulación capitalista, sino también el apetito insaciable del capital monopolista usurpa una parte del trabajo necesario, que es la mano de obra necesaria para la supervivencia [11]. Esto significa que la fuerza de trabajo no es intercambiada por su equivalente. Considero que el intercambio no equivalente a la fuerza de trabajo, que está en el nivel de la producción, y no sólo a nivel de la circulación, es característica definitoria de la acumulación primitiva en la periferia dominada por el capital monopolista. Esto no tiene por qué implicar el uso de la fuerza. La acumulación primitiva de este tipo se reproduce por el dominio del capital monopolista, tanto a nivel de producción como a nivel de la circulación. No importa si la mano de obra es la de un productor campesino en tierra, o un artesano en un taller o un proletario en una fábrica, o de un vendedor ambulante en la calle; todo el trabajo es exprimido para subsidiar el capital y aumentar su excedente para su posterior acumulación. En todos estos casos la acumulación primitiva es dominante. Bajo el neoliberalismo nuevas formas de acumulación primitiva están basadas en el trabajo sobre el intercambio no equivalente del trabajo y en el acaparamiento de los recursos. La mercantilización de los recursos naturales, los bienes y servicios públicos; privatización de la propiedad pública, incluyendo salario social y la deuda pública; la creación y multiplicación de dinero privado a través de la división y unión de los títulos de nuevas formas de acumulación primitiva neoliberal que encontramos tanto en el centro y la periferia. En última instancia ésto, la economía intangible artificial, tiene que tener una base en la economía real en la que el actor principal es el trabajo humano, ya sea simple o compleja. Cuando la economía financiera artificial se separa de la economía real se obtiene una crisis del tipo a la que el mundo se enfrentó en 2008, dando lugar a la destrucción masiva de vidas y medios de vida de las clases populares. Destrucción-construcción es otro tema recurrente en la narrativa del desarrollo del capitalismo global. [12]

Es en la mega-narrativa del desarrollo del capitalismo mundial durante los últimos cinco siglos que tenemos que localizar las narrativas Panafricano y Bandung.

Issa Shivji*

Negro Agenda Report

* Issa Shivji es Director del Centro de Recursos de Nyerere, Tanzania Comisión de Ciencia y Tecnología.

[Traducción, Jesús Esteibarlanda]

Notas:

[1] Citado en Prashad 2012: p. 144.

[2] Amin 1974.

[3] Marx 1.887: p. 558.

[4] Ibíd .: Parte VIII.

[5] "Los tesoros capturados fuera de Europa mediante el saqueo descarado, la esclavización y asesinato, flotaron de regreso a la madre patria, y estaban allí se convirtió en capital". Ibid. P. 705.

[6] Ibíd .: p. 668.

[7] Luxemburg 1963 (1913).

[8] Lenin 1963 (1916).

[9] Harvey 2005. Uno de los problemas con la posición de Harvey es que se abstrae de la relación entre los centros imperialistas y periferias dominadas con el peligro potencial de menospreciar la cuestión nacional y, por lo tanto su anverso, el imperialismo.

[10] Como Samir Amin (2012) hace a grandes rasgos en su artículo "El Sur desafíos de la globalización".

[11] Para un ejemplo de esto en el caso de la explotación de los pequeños campesinos ver Shivji 1987.

[12] Jha 2006.

[Fundación Sur]


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios