En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, creación africana del tratado de Versalles (1919), por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Adónde migran los africanos, por Pablo Moral
...leer más...
Resistencia política y creación literaria en Guinea Ecuatorial, por Joseph Desiré Otabela
...leer más...
El sincretismo religioso en la población afroamericana ¿un medio de liberación?. por Khady Diouf
...leer más...
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boubou Cissé, nuevo primer ministro de Malí
...leer más...

Seychelles legisla para reducir el consumo de azúcar y de tabaco
...leer más...

Las mujeres sudafricanas demandan igualdad a los líderes tradicionales en el reparto de las tierras
...leer más...

UNICEF se preocupa por la escasa matriculación escolar de los niños de Etiopía
...leer más...

El Partido Conservador británico niega la islamofobia
...leer más...

Un nuevo puente conectará Camerún y Guinea Ecuatorial
...leer más...

El ANC quiere eliminar los nombres de la era del apartheid de los espacios público
...leer más...

Las mujeres exigen más representación en el liderazgo de transición de Sudán
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2019-04-01 / 2019-04-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

LUCHA protesta contra la mala calidad de los servicios de Airtel en Butembo
...leer más...

Human Rights Watch solicita al Gobierno sudafricano un mayor esfuerzo contra la xenofobia
...leer más...

África Occidental lidera en número de migrantes
...leer más...

Santo Tomé y Príncipe recibe fondos para desarrollar la agricultura
...leer más...

Omar al-Bashir preso en la prisión de Jartum
...leer más...

Zimbabue trata de combatir la deforestación
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Mateos, Oscar

Oscar Mateos es Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Posgraduado en Cultura de paz por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Ha sido investigador sobre conflictos africanos de la Escuela de Cultura de Paz de la UAB (2002-2006) y profesor de la Universidad de Sierra Leona (2006-2008).

Ver más artículos del autor


Ni pescado, ni caña: ¿qué hacía Rajoy en África?, por Oscar Mateos

13 de mayo de 2015.

Recientemente, un tertuliano de un programa de televisión le comentaba al periodista Xavier Aldekoa, con motivo de la presentación de su genial libro “Océano África”, que el problema de África era que había que enseñar a pescar y no dar directamente los peces. Ante este tópico simplista y muy superado en el debate sobre desarrollo, Aldekoa respondió brillantemente que la cuestión era empezar por no romper la caña.
Y es que de forma histórica, el continente africano ha sido objeto de expolios humanos (tres siglos de esclavitud) y de recursos (colonización y neocolonialismo, tanto occidental como chino en la actualidad), que han hecho, efectivamente, que las sociedades africanas hayan sido despojadas de la posibilidad de pescar sus propios peces, de fabricar sus propias cañas y de pescar a su manera. Con esto no quiero caer en un discurso naïve que exculpe el papel de los propios africanos en la situación actual. Es obvio que las élites africanas han colaborado con todo este proceso de forma sistemática, y es obvio, y muy invisibilizado también, que sectores de las sociedades africanas han resistido a su forma contra todas estas formas de opresión.

El caso es que desde hace unos años, los países occidentales ya no se encuentran en la tesitura de pensar si es necesario el pescado o la caña.Desde septiembre de 2001, el nuevo marco securitizador ha problematizado los estados africanos como amenazas a la seguridad internacional. El terrorismo, el narcotráfico o los flujos migratorios se perciben como fenómenos potencialmente desestabilizadores para el conjunto de la seguridad de los países occidentales. Este hecho ha llevado a que la nueva aproximación de Europa o de los EEUU hacia los gobiernos africanos sea ofrecer ayuda interesada en materia de formación de sus ejércitos y de sus policías o bien en ofrecer aparatos tecnológicos que contribuyan a una mejor vigilancia de todos estos problemas.

Justamente, hace escasos días, el Presidente español, Mariano Rajoy, visitaba dos países de África Subsahariana, Malí y Senegal, con este objetivo. En Malí, un general español, Alfonso García-Vaquero, se encuentra al frente de la misión militar de la Unión Europea en el país, mientras que en Senegal, 33 efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional se encargan de vigilar las costas senegalesas, junto con el ejército del país, para impedir la salida de pateras. Durante el viaje a ambos países, y de forma explícita, Rajoy enfatizó la importancia de la cooperación en materia de seguridad con el fin de “frenar los flujos migratorios” y de “acabar con la lacra del terrorismo yihadista”.

Es evidente que ambos problemas son de una trascendencia enorme para los países que la sufren. El yihadismo por los efectos desestabilizadores que supone para muchos países, como por ejemplo para Nigeria con Boko Haram. Y la cuestión migratoria por el drama humano que supone y por la incapacidad de las principales instituciones europeas de dar una respuesta precisamente fundamentada en principios humanitarios.

El problema de raíz de toda esta aproximación securitizadora a la que el gobierno español contribuye de forma entusiasta es que simplemente pretende contener los problemas, sin plantearse las causas estructurales que los explican y una visión que verdaderamente ayude a transformarlos. Detrás del yihadismo y del fenómeno migratorio es obvio que existen elementos socioeconómicos y políticos (de dimensiones tanto locales como globales) que hay que afrontar y en los que, además, los países occidentales han sido también corresponsables de lo que ha sucedido.

En efecto, no se trata del pescado ni de la caña, se trata de afrontar aquellos elementos que han impedido históricamente el hecho de pescar, y que hoy sólo están obsesionadas en contener y rodear el movimientos de los pescadores. Más que una cooperación militar necesitamos, de una vez por todas, una cooperación orientada a fomentar una verdadera justicia global en el que África Subsahariana esté en el centro.

Más que una cooperación militar necesitamos, de una vez por todas, una cooperación orientada a fomentar una verdadera justicia global en el que África Subsahariana esté en el centro

Original en: Todo es Posible



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios