En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
AAGE ( Autoridad Areonaútica de Guinea Ecuatorial) suspende Todos Los Vuelos de CEIBA al extranjero excepto a España
...leer más...

El Ayuntamiento de Leganés refuerza su labor de cooperación con el Sáhara con el envío de una nueva comisión médica y un camión de recogida de residuos
...leer más...

Barkhane presiona a los signatarios del acuerdo de paz de 2015
...leer más...

Reacciones a favor y en contra de la propuesta de reforma constitucional de Gabón por parte de la oposición
...leer más...

Sol, viento y agua: las energías renovables se dispararán en África en 2022
...leer más...

El prestigioso Grado en Derecho de la Universidad de Ciudad del Cabo en peligro
...leer más...

Libertad de expresión en el Parlamento de Zimbabue después de 37 años de opresión
...leer más...

Descontento de los agricultores de Ghana con su gobierno
...leer más...

Convocado el encargado de negocios de la embajada de Libia en Senegal
...leer más...

Reacciones a la dimisión de Robert Mugabe
...leer más...

Muse Bihi candidato del partido gobernante de Somalilandia gana las elecciones presidenciales
...leer más...

Solicitan que se elimine el tiempo de prescripción de los delitos sexuales en Sudáfrica
...leer más...

El líder rebelde del ONLF Extraditado ilegalmente a Etiopía.
...leer más...

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia
...leer más...

El Presidente de Madagascar lanza un mensaje tranquilizador de cara a las elecciones presidenciales de 2018
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Crímenes medioambientales que financian grupos armados, por Chema Caballero

16 de julio de 2014.

La Primera Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente(UNEA) ha tenido lugar entre el 23 y 27 de junio en la sede del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), en Nairobi, la capital de Kenia.

Con motivo de esta reunión han visto la luz diversos informes. Varios de ellos han llamado de manera especial mi atención, entre ellos el realizado por Naciones Unidas e INTERPOL titulado The Environmental Crime Crisis, a rapid response assessment.En él se afirma que los crímenes contra el medio ambiente, que posiblemente produzcan unos 200 mil millones de dólares al año, están ayudando a financiar grupos rebeldes y guerrilleros, principalmente en África Subsahariana. Esto, evidentemente, en adición al daño medioambiental que por sí mismos cuasan.

Que los grupos rebeldes y terroristas se financien con el tráfico de materias primas no es algo nuevo. Desde hace años, oímos hablar de los diamantes de sangre que han estado detrás de guerras como la de Sierra Leona o Liberia o del coltan que financia a los grupos que luchan en el Este de la República Democrática del Congo. También sabemos que muchos de estos grupos, sobre todo los que operan en la zona del Sahel, obtienen grandes beneficios del tráfico de drogas y personas.

Ahora, este informe pone de manifiesto y valora cosas que también se sabían aunque a lo mejor sin ser conscientes de su verdadero alcance. Al mismo tiempo denuncia el expolio medioambiental que realizan estos grupos con el único objeto de mantenerse vivos y seguir enriqueciéndose.

Este documento también pone de manifiesto que el tráfico ilegal de recursos naturales está privando a los países africanos de miles de millones de dólares que en vez de ser destinados a desarrollar las economías locales terminan en los bolsillos de los señores de la guerra, poniendo, así, en peligro el desarrollo sostenible de esos estados, su buen gobierno y el estado de derecho y la vida de sus habitantes.

El informe también habla de que cada vez hay una mayor conciencia sobre esta realidad y, consecuentemente, se están tomando medidas para terminar con ella. Sin embargo, señala que las acciones que toman los distintos estados y la comunidad internacional para poner fin a estos crímenes son insuficientes y, por tanto, pide que se implementen nuevas medidas, más concretas y coordinadas entre los distintos países. También presenta una lista de recomendaciones con el fin de fortalecer el trabajo contra las redes de crimen organizado que se aprovechan de este negocio.

Algunos ejemplos sacados del informe indican que un grupo terrorista en particular que opera en África del este consigue entre 38 y 56 millones de dólares anualmente del tráfico ilegal de carbón procedente de Somalia. Pero el total del carbón que sale ilegalmente de ese país llega a los 360 o 380 millones de dólares al año, por lo cual se deduce que son muchos más los que se están aprovechando de esta actividad al margen de la ley.

La tendencia a la urbanización y el fuerte aumento de población en África subsahariana, se espera que unos mil millones más de habitantes habiten el continente para 2050, hacen que la demanda de carbón crezca continuamente, esperándose que se triplique en las próximas décadas, esto provocará una gran deforestación y contaminación del continente lo que acarreará los consiguientes problemas de salud para la población, sobre todo en los suburbios de las grandes ciudades. Es aquí donde muchos grupos terroristas están descubriendo un gran mercado y fuente de financiación

El comercio ilegal de madera es otra de las grandes fuentes de financiación de estos grupos. Se calcula que este negocio produce entre 30 y 100 millones de dólares anualmente. También dice el informe, que entre el 50 y el 90 % de toda la madera producida en varios estados africanos se consigue al margen de la ley.

Comenta el informe que una red de plantaciones y empresas ficticias facilita que la madera ilegal o la pulpa utilizada para fabricar papel burlen las leyes sobre importación de maderas tropicales de Europa o Estados Unidos.

El informe también hace hincapié en la caza furtiva de muchas especies animales, incluyendo tigres, elefantes, rinocerontes, grandes monos o antílopes.

El tráfico ilegal de marfil estaría financiando a grupos armados en la República Democrática del Congo, República Centroafricana, Sudán, Chad y Níger.

El número de elefantes cazados en África cada año se mueve entre los 20.000 y los 25.000, de una población de entre 420.000 y 650.000. Esta actividad genera un comercio de colmillos de elefantes, encaminado principalmente hacia Asia, que genera entre 165 y 188 millones de dólares al año.

Por su parte, el 94 % de la caza ilegal de rinocerontes tiene lugar en Zimbabue y Sudáfrica, que cuenta con la mayor población mundial de este animal. El tráfico ilegal de cuernos de rinocerontes produjo entre 63 y 192 millones de dólares el año pasado.

Al mismo tiempo, se estima que el comercio ilegal de grandes simios está muy extendido. Se calcula que entre 2005 y 2011 se cazaron unos 22.000 animales de este tipo incluyendo chimpancés, gorilas y orangutanes, entre otros.

Los crímenes medioambientales que financian a los grupos guerrilleros y terroristas en África subsahariana también abarcan la pesca ilegal, la minería ilegal y los residuos tóxicos. Todas estas actividades tienen un fuerte impacto sobre el medio ambiente, las formas de vidas tradicionales de las personas y la salud de las mismas.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, una estimación económica llevada a cabo conjuntamente por laOrganización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos(OCDE), la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen(UNODC), el PNUMA e INTERPOL, valora que los crímenes medioambientales producen entre 70 y 213 mil millones de dólares al año.

Finalmente, el informe da una serie de recomendaciones para ayudar a combatir estos crímenes las cuales parten de la coordinación internacional y la supervisión nacional de medidas que tengan en cuenta las múltiples dimensiones de estos crímenes, incluyendo los problemas y conflictos detrás de los grupos guerrilleros y el papel que juegan los mercados destinatarios de estos productos y las empresas que los comercializan.

Original en : Blog de El País. África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios