En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Se aplaza la firma de pacto de paz en Mozambique entre el gobierno y la RENAMO
...leer más...

El IVA entra en el sistema tributario angoleño
...leer más...

Una aplicación para combatir el hambre y el desperdicio de alimentos
...leer más...

El presidente de Burkina Faso pide justicia para todos
...leer más...

La guerra de bandas en Ciudad del Cabo
...leer más...

Grupos armados en África Central utilizan los controles de carretera como fuente de financiación
...leer más...

Impuesto "voluntario" en Burundi para financiar las elecciones de 2020
...leer más...

Libia no renunciará al acuerdo político firmado en Marruecos
...leer más...

El gobierno de Zimbabue rechaza acciones de la alianza opositora en EE.UU
...leer más...

El Consejo de Seguridad autoriza el apoyo de la ONU a las tropas del G5 en el Sahel
...leer más...

La UA advierte que 6.000 jihadistas del Estado Islámico podrían regresar a África
...leer más...

Taxis acuáticos en la ciudad de Lagos contra el infierno de los atascos
...leer más...

Los gaboneses en Francia se manifiestan contra la participación del Presidente Ali Bongo a la One Planet Summit de París
...leer más...

Un vuelo con 92 deportados somalíes de Estados Unidos regresa tras una escala en Dakar
...leer más...

Tanzania ordena el arresto de las alumnas embarazadas como elemento de disuasión
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Un Romanov en el desierto, por Rafael Muñoz Abad

2 de septiembre de 2015.

Nuestro colaborador Rafael Muñoz Abad ha recoorido este verano las tierras de Namibia y Sudáfrica, ahora podremos vivir en Bitácora Africana todas las experiencias que Rafael nos cuente en una serie de relatos que agrupadas con el título genérico de Namibia y Sudáfrica en pequeñas historias nos acercan al sur del continente africano

Si en Namibia preguntas una dirección con acento foráneo tienes muchas posibilidades de acabar en alguna casa tomando café…visité Tenerife a bordo de un elegante liner italiano que cubría la ruta entre Ciudad del Cabo y Génova en los años de la emigración a Sudáfrica…me gustó mucho su gente afable y sin prisas. Peter Dirks es un namibio blanco descendiente de los colonos alemanes que arribaron al Africa del sudoeste, hoy Namibia, entre 1885 y 1913. Con orgullo y cierta melancolía, sus vivaces ojos azules me cuentan como su abuelo judío escapó de aquel lio de nacionalidades que eran Alemania, Prusia y Rusia, para acabar en este secarral que tanto ama.

Namibia es quizás la última frontera física y emocional de Africa. Un descampado inabarcable donde las distancias son infinitas y la gente va… muy a lo suyo. La soledad la llevas en los bolsillos…me gusta porque aquí nadie te señala si eres raro; es más, si eres muy convencional o hecho en serie, es entonces cuando acabas destacando y señalado… ¡algo va mal con ese!; nos reímos [los dos] porque nos sentimos algo identificados. Peter es esa amistad hecha de manera “casual” pero que ya sabes que será para siempre.

Su casa aún conserva el damero de baldosas azules y blancas de Baviera con la que en 1905 fue levantada en la ruta entre Swakopmund y Windhoek. Una carretera eterna que comunica, con permiso de Lüderitz, las dos mayores herencias culturales alemanas que orgullosamente conserva la tranquila Namibia. Rafffa, si no muero aquí, lo haré en España o Italia… los no latinos de cuna, según envejecemos, nos damos cuenta que nos equivocamos en la manera de singlar la travesía media de la vida…por esa razón, continua hablando Peter, ¡descendiente directo de los Romanov!, los alemanes se jubilan en Mallorca…aquí el desierto ha flexibilizado nuestra cuadricula mental…risas.

Namibia te atrapa con su ritmo y te vuelves rotacional; sales con el sol y con su puesta te ralentizas. Te despreocupas. Namibia te hace pensar y, reconozco que sus enormes espacios abiertos generan alucinaciones a aquellos que estamos habituados a tierras más… modestas; ha sido mi quinta visita, pero volveré muchas más veces.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL.

cuadernosdeafrica@gmail.com

@Springbok1973



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios