En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Nongo, Nestor

Nacido en Bayaya (República democrática del Congo.) Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología (universidad pontificia de Salamanca), en estudios eclesiásticos y en teología (universidad pontificia de Comillas), grado en filosofía (Saint François Xavier. Mbuji-Mayi. RD Congo). Máster en Turismo y Administraciones Públicas. Doctorando en ciencias políticas y sociología. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Analista de información internacional, especialista en comunicación pública y en política africana. Consejero Técnico del Ministerio de Cultura y Deporte. Fundador de la asociación Tracaf ("Trabajando por el corazón de África").

Ver más artículos del autor


La esclavitud goza de buena salud en Mauritania , por Nestor Nongo

23 de marzo de 2015.

La práctica de la esclavitud sigue vigente en Mauritania. Esa es la triste realidad. El encarcelamiento de Brahim Bilal Ramadan, Birame Dah Abeid y Djiby Sow, líderes del movimiento antiesclavista IRA por dos años en el penal de Aleg y el auto de procesamiento dictado contra otros tres, que se juegan tres años de condena, indican que la esclavitud goza de buena salud en Mauritania. Aunque el país magrebí abolió oficialmente la esclavitud en 1981 y convirtió su práctica en un delito en 2007, la esclavitud sigue siendo un fenómeno común.

La organización Initiative pour la Résurgence du Mouvement Abolitionniste en Mauritanie (IRA Mauritanie) intenta poner de manifiesto un hecho clamoroso y repugnante en pleno siglo XXI: que en Mauritania, un país con algo más de tres millones de habitantes, viven entre 300.000 y 500.000 esclavos, todos ellos de raza negra, privados de derechos y resignados a seguir siendo invisibles ante la Justicia y las autoridades. Denuncia también que, aunque el comercio de esclavos ya no se practica en plaza pública, los intercambios con los países del Golfo Pérsico y el tráfico de “esa mercancía” hacía dichos países es algo muy frecuente. El movimiento antiesclavista se lamenta, finalmente, que la Justicia esté en manos de las mismas tribus que tienen esclavos, y que son los principales interesados en perpetuar el sistema…

Aunque no abra telediarios y ni ocupe cabeceras de los grandes medios internacionales, la esclavitud que se sigue practicando en la actualidad en Mauritania dista muy poco de aquella que se abolió en otras partes del mundo a finales del siglo XIX: el control de los amos sobre sus esclavos es absoluto. El dominio de los esclavistas sobre sus sirvientes se extiende a todas las esferas de la vida hasta tal punto que todas las mujeres, al margen de su edad, pueden ser utilizadas sexualmente. Los esclavos no tienen acceso a la educación y no tienen derecho a tener documentación personal, lo que les niega el derecho a la propiedad y a poder viajar. Estas personas no se benefician ni de descanso ni de un salario. Padecen regularmente castigos corporales. Peor aún: no tienen derechos sobre sus hijos y no pueden casarse.

Y todo esto se realiza en la actualidad, a la luz del día y con cierta connivencia de la comunidad internacional que prefiere mirar hacia otro lado, a pesar de las múltiples denuncias de las organizaciones humanitarias.

Lamentablemente, los problemas de la población negra en este país no se limitan a la persistencia de la esclavitud. La división que existe entre la población de origen árabe y la población negroafricana resulta evidente. Para comprender la pervivencia del fenómeno de la esclavitud conviene recordar que Mauritania es un cruce de caminos entre el mundo árabe-bereber y el África negra, un choque entre una tradición esclavista y otra que la ha sufrido siglos. No en vano, éste fue el último país en abolir formalmente la esclavitud, hace solo tres décadas.

de su edad, pueden ser utilizadas sexualmente. Los esclavos no tienen acceso a la educación y no tienen derecho a tener documentación personal, lo que les niega el derecho a la propiedad y a poder viajar. Estas personas no se benefician ni de descanso ni de un salario. Padecen regularmente castigos corporales. Peor aún: no tienen derechos sobre sus hijos y no pueden casarse.

Y todo esto se realiza en la actualidad, a la luz del día y con cierta connivencia de la comunidad internacional que prefiere mirar hacia otro lado, a pesar de las múltiples denuncias de las organizaciones humanitarias.

Lamentablemente, los problemas de la población negra en este país no se limitan a la persistencia de la esclavitud. La división que existe entre la población de origen árabe y la población negroafricana resulta evidente. Para comprender la pervivencia del fenómeno de la esclavitud conviene recordar que Mauritania es un cruce de caminos entre el mundo árabe-bereber y el África negra, un choque entre una tradición esclavista y otra que la ha sufrido siglos. No en vano, éste fue el último país en abolir formalmente la esclavitud, hace solo tres décadas.

Original en :Amplio Mundo mi Ciudad



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios