En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2017 : Burundi
...leer más...
Panorámica histórica y etnográfica del Sahel, Documento de seguridad y defensa nº. 78
...leer más...
Sobre el uso de cartografía colaborativa en crisis humanitarias, por José Antonio Barra
...leer más...
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Conferencia internacional sobre mutilación genital femenina en Uagadugu - Objetivo cero MGF para 2030
...leer más...

El Presidente de Zimbabue preocupado por la manipulación maliciosa de la economía
...leer más...

El etiope Feyisa Lilesa sucampeón olímpico de maratón regresó del exilio
...leer más...

La Conferencia entre Egipto y la Unión Europea acordó ayudas para más de 12 millones de egipcios
...leer más...

Cuatro periodistas sudaneses arrestados por las fuerzas de seguridad en Jartum
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2018-10-01 / 2018-10-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El presidente de Ruanda reemplaza a Mushikiwabo como ministra de Asuntos Exteriores tras su elección cono Secretaria General de la Francofonía
...leer más...

La coalición opositora de Togo preocupada por la reaparición de la "milicia de Auto Defensa·" llama a Akufo-Addo y Alpha Condé
...leer más...

África, los costes de una urbanización acelerada
...leer más...

El Presidente Barrow da la bienvenida a los planes agrícolas de Francia en Gambia
...leer más...

Guinea Ecuatorial: Obiang niega la tortura y el encarcelamiento de opositores
...leer más...

Donación de órganos en Marruecos, el camino es largo, no lento
...leer más...

La Unión Europea advierte sobre la crisis en la República Centroafricana
...leer más...

Disturbios y agresiones tras el anuncio del resultado de las elecciones locales en Costa de Marfil
...leer más...

El Primer Ministro italiano visitó Etiopía y Eritrea tras la paz
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


La ciudad de la tabla, por Rafael Muñoz Abad

10 de septiembre de 2015.

En 1652 a bordo de un terceto de naves de la Compañía oriental de indias neerlandesa un puñado de colonos centroeuropeos liderados por Jan van Riebeeck arribaron al extremo sur de Africa. La gran tribu blanca había llegado y con ellos se abría el más espinoso capítulo de la historia africana moderna. Trajeron viñas, virus y el calvinismo. Y la pólvora como carta de negociación. ¿Vivía alguien ahí ya?...no me arrastrarán a ese debate espinoso…me sale la vena afrikáner.

Cuando llegas a Ciudad del Cabo recibes un bofetón sin manos. El nivel de vida de los blancos y, afortunadamente, el de una clase media coloured - negra que progresivamente se incorpora a la economía del país, es notablemente superior al de España. Ni de cerca tenemos su pulcritud urbana, su parque automovilístico o sus casas. ¡Somos pobres!; siempre que ando ahí abajo…lo pienso. Mi punto de vista sobre Africa del sur está desequilibrado y así lo acepto; ¿tal vez porque sólo tengo amigos sudafricanos blancos?; no lo sé, trabajar o visitar Sudáfrica siendo caucásico, hace que la propia inercia social y racial [del país] te conduzca cual cordero a los lugares whites. El Apartheid acabó en los libros de historia pero está enquistado en la memoria colectiva. Un matrimonio mixto es una rareza social señalada con sorna. ¿Cuantas generaciones se requieren para limar la astilla racial? En mi modesta opinión, no hay respuesta.

En un entorno natural indescriptible, la ciudad de la tabla, Cape Town, es una urbe preciosa con un estilo ya propio. Long Street es una acuarela que conjuga modernidad con un pasado colonial donde pinceladas británicas, holandesas y portuguesas, enarbolan unas señas de identidad que sólo se aprecian aquí. Bo Kaap pone la nota de color y el Waterfront le da ese toque elitista a una ciudad cuyo cinturón de urbanizaciones ya te abruma.

Entender Africa del sur es complejo; seguramente demanda -en lo personal- una existencia vital complicada. Paridades emocionales se atraen. Escribir sobre esta tierra carmesí sin sentimientos es un llanto sin lágrimas; acepto amor y odio…Un arco iris en la oscuridad, del maestro La Pierre o Mi corazón de traidor, de Malan, enhebran el sufrimiento de este acantilado del mundo.

Sudáfrica es una mujer tan hermosa como peligrosa; una madre inflexible pero, al fin y al cabo madre; Africa del Sur atrapa a los huérfanos; tú no la eliges…lo hace ella; no te pregunta cuándo ni por qué…

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL

cuadernosdeafrica@gmail.com

@Springbok1973



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios