En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Cabo Verde: las islas africanas de América, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Libia: tres Gobiernos en desgobierno, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
80 años de colonización, 58 de independencia fallida. El caso de República Democrática del Congo por Liliana A. Negrín
...leer más...
Los errores en el uso de las preposiciones por parte de los profesores malgaches de ELE, por Josie Cynthia Rakotovoavy
...leer más...
Escalada de tensiones al oeste del mar Rojo, por Juan Bautista Cartes
...leer más...

Blog Académico

Noticias
14.000 mujeres ya se benefician de los partos gratuitos en Gabón
...leer más...

La alianza alrededor del presidente de Nigeria se desmorona
...leer más...

Nueva Ley de partidos políticos en Benín
...leer más...

El plan antihepatitis de Senegal
...leer más...

37 nuevos motoristas de Policía Nacional en Malí
...leer más...

El Samu gabonés obtiene una incubadora móvil para salvar a los recién nacidos
...leer más...

Representantes electos de Vgayet creen que las visitas ministeriales son negativas para la región
...leer más...

El Presidente de Benín obliga a los médicos a elegir entre el sector público o el privado
...leer más...

Crisis de los medios de información públicos en Senegal
...leer más...

1700 agentes de seguridad penitenciaria sin sueldo durante 3 años en Gabón
...leer más...

Los responsables de salud de Guinea tratan el tema de la resistencia microbiana
...leer más...

Seminario para primeras damas sobre la Lucha contra el cáncer en agosto en Uagadugú
...leer más...

Asesinado el obispo copto ortodoxo Epiphanius, abad del monasterio de San Macario en Egipto
...leer más...

El Gobierno recibe a 159 repatriados malienses provenientes de Libia
...leer más...

El presidente de Burkina Faso Kaboré se despide de la representante en el país del FMI
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Rajoy en Guinea., por Rafael Muñoz CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL

3 de julio de 2014.

Leía hace algún tiempo algo acerca de un debate en el que se discutía si los negritos de aquella Guinea española tenían que llevar o no ropa interior. Paternalista. Quijotesco. Surrealista. Lo cierto es que el tema no iría a mayores si repasamos las aberrantes consideraciones que el Rey Leopoldo ya tenía con los súbditos de su finca congoleña.

La reciente cumbre africana celebrada en Guinea ecuatorial escenifica los muchos desafíos a los que Africa se enfrenta. Retos medioambientales por la carencia de una legislación al respecto que limite los desmanes ecológicos que las multinacionales del petróleo y la minería cometen en Congo, Nigeria o Níger. La periodicidad de las crisis humanitarias y sus terribles derivadas en forma de desplazados o genocidios no aprendidos; o los repuntes del islamismo y la insaciable expansión de los intereses chinos. De la corrupción mejor no hablar; aunque estamos en España [buenos] para dar ejemplo alguno; o de las constantes amenazas de guerras civiles, la explotación de menores y un sinfín de horrores varios.

Los líderes africanos cuentan esta vez con una rara avis como invitado. Un charlatán lector del Marca que hace dos días pensaba que Santa Isabel era una parroquia de su Santiago de Compostela y que una vez más, haciendo gala de su locuacidad, no ha tenido mejor diarrea mental que hablar de democracia en Guinea ecuatorial o que Africa debe “avanzar” hacia una integración similar a la europea. La ex colonia española flota sobre un mar de petróleo y, ante eso, parece que con tal de sacar tajada, cualquier disparate verbal parece justificable. Aunque lo más vergonzoso, es que en dos décadas sea esta la primera visita del inquilino de La Moncloa al ex protectorado; lo cual pone en liza el peso [pluma] de nuestra política africana.

Guinea es parasitada por Obiang y el retrasado de su hijo; amigo de los excesos y de coleccionar Lamborghinis y zapatos de Louis Vuitton. Una dictadura sangrienta, cuya bicefalia son los alumnos aventajados de los Amin, Mobutu o Mugabe, que viene a completar el póker de las más rentables cleptocracias negras. Rajoy en Guinea suena a comic de Tintín; pero las sonrisitas y la falta de decoro del señor de los hilillosh tienen la galanura donde empieza la lordosis. No sé si Don Mariano es consciente de lo que sucede en Guinea; quiero pensar que si, pues ya en las honras fúnebres por Adolfo Suarez, evitó retratarse con el tito Obiang. Ahora, con los intereses españoles amenazados por la françafique que rodea Guinea, parece que se intenta retomar el “compromiso” – si es que alguna vez existió - de la ex metrópolis. Aunque para ser sincero, ya el Kissinger español, entiéndase Bono, solio ser habitual del vuelo de Iberia a Malabo; imagino que sólo iría a por cacao…

cuadernosdeafrica@gmail.com

@Springbok1973



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios