En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
¿Más allá del interés nacional y la seguridad?: Propuestas para otra política exterior española en África, por GEA-UAM
...leer más...
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La UNEAC celebró el Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente
...leer más...

Una segunda prohibición amenaza la supervivencia de la industria del vino en Sudáfrica
...leer más...

La provincia del oeste de Zambia ve una reducción en los precios de las comidas
...leer más...

Tanzania incauta ocho granjas de flores abandonadas por morosidad
...leer más...

Hemetti declara que la economía de Sudán está controlada por la mafia
...leer más...

International Crisis Group aboga por el diálogo entre el Gobierno de Argelia e Hirak
...leer más...

Etiopía descontenta con el plan de Egipto para crear una base militar en Somalilandia
...leer más...

Los desplazados internos de Galkayo, en Somalia, carecen de alimentos y agua a pesar de haber recibido sus propias casas
...leer más...

Tres muertos en una explosión de gas en Nigeria
...leer más...

El presidente de Liberia asegura la igualdad religiosa
...leer más...

Ciudadanos de una localidad en Kenia hacen las paces con la policía
...leer más...

La policía de Nigeria despide a cuatro de sus agentes por extorsión y castiga a otros ocho
...leer más...

Programada sentencia judicial sobre el bloqueo de Youtube en Egipto para el 20 de septiembre
...leer más...

Sudán extiende el apoyo directo en efectivo a las zonas rurales
...leer más...

Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La UE financia el trabajo forzado en Eritrea, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El asesinato de Haacaaluu Hundeessa no mata las esperanzas del pueblo oromo, por Chema Caballero
...leer más...
Ken Aïcha Sy: “El mundo espera que hagas un producto “africano” cuando eso no quiere decir absolutamente nada”, Por Laura Feal
...leer más...
Beñat Arzadun con los agricultores del norte de Mozambique, por Roge Blasco
...leer más...
Fútbol africano: Un país, una historia, Madagascar, por Pancho Jaúregui
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Congo R. D.: Memorando de la Sociedad Civil de Kivu-Sur, dirigido al presidente Kabila
29/10/2008 -

Martes, 28 de octubre de 2008

1) Un contexto de guerra persistente, dos años después de las elecciones y nueve meses después de la firma y del Acta del compromiso de Goma.
Dos años después de las elecciones libres, democráticas y trasparentes en la República Democrática del Congo, la Sociedad Civil del pueblo congoleño de Kivu- Sur en general vive todavía la pesadilla de la creciente violencia y de la inseguridad. Los asesinatos, las violaciones, saqueos, casos de justicia popular, resurgen y se multiplican las guerras, alejándose así toda esperanza de restauración de la paz y condiciones de mejor vida, suscitadas durante y después de las elecciones, que legitimaron los animadores de las Instituciones de la República, por la participación masiva y responsable de los habitantes de las provincias del Kivu.

Frente a la ultima degradación de la situación de inseguridad en estas provincias, con la vuelta de la guerra del CNDP, de Laurent Nkunda Batware, y la catástrofe humanitaria que se desencadenó con la toma de numerosas localidades por los rebeldes, incluido el campo militar de RUMANGABO, y consecuentemente la recuperación por los asaltantes de un importante lote de armas y municiones y otros efectos militares, la Sociedad Civil del Kivu-Sur señala y acusa, de una parte, a los más altos responsables militares y políticos, de la gestión del ejército y, de otra parte, la falta de compromiso de más de 5.000 elementos de la MONUC desplegados solamente en la provincia del Kivu-Norte. Es inadmisible que los elementos extranjeros, en ayuda de Laurent Kunda, se hayan introducido en el campo militar de RUMANGABO a espaldas de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Región.

En efecto, la tendencia a creer que son las fuerzas de la MONUC las que deben defender nuestro territorio, olvidando que éstas se retiran en lugar de estar en la primera línea del frente, constituye una distracción dilatoria con respecto a nuestro pueblo, de nuestros dirigentes y de nuestros militares.

La institucionalización de la corrupción y la impunidad, incluso de los hechos graves relativos a la seguridad del Estado, por los Agentes secretos al servicio de Ruanda, dentro de las mismas Fuerzas Armadas de la República (FARDC) y servicios de las informaciones, es otro factor que debilita la formación de una Armada republicana y disuasiva de RD del Congo.

La negligencia del gobierno congoleño se afirma, una vez más, en el hecho de que no es capaz de mejorar sensiblemente las condiciones de vida de los militares, particularmente las tropas y sus familias, con una falta de alojamiento apropiado, alimentos y un salario justo... El aislamiento deliberado incluso humillante de ciertos oficiales Maï Maï, actualmente convertidos en mendigos, siendo como son patriotas, se añaden a estos factores que contribuyen al debilitamiento de la Armada.

La Sociedad Civil de Kivu-Sur ¡no se cansará de repetirlo! No se puede esperar nada de un militar con hambre en el frente y completamente desmoralizado. Es evidente que las condiciones difíciles e inhumanas en las que viven los hombres del ejército, así como las incoherencias en el mando de todos niveles, es lo que motiva la huida de nuestros combatientes ante el avance del enemigo del pueblo congoleño, Laurent Nkunda y sus aliados.

2) Una situación socioeconómica y humanitaria dramática.

Excelencia Señor Presidente de la República,

Más allá de este factor determinante relativo a la gestión de la MONUC, en el ejercicio de la ejecución de su mandato en el mantenimiento de la paz, la persistencia de inseguridad en el Kivu es igualmente tributaria de factores políticos y socioeconómicos dramáticos.

De una manera general, la situación socioeconómica de miseria en la que está sumida la población desde hace varios años, deja perpleja a la Sociedad Civil, que se interroga sobre el compromiso real del gobierno para que impulse con urgencia la puesta en marcha de las políticas y programas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de la población en esta parte del país.

En efecto, el impago de un salario digno y regular al personal docente y sanitario y a otros agentes y funcionarios del estado, conforme al artículo 36 de nuestra Constitución, les empuja a unos a huelgas prolongadas como en el servicio sanitario, con sus nefastas consecuencias sobre la vida de la población, y a otros, sobre todo los administradores en las escuelas, a que los padres se vean obligados a pagar el baremo MBUDI que el Estado es incapaz de asegurar. Esto también es la base de las disfunciones de la administración y de la justicia, siendo sectores estratégicos en un Estado de Derecho, arruinados básicamente por la corrupción y la impunidad establecida en el sistema de gestión.

Particularmente en el sector docente, la Sociedad Civil del Kivu Sur denuncia la incapacidad del gobierno a todos los niveles, para hacer respetar la ley, teniendo presente que todo el mundo sabe bien, que la prima pagada a los maestros desde hace 17 años, ha sido prohibida en todo el país.

El número cada vez más creciente de poblaciones forzadas a desplazarse se estima hoy día en más de un millón quinientas mil almas expulsadas por la guerra de la tierra de sus antepasados y abandonadas a su triste suerte. La situación humanitaria se deteriora en las dos provincias, particularmente en los territorios de Kelehe, Rutchuru, Masisi y Lubero, por citar sólo algunos. Hay pueblos que se han vaciado de habitantes, personas desplazadas a veces hacia sitios desconocidos lejos de toda ayuda humanitaria y otros son tomados como prisioneros entre los grupos armados beligerantes.

Esta situación está en la base de un malestar social agudo en el seno de la población y suscita enormes tensiones sociales susceptibles de llevar a una sublevación popular difícil de contener. En el plano político, estas tensiones si se hacen duraderas, amenazan con predisponer a la población a la recuperación de cualquier aventurero político; lo que pondría en peligro la legitimidad de las instituciones y de los dirigentes salidos de las últimas elecciones.

Por eso a raíz de esta situación, la Sociedad Civil de Kivu Sur denuncia la cosificación del funcionario, del docente, del soldado, del magistrado y del enfermero congoleño actualmente incapaz de contribuir a la reconstrucción del país por causa de políticas sociales y salariales vejatorias.

3) Tergiversaciones en la puesta en marcha del comunicado conjunto de Nairobi.

Excelencia, Señor Presidente de la República,

Las tergiversaciones observadas en el proceso de puesta en marcha del Acuerdo de Nairobi, que entre otras cosas, debería desembarazar a la RD Congo de los interahamwe sigue siendo un pretexto para la invasión del ejército de Ruanda sobre nuestro territorio.

Tratándose este acuerdo entre Ruanda y la RD Congo de la repatriación de refugiados ruandeses, la Sociedad Civil de Kivu Sur constata, no sin amargura, que el Gobierno congoleño se ha dejado entrampar peligrosamente.

En efecto, es impensable que la RD Congo, con su ejército en reforma, en plena reconstrucción tras un conflicto armado en el que han tomado parte una amalgama de grupos armados, haya podido aceptar en Nairobi que estaba dispuesta a apresar, desarmar y reenviar a sus casas a los interahamwe.

La ligazón que existe entre los interahamwe y Ruanda para la explotación de los minerales de la RD Congo es de todos conocido; así Ruanda se ha convertido en gran dama de la Comunidad Internacional como exportadora de materiales preciosos que no existen en su suelo.

Tampoco ignora nadie los actos de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y numerosos actos de humillación que los interahamwe hacen soportar a la población congoleña, anfitriona que les acogió tras la operación Turquesa de 1994.

Los actuales ataques de Nkunda no son más que un medio de perpetuar el terrorismo de Estado para encubrir el robo y el pillaje de los recursos naturales de la RD Congo. Los diversos informes de la ONU y de los expertos lo atestiguan elocuentemente.

Para poner fin a la “fiebre” del oro congoleño por el gobierno ruandés a sueldo de las multinacionales corruptas, la Sociedad Civil de Kivu Sur parte de un cierto número de Principios que le llevan a denunciar el Acuerdo de Nairobi.

En vista de la gravedad de la situación y en vista de la urgencia, la Sociedad Civil de Kivu Sur formula todavía otra vez las siguientes recomendaciones:

Con respecto a la guerra que martiriza actualmente la Región

Llevar ante la Justicia a todos los oficiales militares y autoridades políticas culpables de alta traición, autores de la desviación de fondos para sueldos de los militares y agentes secretos de Ruanda que ponen en peligro a los valientes combatientes congoleños en el frente;

No volver a confiar el mando de las operaciones militares en los frentes a oficiales traidores que son delatores y continúan colaborando con sus aliados ruandeses, al mismo tiempo que se considere en un corto plazo un relevo sistemático, razonado y estudiado de todos los oficiales militares que se encuentran en Kivu Norte y Kivu Sur así como de las autoridades a cargo de la seguridad, sobre todo de las que hayan dado muestra de sus limitaciones;

Que los militares y sus dependientes estén debidamente registrados y que el Gobierno les pague un sueldo conveniente que pueda animarles a defender bien la nación. Para conseguirlo, el Gobierno deberá contemplar como prioridad el acuartelamiento de los militares para su registro adecuado.

Que el Gobierno haga presión sobre la Comunidad internacional a través de una diplomacia activa con el fin de que la MONUC pueda aplicar el capítulo 7 y que la Misión proteja efectivamente a los civiles antes de y no después de la guerra. A este respecto, la Sociedad Civil de Kivu Sur afirma alto y fuerte ante la nación y la Comunidad Internacional que una misión para el mantenimiento de la paz queda desnudada de todo sentido si fracasa en proteger a las poblaciones civiles de los peores saqueos y si no puede impedir las veleidades de guerra en beneficio de la paz, la seguridad y la estabilidad;

Que el Gobierno y la Comunidad Internacional pongan a disposición del Señor Abbé Coordinador del Programa Amani todos los medios necesarios para que todas las estructuras del programa sean operacionales a todos los niveles comprendidos los observatorios que constituyen el anclaje del programa en el seno de las organizaciones de la Sociedad Civil y que el proceso de disolución de los grupos armados sea perseguido con competencia y eficacia. A este propósito la Sociedad Civil de Kivu Sur anima al compromiso real, sincero y desinteresado del Señor Abbé Coordinador para lograr todos los adelantos significativos en fechas dentro de la puesta en marcha del Programa;

La Sociedad Civil de Kivu Sur está convencida de que la aceleración del Programa Amani y la implantación de sus estructuras operacionales a nivel de la base facilitarán el buen desarrollo de disolución de los grupos armados; lo que colocará a Laurent NKUNDA BATWARE y a sus aliados en una situación de aislamiento y debilidad política incluso a nivel internacional;

Que el Gobierno inicie la formación de manera programada de toda la juventud en los servicios militares conforme al artículo 63 de la Constitución congoleña;

Que el Gobierno congoleño desarrolle estrategias susceptibles de impedir el tráfico de armas y municiones hoy día intensificado a través de la explotación ilegal de minerales. Con este fin, la Sociedad Civil de Kivu Sur exige que se tomen urgentemente medidas adecuadas y sin equívocos para impedir el acceso de militares a los recintos mineros y que se impongan sanciones ejemplares a los reincidentes.

En relación con la situación socio-económica y humanitaria actual

- Que se apliquen los textos y acuerdos firmados entre sindicatos y Gobierno en el marco de la supresión de “la toma a su cargo” de los enseñantes por parte del los padres. La Sociedad Civil de Kivu Sur pide que se tomen medidas adecuadas entre los gestores de las escuelas que hubiesen intentado burlarse del Estado congoleño transgrediendo las leyes del país por medio de la exigencia y aumento sin causa de la prima, que los enseñantes no dudan en calificar como un “crimen” a la vista de las consecuencias desastrosas que engendra ese sistema.

- Que el Parlamento de la República preste una atención especial en el análisis del presupuesto para 2009, de manera que se conceda prioridad a los sectores sociales y políticos directos susceptibles de aligerar la miseria de la población: Salud, Enseñanza, Vivienda social y electricidad, Carreteras, Seguridad; con el fin de que la población congoleña perciba el beneficio del impacto de la democracia participativa y de las elecciones sobre la vida de los ciudadanos.

Con respecto al comunicado conjunto de Nairobi

- La Sociedad Civil de Kivu Sur exige la revisión de las cláusulas de los acuerdos de Nairobi que encargan al Gobierno congoleño la obligación de repatriar a los Interahamwe y de aquellas que ofrecen a ciertos elementos hutus ruandeses la opción de elegir la nacionalidad congoleña. La obligación de repatriar a los Interahamwe incumbe a la Comunidad Internacional que les trajo a la RD Congo bajo una operación Turquesa bis.

- Como consecuencia de esta denuncia, la Sociedad Civil de Kivu Sur pide al Gobierno congoleño y a toda la población congoleña que impulse a la Comunidad Internacional a asumir sus responsabilidades en relación con el regreso de los Intrahamwe a sus lugares en Ruanda y a dejar de echar esta carga sólo al Gobierno congoleño favoreciendo así la violencia bajo una mirada complaciente.

- La RD Congo deberá preparar la factura de su hospitalidad por todos los daños y destrozos cometidos por los refugiados ruandeses tanto en el plano humano como medioambiental y económico con el pillaje de los recursos naturales como es el caso de la madera, los animales protegidos y los minerales que forman parte del patrimonio mundial y nacional.

Acción urgente de la Sociedad Civil de Kivu Sur

A la espera de que las diferentes instituciones de la República cumplan con sus obligaciones constitucionales y de que la Comunidad Internacional se comprometa con mayor visibilidad en el proceso de pacificación, de refuerzo de la seguridad, de estabilización y de reconstrucción, la Sociedad Civil de Kivu Sur decreta una operación denominada QUINIENTOS SETENTA FRANCOS CONGOLEÑOS POR FAMILIA PARA LAS FARDC. Esta operación para la cual la Sociedad Civil de Kivu Sur pide una participación masiva estará acompañada por una CAMPAÑA COLECTIVA DE VÍVERES Y OTROS BIENES PARA AYUDAR A LAS FAMILIAS DE LAS FARDC DEL NORTE Y DEL SUR DE KIVU.

Se constituye una comisión ad hoc de la Sociedad Civil de Kivu Sur para estudiar las modalidades prácticas necesarias para que estas iniciativas se beneficien de la adhesión de todos los congoleños y de toda persona deseosa de paz con el fin de participar en los esfuerzos de ayuda a nuestros valientes combatientes y se impida la balcanización del país.

Se prepara una manifestación pacífica en Bukavu, el 29 de octubre 2008 para lanzar todas estas iniciativas. Esa fecha señala el duodécimo aniversario de la toma de la ciudad de Bukavu por la AFDL en 1996 y las matanzas perpetradas contra personalidades de Bukavu, como es el caso de Su Excelencia Monseñor Christophe MUNZIHIRWA.

En Bukavu, a 14 de octubre 2008.

Por la Sociedad Civil de Kivu Sur


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios