En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Eisman, Alberto

Alberto Eisman Torres. Jaén, 1966. Licenciado en Teología (Innsbruck, Austria) y máster universitario en Políticas de Desarrollo (Universidad del País Vasco). Lleva en África desde 1996. Primero estudió árabe clásico en El Cairo y luego árabe dialectal sudanés en Jartúm, capital de Sudán. Trabajó en diferentes regiones del Sudán como Misionero Comboniano hasta el 2002.

Del 2003 al 2008 ha sido Director de País de Intermón Oxfam para Sudán, donde se ha encargado de la coordinación de proyectos y de la gestión de las oficinas de Intermón Oxfam en Nairobi y Wau (Sur de Sudán). Es un amante de los medios de comunicación social, durante cinco años ha sido colaborador semanal de Radio Exterior de España en su programa "África Hoy" y escribe también artículos de opinión y análisis en revistas españolas (Mundo Negro, Vida Nueva) y de África Oriental. Actualmente es director de Radio-Wa, una radio comunitaria auspiciada por la Iglesia Católica y ubicada en Lira (Norte de Uganda).

Ver más artículos del autor


El ministro y las minifaldas, Por Alberto Eisman

2 de octubre de 2008.

En cada país hay líderes rumbosos, salerosos y únicos, de esos que hay que echarles de comer aparte; tales elementos tienen tasas altas de gracejo mezclado con gramática parda y sus salidas o incluso sus exabruptos se ganan a pulso los titulares de los medios y las discusiones en las tertulias y corrillos. Uganda parece ser que ha encontrado ya el político de turno que está poniendo pimienta a todas las salsas y no es otro que el Ministro de Ética e Integridad, ahí queda eso.

El buen hombre, llamado Nsaba Buturo, posiblemente estará harto de luchar con asuntos tan correosos y desagradecidos como la endémica corrupción en la administración y los cuerpos de seguridad, y se ha puesto a buscar un frente de lucha más agradable y menos prosaico: las minifaldas.

Según su teoría, la minifalda es uno de los peores males actuales de la sociedad ugandesa, es indecente y lo peor es que esta moda es una de las principales causas de los accidentes de tráfico. Su teoría es que la gente de su país es “mentalmente débil” (palabras textuales) y por tanto, cuando uno de estos débiles mentales va por la calle con el coche y ve una de esas bamboleantes faldas tan breves y sugestivas, la atención se desvía de la carretera y la tragedia está asegurada. Una ecuación rápida, vamos: minifalda en el arcén + conductor distraído por la misma = accidente seguro.

El hombre no se corta un pelo y no duda en equiparar una mujer que lleve una minifalda con una mujer desnuda. Es por tanto una campaña en toda regla para abolir estas modas que se han hecho cada vez más populares y se une a otras campañas organizadas por grupos de presión para abolir y penalizar la homosexualidad y la prostitución, entre otros vicios.
Mientras parece loable que un ministro se preocupe tanto de la salud moral y la seguridad vial de sus compatriotas, uno no puede dejar de pensar cuáles serán las verdaderas razones por las que se mete en tales berenjenales. En la política africana tampoco son raros los “globos sonda” que se envían al público para desviar la atención de otros temas más duros de pelar. Sin ir más lejos, la corrupción en África del Este cuesta no sólo dinero sino vidas... ya que el ministro lo ha mencionado hablemos de la seguridad vial: Hay cientos de kilómetros de carreteras con poca o nula señalización.. parece ser que a pesar de los subsidios del Banco Mundial, de la Unión Europea y de la omnipresente China no hay dinero para comprar pintura reflectante y poner una simple línea divisoria en el centro de la calzada lo cual en horas nocturnas nos obliga a los conductores a ir intuyendo dónde acaba nuestro carril y dónde empieza el del sentido contrario... todo un ejercicio de concentración mucho más peligroso que las fugaces miradas al tumbao de la paseante belleza negra de turno.

Es curioso ver qué fuerte puede ser la moral sexual en ciertos ambientes, especialmente en aquellos influídos por un puritanismo de corte evangelista americano, mientras que en la moral económica o social se hace la vista gorda - hasta ahí no llega la integridad - y se permiten las mayores atrocidades – escándalos, sobornos, desaparición de fondos, etc. - que dejan una estela de devastación porque cuando ocurren estas cosas es cuando no hay servicios, cuando las medicinas no llegan, cuando los maestros no tienen salarios porque alguien se ha ido con el dinero y cuando mueren los más indefensos... pero todo esto es peccata minuta, lo que es verdaderamente escandaloso hasta el punto de quitarle el sueño a tan atribulado prócer son las minifaldas y las mujeres desnudas que él ve en su calenturienta imaginación. Dios mío, qué cruz de dirigentes.

Original en :http://blogs.periodistadigital.com/enclavedeafrica.php



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios