En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Gambia ya tiene su primera estación de televisión privada
...leer más...

Comité parlamentario ugandés aprueba los cambios para eliminar el límite del mandato presidencial
...leer más...

Níger desarrolla una política de seguridad contra el terrorismo
...leer más...

Cerca de una tonelada de marfil africano incautado en Camboya
...leer más...

El peor ataque reciente a la ONU mata a 15 efectivos de mantenimiento de la paz en República Democrática del Congo
...leer más...

Isabel dos Santos critica "despidos masivos" tras su salida de Sonangol
...leer más...

Partidarios de Odinga enfadados ante la cancelación de su toma de posesión como "Presidente del pueblo"
...leer más...

El gobierno de Togo excarcela a dos prelados musulmanes contararios a Faure Gnassingbe
...leer más...

Camerún obtiene financiación para el proyecto hidroeléctrico Nachtigal
...leer más...

La Guerra Civil empeora la situación en Sudán del Sur
...leer más...

El índice de confianza empresarial aumenta en Sudáfrica
...leer más...

Barclays vende el último porcentaje previsto de su división africanafrica
...leer más...

Macron visitó Argelia por segunda vez este año
...leer más...

No más tierras a los chinos en Zambia : opiniones del Dr. Lubinda Haabazoka
...leer más...

El Gobierno de Etiopía cerrará 27 campamentos de refugiados.
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


El cumpleaños…, por Rafael Muñoz Abad

3 de marzo de 2015.

Cuando apenas tenía diez años en mi casa había un atlas y en lo que hoy es Zimbabwe aparecía Rhodesia. Con aquel magnifico volumen estudié geografía y casualmente también incluía aquella Libia de enseña tricolor que ahora intenta volver a ondear en el caos tripolitano. Asimismo, recuerdo una profe independentista-progre-guay-marxista – una adelantada a su tiempo – que a los alumnos de origen continental, entiéndase godos, los marginaba cual albinos en Africa. De los muchos berrinches que le procuré, imagino que el incidente Rhodes fue el que más la encolerizó. Para mí era Rhodesia. Así lo había estudiado y a su entender eso era un enardecimiento del colonialismo. Una majadería inadmisible en un mocoso rubio como la cerveza con pantalón de tweed. Al tema.

Zimbabwe hoy está “gobernado” por el prototipo de tirano africano. Un megalómano que convirtió el granero de Africa en una finca arruinada e improductiva bajo la habitual oratoria populista de que la tierra es para quien la ara. Los granjeros blancos se han visto perseguidos y tiroteados por una chusma de borrachos armados cuya única justificación es haber pertenecido a la guerrilla independentista que liberó al país del gobierno blanco. Una “reforma” de la tierra, que amparada más en términos raciales que productivos, tornó haciendas fértiles en páramos. El colonialismo y el only whites de Iam Smith fueron un abuso. Cierto; pero no menos lo son la corrupción generalizada y el despotismo de Bob Mugabe para con su pueblo. Recientemente, este alumno aventajado de Idi Amín y del culto a la personalidad, ha celebrado su cumple y para ello ha masacrado a cientos de antílopes, elefantes y leones. El país, antaño productivo en algodón, ganado y maíz, está aislado y sumido en una crisis económica que lo sitúa al fondo de la tabla de índice de desarrollo humano en Africa. La perversión de la vida comercial bajo el discurso indigenista disparó el desempleo; los blancos, acorralados por el binomio asesinato – expropiación, huyeron; generándose una diáspora de mano de obra cualificada a países anglosajones ¿Cómo es posible el hambre en un lugar tan fértil? Tal vez hay que preguntar por las desastrosas decisiones, meramente raciales, tomadas por el cruel tío Bob. Mugabe buscó inversión e infraestructuras en China y el país, para los estándares africanos, mejoró razonablemente. Poco queda ya de aquella Rhodesia en sepia. Saludos profesora Milagros.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios