En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
La evolución de la utilización de los niños soldado en el continente africano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Una delegación de la Unión Africana visita Madagascar para evaluar la situación interna
...leer más...

Día Internacional de Mandela
...leer más...

Admira António primera mujer comandante de aeronave comercial en Mozambique
...leer más...

El ministro de Justicia de Benín inaugura una nueva prisión en Savalou
...leer más...

Sudáfrica emite moneda con la imagen de Mandela para conmemorar el centenario de su nacimiento
...leer más...

Yibuti invierte 10 millones de euros en apoyo de infraestructuras y actividades económicas
...leer más...

Campaña presidencial en Malí Oumar Mariko del opositor SADI promete un país justo y soberano
...leer más...

Multitudinaria manifestación en Rabat en solidaridad con los detenidos del movimiento Hirak del Rif
...leer más...

Chamisa declara que el ejército de Zimbabue ha abandonado al Zanu PF
...leer más...

El Movimiento Potal de Kenieba prioriza la paz en Malí
...leer más...

Human Rights Watch denuncia las violaciones de Derechos Humanos en la cárcel de Ogaden
...leer más...

China formaliza su presencia en Burkina Faso
...leer más...

Egipto y China refuerzan su relación comercial
...leer más...

La consideración de la mujer en la Cabilia
...leer más...

Sube el precio de la gasolina en Guinea
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Todos somos Túnez, por Rafael Muñoz Abad

1ro de julio de 2015.

Hay tanto para contar sobre Africa que a menudo me siento un poco soporífero por las habituales cantinelas de esta columna y les confieso que me gustaría escribir sobre experiencias, pequeñas historias anónimas, viajes o incluso algo de narrativa, pero escapar de la poderosa inercia informativa es realmente complejo.

Tampoco me alegra haber vaticinado que Túnez era, es y será, objetivo fetiche del yihadismo. Érase una vez un pequeño país norteafricano sin petróleo, pero con un sector de su joven población formada en universidades, que decididamente optó por romper con el paternalismo árabe de un pasado que es perpetuo presente desde Nouakchott a Riad. Seré visceral. No respaldar a Túnez más allá de lo verbal es un acto de cobardía. El bravío estado magrebí representa un halo de esperanza en una región estratégica y, ante el compromiso de su legislación antiterrorista y su decidida apuesta por la modernización civil, es de irresponsables e hipócritas denunciar la amenaza integrista pero no hacer nada para prevenirla. Túnez es nuestra vanguardia. Su envite por el laicismo demanda apoyo y si se lo negamos, nos mereceremos lo que nos pueda salpicar.

El integrismo requiere de la desesperación y la miseria como caldo de cultivo. Entonces se ofrece como el “generoso” samaritano que promulga el Corán. Libro que ha corrompido para servir sus intereses. Tirano en guante de seda. Te pego por tu bien. Túnez no tiene más ingresos que el turismo y estos desalmados saben que plantando la semilla del terror, este huirá y el desempleo crecerá; la calle clamará y ellos y su “caridad” musulmana ocuparan el lugar del estado. Es una relación huésped parasito. El ISIS en Irak-Siria o los primeros Talibanes “cuidando” de los más desfavorecidos para ganarse su simpatía, son ejemplos significativos.

El ejecutivo tunecino ha optado por cerrar casi un centenar de mezquitas que se habían convertido en madrasas orbitales del salafismo. Su vecindad con la impredecible Libia le convierte en un estado muy importante para los intereses occidentales, pues no son pocos los jóvenes descontentos que, impunemente, cruzan la frontera para recibir formación militar a cuenta de organizaciones de corte integrista; caso del autor material de la matanza en el resort tunecino. Un joven [universitario] que acabó siendo captado en lo ideológico por el discurso islamista y que viene a representar la peor pesadilla de las agencias de inteligencia: un anónimo que “aleatoriamente” se activa y lleva a cabo un ataque puntual. Algo difícilmente predecible.

La CIA considera Cataluña como la región mediterránea con mayor presencia de yihadistas “durmientes” cuyo objetivo es la mediática Barcelona, donde se hacinan miles de marroquíes y pakistaníes ilegales. Las declaraciones y los pactos políticos están bien; papel mojado si no invertimos más en defensa e inteligencia de campo para neutralizar los centros de adoctrinamiento de individuos potencialmente peligrosos. Todo un reto.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios