En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Situación de los afrocolombianos. Una simple mirada , por Licenia Salazar
...leer más...
Reflexión sobre la situación de la enseñanza del español en África subsahariana y los factores que impulsan su expansión, por Leyre Alejaldre Biel
...leer más...
Ruanda, creación africana del tratado de Versalles (1919), por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Adónde migran los africanos, por Pablo Moral
...leer más...
Resistencia política y creación literaria en Guinea Ecuatorial, por Joseph Desiré Otabela
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Tribunal Supremo de Kenia rechaza la petición de legalizar el sexo homosexual
...leer más...

Zambia recibe 100 millones de dólares del Banco Mundial para mejorar la gestión de los recursos naturales
...leer más...

Las negociaciones entre la junta militar y las fuerzas de la libertad y el cambio en Sudán no llegan a un acuerdo
...leer más...

El presidente Mutharika encabeza el recuento electoral en las elecciones de Malaui
...leer más...

Protestas en Bamako contra el cuartel de la G5 Sahel
...leer más...

El ejército argelino dice "no" a las principales demandas de la protesta.
...leer más...

El Banco Central de Sudán recibe un depósito saudí de 250 millones de dólares
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU extiende otros seis meses el mandato de la MINURSO
...leer más...

El crecimiento económico de Túnez alcanza el 1,1% en el primer trimestre de 2019
...leer más...

El FMI llega a un principio de acuerdo con Egipto para un prestamo de 2.000 millones de dólares
...leer más...

Una religiosa española asesinada en la República Centroafricana
...leer más...

La agroforestería crece en varias regiones africanas
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo aprueba una estrategia de integración económica para África Central
...leer más...

Médicos sudaneses en huelga en el Nilo Azul
...leer más...

La sociedad civil se implica en la crisis de las regiones anglófonas de Camerún
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Eisman, Alberto

Alberto Eisman Torres. Jaén, 1966. Licenciado en Teología (Innsbruck, Austria) y máster universitario en Políticas de Desarrollo (Universidad del País Vasco). Lleva en África desde 1996. Primero estudió árabe clásico en El Cairo y luego árabe dialectal sudanés en Jartúm, capital de Sudán. Trabajó en diferentes regiones del Sudán como Misionero Comboniano hasta el 2002.

Del 2003 al 2008 ha sido Director de País de Intermón Oxfam para Sudán, donde se ha encargado de la coordinación de proyectos y de la gestión de las oficinas de Intermón Oxfam en Nairobi y Wau (Sur de Sudán). Es un amante de los medios de comunicación social, durante cinco años ha sido colaborador semanal de Radio Exterior de España en su programa "África Hoy" y escribe también artículos de opinión y análisis en revistas españolas (Mundo Negro, Vida Nueva) y de África Oriental. Actualmente es director de Radio-Wa, una radio comunitaria auspiciada por la Iglesia Católica y ubicada en Lira (Norte de Uganda).

Ver más artículos del autor


Al Shabaab pone en jaque a Kenia, por Alberto Eisman

20 de junio de 2014.

En los últimos dos días, dos ataques perpetrados y reivindicados por la milicia Al Shabaab cerca de la ciudad de Mpeketoni se han saldado con más de 60 muertos. Parece ser que muchos de los fallecidos no pudieron recitar los versos del Corán que les pedían sus atacantes. Según las últimas noticias, 12 mujeres de esa zona han sido raptadas en lo que podría ser un nuevo secuestro masivo con fines propagandísticos.

Mpeketoni no está lejos de la preciosa y monumental ciudad costera de Lamu, uno de los grandes atractivos turísticos de la costa keniana. Estos nuevos ataques, que se han producido poco después de que el Reino Unido decidiera cerrar temporalmente su consulado en Mombasa, supondrán un nuevo golpe para el turismo de la región, el cual estaba ya bajo mínimos después de los diferentes avisos que las embajadas han dado a sus turistas de que evitaran lo más posible el país. En un comunicado, Al Shabaab ha declarado que todo Kenia puede ser ahora un objetivo militar y que los turistas vengan al país “bajo su propia responsabilidad.” Más claro, agua...

Una vez más, los cuerpos de seguridad kenianos han quedado en una posición cuando menos embarazosa si no ridícula. Dos ataques seguidos y ellos sin enterarse. El presidente Kenyatta termina de complicar la situación diciendo que al final los que han perpetrado estos sangrientos ataques no son los somalíes de Al Shabaab sino una conspiración interna tejida “por redes políticas” para desestabilizar el país. El presidente no ha querido dar más detalles de su lectura política, por lo cual lo único que queda claro es la confusión.

Si hace unos meses hubo un ataque masivo contra el centro comercial Westgate en Nairobi donde decenas de personas perecieron, hasta el día de hoy no hay claridad alguna de cuantas personas fueron exactamente las que lo llevaron a cabo. No ha habido informes claros ni se han pedido responsabilidades ante las obvias lagunas de seguridad. Las imágenes que quedan en el imaginario de la gente son las del lamentable expolio que las fuerzas de seguridad llevaron a cabo cuando, aparte de pegar algún que otro tiro, se dedicaron a saquear el centro comercial, terminar con todo el alcohol y dejar vacías las estanterías del hipermercado con las mercancías más preciadas. Hay todo un sentimiento de impunidad y de vulnerabilidad entre la población, porque se piensa que la corrupción llega incluso hasta el nivel de aquellos que tendrían que velar por la seguridad del país.

La división étnica que causó los sangrientos enfrentamientos con más de mil muertos en 2007 sigue latente. Se ha aprobado una constitución pero el entusiasmo por la misma ha dado paso a una realidad de un país en permanente asedio por parte de los terroristas, donde los índices de pobreza siguen siendo preocupantes, con una clase política endémicamente corrupta y con unas instituciones que apenas cuentan con la confianza del pueblo. Una mezcla muy peligrosa, especialmente cuando hay ejemplos actuales de cómo países más o menos establecidos pueden degenerar en cuestión de pocas semanas en situaciones ingobernables con un ambiente de guerra civil.

La incertidumbre y la inseguridad continúan. Mientras tanto, los habitantes de la costa suajili hacen acopio de machetes y de todo lo que pueda servir de arma porque el miedo está ahí presente y no se sabe lo que pasará mañana.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios