En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El primero de septiembre elecciones legislativas en Mauritania
...leer más...

Dimite el jefe de la policía de Gambia por la muerte a tiros de tres manifestantes en la aldea de Faraba Banta
...leer más...

19.200 toneladas de café exportadas desde Mayombe, en Congo RDC
...leer más...

16.000 desplazados desde enero por la inseguridad en la frontera entre Malí y Niger
...leer más...

Somalilandia libera a un monarca
...leer más...

Las aerolíneas africanas encabezan la nueva lista negra de la Unión Europea sobre seguridad aérea
...leer más...

La misión angoleña de Lukula-Nzenze celebra sus 125 años
...leer más...

El presidente de Costa de Marfil anuncia medidas inmediatas tras las inundaciones que causaron 20 muertos
...leer más...

La policía de Gabón arresta a 5 nigerianos que transportaban cannabis
...leer más...

Incitación a la violencia de género desde las redes sociales en Argelia
...leer más...

La Exposición Internacional de Empleos y Oficios de Burkina Faso
...leer más...

Trescientos cuarenta casas MIBA confiscadas por los jubilados de esta empresa
...leer más...

El norte de África a la vanguardia en Objetivos de Desarrollo según la UA
...leer más...

Marruecos confirma resultados de bachillerato para el 22 de junio
...leer más...

El ayuntamiento de Akanda y Airtel Gabon cooperan para difundir un mensaje en defensa del media ambiente
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Un árbol que podría regenerar las zonas áridas de África. por Bartolomé Burgos
...leer más...
Belgrano, mucho más que el creador de la bandera, Omer Freixa
...leer más...
Una vuelta por Kinshasa
...leer más...
Alex Ikot: de Guinea Ecuatorial al mundo, por Afribuku
...leer más...
Patxi Zubizarreta ¡Corre, Kuru, corre!, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

EL PLANETA SIGUE EN PELIGRO, PERO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS.
14/12/2015 -

El pacto aprobado el sábado día 12/12/2015 en la Cumbre del Clima de Paris, del que forman parte 195 países, y que consta de dos partes: “Acuerdo” y” Decisiones”, ya está firmado.

Cuando veíamos los abrazos y felicitaciones mutuas entre los participantes, después de la aprobación, algunos pensamos que esta vez, habían firmado un acuerdo satisfactorio para la mayoría y vinculante. Nada más lejos de la realidad.

Algunos analistas como el profesor Ottmar Edenhofer, del Instituto Potsdam de Investigación sobre la Cambio Climático, procuran ser positivos y dicen que todo depende de cómo de rápido y con qué solidez lo apliquemos.

Pero la mayoría de expertos, como algunos portavoces del Parlamente Europeo lo califican de claramente insuficiente. Las revisiones serán claves porque los objetivos puestos hasta ahora sobre la mesa no garantizan que el calentamiento global se quede por debajo del objetivo de los 2 grados Celsius, sino que se prevé que la temperatura se elevará en 3 grados para finales del siglo.

Algunos avisan, como el experto de Carnegie Institution Chris Field, quien afirma que “no es momento para la autocomplacencia, sino de actuar en innovación, energías limpias y desarrollo sostenible”.

El director ejecutivo de Greenpeace, Kumi Naidoo, proclama que debe llegar “el fin de la era de las energías fósiles, tras la cumbre de Paris”. Las multinacionales, como Dell, Sony, Google y CocaCola dicen que se comprometen a reducir la emisión de dióxido de carbono y a triplicar el uso de energías limpias. Buenas promesas!

Dos de los sectores que más emisiones generan, como la aviación y el transporte marítimo, se han quedado simplemente fuera del acuerdo.

Un punto clave del Acuerdo firmado está en artículo 4 que hace referencia a las obligaciones en el recorte de emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los firmantes. Aparecía la palabra “deberán” (shall en inglés).

El Gobierno norteamericano ha hecho que desaparezca del pacto la vinculación legal de los objetivos de cada país a la hora de reducir las emisiones. Se cambió entonces “deberán” (shall), por “deberían” (should). La obligación se quedó en mera recomendación.

China e India tampoco estaban de acuerdo con esa “vinculación” y que se les metiera en el mismo saco (de la obligación), con los países desarrollados. Mantener esa doble velocidad ha sido una de las principales reivindicaciones de los emergentes durante la negociación.

El reto del cambio climático, va íntimamente relacionado con el derecho de la humanidad a la soberanía alimentaria y a otros derechos humanos, para recuperar la dignidad humana de todos los pueblos.

Las grandes multinacionales siguen haciendo la vida imposible a los pescadores y agricultores a pequeña escala, pues están acaparando con violencia las mejores tierras e incluso los mejores lagos, como en la RDC, Sudáfrica o Uganda (con el lago Victoria).

Solo poniendo la soberanía alimentaria y la dignidad humana de los pueblos, en el centro del sistema, llegaremos a acuerdos globales que sean eficaces.

Parece que las multinacionales y los Estados solo son capaces de firmar acuerdos vinculantes, cuando se trata de acuerdos de libre comercio. El dinero dicta la ley a costa incluso del futuro de la humanidad.

Como afirmó el Papa Francisco, en relación con el cambio climático: "Estamos al borde del suicidio. Espero que en la Cumbre de Paris hagan algo".

¿Cuándo tomaremos, de los políticos y financieros, injustos y corruptos, la responsabilidad y el poder que nos pertenece, para garantizar una gestión más humana y solidaria?

La buena noticia siempre existe: El futuro del planeta, la justicia social, el desarrollo integral y la paz, siguen estando en nuestras manos, en las manos de la inmensa mayoría de buena gente, a quien Dios lo ha confiado.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios