En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Descontento de los agricultores de Ghana con su gobierno
...leer más...

Convocado el encargado de negocios de la embajada de Libia en Senegal
...leer más...

Reacciones a la dimisión de Robert Mugabe
...leer más...

Muse Bihi candidato del partido gobernante de Somalilandia gana las elecciones presidenciales
...leer más...

Solicitan que se elimine el tiempo de prescripción de los delitos sexuales en Sudáfrica
...leer más...

El líder rebelde del ONLF Extraditado ilegalmente a Etiopía.
...leer más...

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia
...leer más...

El Presidente de Madagascar lanza un mensaje tranquilizador de cara a las elecciones presidenciales de 2018
...leer más...

El parlamento de Zimbabue se reune hoy para iniciar el proceso para adoptar una moción de censura contra Mugabe
...leer más...

La Comisión Nacional de Derechos Humanos nigeriana insta al Gobierno a cumplir su compromiso en lo relativo a las personas desaparecidas
...leer más...

La ONU extiende su misión en la República Democrática del Congo y autoriza el envío de más Cascos Azules
...leer más...

Israel deportará a 40,000 refugiados africanos sin su consentimiento.
...leer más...

El Consejo de Seguridad Nacional de Etiopía insta a los Gobiernos regionales a controlar las protestas
...leer más...

Partido gobernante de Guinea Ecuatorial gana las elecciones
...leer más...

Odinga acusa a la policia de haber asesinado a personas que fueron a acompañarle a su regreso a Kenia
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

afribuku

afribuku pretende hacer descubrir y reflexionar sobre manifestaciones culturales africanas contemporáneas de interés, divulgándolas a través de esta página y de las redes sociales. En África existen numerosas propuestas artísticas de excelente calidad que permanecen ocultas a los ojos del mundo. Es necesario que todos aquellos que creemos en una visión más realista y honesta de África tratemos de que la comunidad iberoamericana se familiarice y comience a disfrutar de la gran diversidad que ofrece este continente.

Ver más artículos del autor


La kora del siglo XXI, por Afribuku

30 de abril de 2015.

Autor: Javier Mantecón

Al igual que todos los instrumentos mundiales, la kora, el icónico arpa de 21 o 22 cuerdas instalado sobre una calabaza oriundo de África Occidental, está viviendo una modernización tanto estructural como de formas, modos y texturas.

La apertura de la kora como instrumento está ligada sin duda a su gran popularidad fuera de las fronteras africanas. Su aparatoso y elegante diseño y su peculiar y relajante sonido han sido los detonantes del interés generado por los músicos y público general. Desde hace una década comenzamos a ver músicos no africanos tocando el instrumento, como ocurrió anteriormente anteriormente con el djembé o el digeridoo australiano. El amplio espectro melódico del instrumento también ha ido facilitando su integración en músicas ajenas, hecho que sin duda ha ido presentado paulatinamente su sonido a un público más mayoritario. La presencia de la kora en proyectos pop o jazz cada vez es más común, introduciendo un toque cristalino y profundo identificable desde el primer instante.

Esta fusión con otras músicas, realizada con más o menos acierto, está incorporando nuevas influencias musicales al instrumento. La kora se presenta al mundo, pero también aprende de él. Incorporando nuevas musicalidades y además también nuevas tecnologías. Desde hace unos años un número reducido pero arriesgado de músicos están electrificando la kora, con todo lo que ello supone. Pedales, efectos de sonido, ecualizadores, ecos, delays, overdubs y un sinfín de recursos directamente prestados de la guitarra eléctrica. ¿El resultado? Por el momento, esperanzador y alucinante. La rapidez con la que la kora se pulsa y su peculiar sonido se multiplican gracias a la tecnología. Un futuro sónico con el que ya es posible soñar.

Esta apertura de miras de la kora está ayudando a otros instrumentos africanos a seguir el mismo camino. El maliense Bassekou Kouyaté y su n’goni o el malgache Rajery y su valiha han introducido también elementos tecnológicos en sus instrumentos, aunque sin dejar de lado la tradición. Y es ahí donde la kora mantiene su personalidad. Aunque la modernidad haya invadido sus formas, el fondo en la mayoría de los casos, sigue vinculado a la tradición milenaria. El peso de la Historia sigue siendo enorme en la kora por una razón sencilla: la mayor parte de los músicos que la utilizan como medio de expresión son griots o djelis. Esta antiquísima casta de bardos ha ido transmitiendo la historia de su pueblo, el mandinga, desde hace más de ocho siglos a través de familias que han llevado su apellido por bandera. Los Kouyaté, los Sissoko o los Diabaté, diseminados entre Malí, Guinea, Costa de Marfil o Senegal son clanes cuya función social aún mantienen con orgullo. Por ello, sus instrumentos siguen vinculados a su propia historia, sin suponer una cortapisa para desarrollar su creatividad.

Así pues, a los grandes nombres de la kora más tradicional como Toumani Diabaté, Ablaye Cissoko oBallaké Sissoko que ya coquetean abiertamente con el jazz o la música clásica, tenemos que añadir una generación de jóvenes músicos que catapultan sus koras hasta el infinito a base de electricidad y buen gusto. La Kora Jazz Band (anterioremente Kora Jazz Trio), Ba Cissoko, Djeli Moussa Diawara, Sékou Kouyaté nos presentan una visión de la tradición más libre, menos dependiente de los sonidos clásicos. Y no sólo eso, por primera vez la kora se abre a otros géneros. Prohibida por motivos ceremoniales para las mujeres, el siglo XXI ha visto nacer un pequeño grupo de intérpretes de kora femeninas como Sona Jobarteh que revindican una posición igualitaria en el acceso al instrumento.

La kora se populariza ya no sólo entre intérpretes africanos exógenos a las familias griots tradicionales sino también a artistas de todos los rincones del mundo. Desde Estados Unidos, Brasil o Reino Unido, músicos como Daniel Berkman, Jacques Burtin o Carlinhos Antunes toman la kora y la desentrañan a su manera, utilizando sus cuerdas para desarrollar su imaginario musical. Al igual que la guitarra española, que ha absorbido músicas e influencias ajenas al área donde fue creada, la kora se empieza a pulsar desde perspectivas alejadas de su origen. Incluso como la guitarra, la kora cuenta ya con una hermana completamente eléctrica, la gravi-kora cuyo impacto musical está aún por determinar.

Pensando en negativo, sería quizás el enorme tamaño del instrumento o la compleja y tradicional construcción del mismo los que puedan limitar su extensión en el planeta a nivel popular pero al otro lado de la balanza encontramos su inconfundible, relajante y adictivo sonido, una estética muy personal y la flexibilidad de sus intérpretes a la hora de mezclarse con otros músicos. Y este lado de la balanza es sin duda más pesado.

Auguramos pues un futuro plagado de posibilidades partiendo de las que ya existen y las que están por existir. Ya existe el blues, la rumba, el reggae y el hip hop basados en las 22 cuerdas. Poco falta para poder disfrutar de bossanova, flamenco y rock hechos con koras. Esperamos ansiosos. La imaginación es el límite.

Original en : Afribuku



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios