En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Transiciones posconflicto y justicia transicional en Uganda, por Lázaro Bustince
...leer más...
Visión de UNITA del estado de Angola
...leer más...
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...
África en la agenda externa de la administración Macri (junio 2016 - junio 2017), por Carla Morasso
...leer más...
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Un nigeriano de 12 años premiado por hacer que las matemáticas sean más fáciles de aprender
...leer más...

Cancelada la visita de seis jefes de estado de la CEDEAO a Guinea-Bissau
...leer más...

El presidente de Cabo Verde recibido por el Papa en el Vaticano con la beatificación del esclavo Manuel en la agenda
...leer más...

El Gobierno de Sudán del Sur es presionado para establecer más escuelas de educación especial
...leer más...

Seychelles negocia un nuevo plan de cuidado renal
...leer más...

Zimbabue financia un proyecto de 10 millones de dólares para la ordenación de tierras y bosques y la resiliencia de 70.000 hogares
...leer más...

El gobierno de Burkina Faso niega los rumores de una "redada general" en Uagadugú
...leer más...

El gabinete de Etiopía aprueba un proyecto de ley para combatir las “fake news” y la incitación al odio
...leer más...

El ministerio de trabajo de Yibuti recuerda que el trabajo infantil está estrictamente prohibido en su país
...leer más...

El Ministerio de Hacienda de Kenia solicita al Parlamento que aumente el presupuesto en 767 millones de euros
...leer más...

Reunión de la Internacional Socialista en Cabo Verde
...leer más...

La empresa Saipem se adjudica un contrato de gasoducto de 100 millones de dólares en Guinea Ecuatorial
...leer más...

Incendio en el hospital de Mombasa tras la explosión de una botella de gas
...leer más...

Nueva ginebra sudafricana aromatizada con excremento de elefante
...leer más...

La sequía amenaza al ganado en la zona oeste de Zimbabue
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Las grandes potencias a por África, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Lucía Asué Mbomio Rubio. Hija del camino., por Roge Blasco
...leer más...
¿Habrá agua para todos y para todo?, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Publicado el libro «Pedro Páez y las Fuentes del Nilo Azul». por Mario Lozano Alonso
...leer más...
África tras la Guerra Fría, por Omer Freixa
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

Madagascar entre 1975 y 2015: un caos permanente
8 de mayo de 2015

Una colectividad para algunos, una institución tradicional para otros, la Fokonolona es más que eso: es un sistema político que coloca al ciudadano en el centro de la soberanía. ¿Es esto una utopía?, ¿es demagogia? o, ¿es la solución a cuarenta años de vagar por el desierto de la pobreza, de cuarenta años de promeses rotas, de cuarenta años de decadencia moral?

Durante cuarenta años, cinco jefes de Estado han liderado Madagascar: Didier Ratsikara, Albert Zafy, Marc Ravalomanana, Andry Rajoelina y Hery Rajaonarimampianina. Bajo la mediación de FFKM iniciaron la reconciliación nacional que, se suponía, iba a detener el caos y marcaría el comienzo finalmente de una era de prosperidad. Pero el resultado ha sido diferente y ha dado pie a una nueva crisis política. Se esperaba un diagnóstico y una propuesta, y nos han respondido con polémica y negación.

El 11 de febrero de 1975, Margaret Thatcher se puso a la cabeza del Partido Conservador británico. La Dama de Hierro llevaría al mundo, a marcha forzada, hacia el orden financiero mundial que conocemos hoy en día, con privatización excesiva, supresión de controles de cambio, libre circulación de capital, fusiones y adquisiciones de conglomerados financieros…

Nos dijeron que no habría dictadura (derecho de injerencia), que no habría más pobreza (objetivos del Milenio), que el medio ambiente estará protegido (protocolo de Kyoto). Lleno de ilusión, el mundo entero aceptó esta gran economía de casino, que ha enriquecido a los más ricos y ha empobrecido a la gran mayoría de la población, que queda al borde de una catástrofe ecológica y de un conflicto nuclear. Las 80 personas más ricas del mundo poseen tanta riqueza como los 3.500 millones de personas más pobres (según un informe de Oxfam de 2015). Esta concentración de poder en manos de una élite financiera ha cambiado dramáticamente la naturaleza de la política: ya no se busca el interés general, sino el triunfo del éxito individual; no es la defensa de la vida o el huérfano, sino el derecho del más fuerte; no es la promoción de la virtud y el esfuerzo, sino de la inmoralidad.

Hipnotizado por la gran atracción del dólar, Madagascar va a la deriva peligrosamente entre las profundidades de una nación abandonada.

El 11 de febrero de 1975, fue asesinado el coronel Richard Ratsimandrava en Antananarivo y se convirtió en mártir de la democracia malgache. En realidad, la Fokonolona es a la democracia de Madagascar lo que la Eclesía fue a la democracia griega de la Antigüedad. Pero a medida que la Eclesía hizo grande a Atenas, la Fokonolona sigue siendo tabú dentro de las autoridades políticas y administrativas malgaches. Sin embargo, estas instituciones gemelas tienen la misma función para la ciudad: la base de la soberanía.

Mientras que Rousseau plasma en “El contrato social” un modelo para la constitución de la Confederación Suiza, Gallieni asfixia la Fokonolona para crear un cantón (las comunas malgaches actuales), entidad supra-Fokontany (provincia de Madagascar) dirigida por un funcionario de la administración colonial. Ciento veinte años más tarde de 1896, Suiza es uno de los países más ricos del mundo y Madagascar, uno de los más pobres.

Hubiera sido apropiado tener una Fokotany que hubiera tenido las mismas competencias que los cantones suizos (competencias en ingresos y gasto público para gestionar la vida de la ciudad) y que los distritos malgaches hubieran tenido la misma autonomía que los cantones de Suiza. Esto requerirá una nueva Constitución redactada por personas elegidas en el Fokotany, haciendo que cada distrito elija a uno o dos representantes para formar la Asamblea Nacional responsable de la Constitución o la Asamblea Constituyente. Puede que, por primera vez después de 40 años, la Fokonolona se siente en la Asamblea Soberana.

Falihery R.

La Gazette de la Grande Ile – Fundación Sur

Traducción de Iris Pugnaire Sáez


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios