En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...
25 de Mayo Día de África algo más que un día . por Liliana A. Negrín
...leer más...
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Acuerdo sobre la producción y la comercialización del cacao entre Costa de Marfil y Ghana
...leer más...

Número récord de candidatos en las elecciones presidenciales de Zimbabue
...leer más...

El continente africano lidera el aumento de católicos en el mundo
...leer más...

La Armada rusa negocia crear un centro logístico en Sudán
...leer más...

Gécamines quiere rehabilitar y modernizar en Kinshasa el edificio Sozacom
...leer más...

Un frente frío golpeó Ciudad del Cabo
...leer más...

Se espera que la producción de cereales en Marruecos supere los 100 millones de quintales
...leer más...

Iniciativas de la iglesia en Burundi para dar asistencia a la minoría étnica Batwa, los pigmeos olvidados
...leer más...

España se asegura el suminisrtro de gas argelino para los próximos doce años
...leer más...

Ghana primer país de África subsahariana en eliminar el tracoma
...leer más...

Kakuma alberga el primer TEDx Talk en un campo de refugiados
...leer más...

El ministro de Educación de Burkina Faso urge a actuar en el sistema educativo
...leer más...

Doble asesinato en una mezquita de Sudáfrica
...leer más...

Iniciada la segunda fase de geolocalización de pesqueros senegaleses
...leer más...

La Iglesia Episcopal de Sudán del Sur pone en marcha una estación de radio en la ciudad de Bor
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Rehoboth, la ciudad de los bastardos., por Rafael Muñoz Abad

8 de octubre de 2015.

La colonización al norte del Cabo de buena esperanza se vertebró con el Antiguo Testamento en una mano y un rifle en la otra. Una morralla de colonos barbudos que a golpe de carromato acabarían bastardizando el holandés en afrikaans. Gentes cuyo objetivo era vivir bajo la ley de dios y lo más lejos posible de los británicos y el arrabal de libertinaje que -a sus ojos- era la vibrante colonia de El Cabo. Una diáspora deseosa de aislamiento y tierras propias que acabarían denominándose afrikaners. Bajo el pretexto, o no, de la escasez de blancas, engendraron a las mujeres khoikhoi dando lugar a los coloureds y con ello a una de las culturas satelitarias de la colonización del Africa austral. Razón por la provincia de Northen Cape es de mayoría coloured. Tierras que, conjuntamente con los criados mestizos liberados, fueron colonizadas por los aventureros y pioneros neerlandeses en su largo periplo hacia un norte árido y despoblado; paraje que forjaría el termino y el áspero carácter afrikáner como sociedad fronteriza. Raid que atravesaría la actual Namibia hasta incluso adentrarse en Angola.

A unas 50 millas al sur de Windhoek, capital de Namibia, está Rehoboth. Localidad de nombre bíblico que popularmente se le conoce como la ciudad de los bastardos y donde una comunidad de apenas 30.000 coloureds aspira a la autodeterminación. Descendientes del éxodo encabezado por Van Wijk y su mujer [negra] forman parte de la organización “estados sin estado”. Surrealista. Rehoboth no se distingue de cualquier otra población namibia. Una afilada iglesia luterana alemana y calles vacías. Los cientos de kilómetros yermos que se desparraman entre cada gasolinera te permiten reflexionar sobre lo que te cuentan y percibes.

Cruelmente, los blancos los llaman los inteligentes albañiles bastardos; afirmando que son buenos edificando y los genes caucásicos los “mejoraron” haciéndolos más trabajadores que los negros…Sin comentarios. Los namibios-alemanes se apresuran a explicarte que sus ancestros jamás se acostaron con las mujeres herero o khoikhoi y que ese linaje indigno es producto exclusivo de las correrías de los boers. Y en parte es cierto, pues la comunidad de rehobothers es descendiente inmediata y “pura” de los boers que se mezclaron con mujeres Nama del sur de Namibia. Si Sudáfrica ya es compleja en lo social, Namibia no le va a la zaga pues aquí hay dos tribus blancas. Alemanes y afrikaners; agua y aceite.

Antonomásticamente y lejos de avergonzarse, los baasters de Rehoboth se enorgullecen de su origen como sociedad fronteriza y se proclaman como bastardos puros; formando una comunidad profundamente paternalista cuyo fervor cristiano contrasta con sus altos índices de alcoholismo y violencia sexual.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS E LA ULL

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios