En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Impacto de la ayuda oficial para el “desarrollo” en África: ¿Habrá luz al final del túnel?, por Jesús Carabali
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2018 : Burundi
...leer más...
Refugio por causas medioambientales:África en el olvido - Estudio de casos
...leer más...
imforme INFANCIA MIGRANTE " Derechos Humanos en la Frontera Sur 2019:, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía-APDHA
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Crece la preocupación mundial por la crisis sanitaria China
...leer más...

La región de Anseba estrena nuevo programa de Adaptación al Cambio Climático
...leer más...

El partido gobernante de Burundi escoge a Evariste Ndayishimiye como candidato
...leer más...

AP recorta de una foto a la única activista negra
...leer más...

Situación confusa en Gambia tras manifestaciones anti Adama Barrow
...leer más...

Nuevos enfrentamientos mortales hacen inútil el alto el fuego establecido en Libia
...leer más...

Seis opositores ruandeses condenados de 7 a 12 años de prisión
...leer más...

El gobernador keniano Mike Sonko es finalmente indultado
...leer más...

International Crisis Group advierte de la escalada de tensión en la región de los Grandes Lagos de África
...leer más...

Los leones de Jartum se mueren de hambre
...leer más...

Las autoridades de Sudán del Sur acusan al grupo rebelde SPLM-IO de reclutar a niños soldados
...leer más...

Las protestas violentas en Guinea-Conakry preocupan a los países de la ONU
...leer más...

Kenia en alerta por el coronavirus
...leer más...

El festival de Timkat en Etiopía
...leer más...

La mujer más rica de África usa Twitter para exculparse
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Eisman, Alberto

Alberto Eisman Torres. Jaén, 1966. Licenciado en Teología (Innsbruck, Austria) y máster universitario en Políticas de Desarrollo (Universidad del País Vasco). Lleva en África desde 1996. Primero estudió árabe clásico en El Cairo y luego árabe dialectal sudanés en Jartúm, capital de Sudán. Trabajó en diferentes regiones del Sudán como Misionero Comboniano hasta el 2002.

Del 2003 al 2008 ha sido Director de País de Intermón Oxfam para Sudán, donde se ha encargado de la coordinación de proyectos y de la gestión de las oficinas de Intermón Oxfam en Nairobi y Wau (Sur de Sudán). Es un amante de los medios de comunicación social, durante cinco años ha sido colaborador semanal de Radio Exterior de España en su programa "África Hoy" y escribe también artículos de opinión y análisis en revistas españolas (Mundo Negro, Vida Nueva) y de África Oriental. Actualmente es director de Radio-Wa, una radio comunitaria auspiciada por la Iglesia Católica y ubicada en Lira (Norte de Uganda).

Ver más artículos del autor


Acostumbrados al mal, Por Alberto Eisman

18 de septiembre de 2008.

Una lectora de este blog me preguntó hace varios días si no iba a hablar del ataque del ejército sudanés al campo de desplazados de Kalma. La verdad es que la noticia me llegó pocas horas después del hecho pero, desgraciadamente, no me pilló por sorpresa y no la comenté.

El atento comentario de esta persona me ha estado rondando la cabeza todos estos días, cuando ya ha pasado el hecho y se han producido nuevos ataques y hay nuevas razones para dudar de la honestidad del gobierno de Omar al-Bashir y de su gobierno junto con el partido que le apoya en su sangrienta y execrable gestión. Creo que, personalmente, me he acostumbrado a esta danza macabra a la cual el gobierno de Jartum somete a muchos de sus súbditos; no me sorprende las acciones más abominables. Posiblemente de tanto predicar en desierto me he hartado ya de señalar que este gobierno – aunque haya firmado solemnemente acuerdos de paz – no es sincero en sus intenciones y tiene las manos manchadas de sangre. Esto, aunque nos sorprendan las atrocidades de Darfur, no es nuevo, lleva pasando desde el año 89 en el que este militar, arropado por el Frente Nacional Islámico dio un golpe de estado y derrocó a un gobierno que estaba a punto de firmar un acuerdo para encontrar una solución pacífica al problema del Sur. Desde aquel año, en Sudán no han faltado casas fantasmas (las infames ghost houses donde desaparecían y se interrogaban a disidentes y críticos con el gobierno), desplazamientos masivos de civiles en Upper Nile para hacer sitio a las prospecciones petrolíferas, los bombardeos indiscriminados de objetivos civiles, las violaciones de Derechos Humanos incluso en la forma de shari’a con amputaciones y ejecuciones sumarias, y en general la falta de libertad en la que vive la mayoría del país.

Contra este presidente, y contra dos personas protegidas de su gobierno hay ahora sospechas bastante fundadas de genocidio y de crímenes contra la humanidad. ¿Hasta cuándo la comunidad internacional le reirá las gracias? Otros países con menos acciones deleznables han sido invadidos o han sido puestos en la lista negra... Sudán ha seguido campando por sus respetos gracias a una comunidad internacional tibia y confusa que no se atreve a enfrentarse ni a los países árabes ni a China, gran protector y beneficiario al mismo tiempo, un socio comercial que “no hará preguntas”.

El ataque a Kalma es una piedra más en una mastodóntica pirámide de injusticias, crímenes y atrocidades, muchas de las cuales nunca saldrán a la luz. Jartúm seguirá dominando el arte de marear la perdiz para que sus acciones o no salgan a la luz o si salen que sea de manera que luego no se pueda hacer nada para pedirles cuentas. No sé qué más hace falta para dar evidencia de la barbarie que significa este régimen sanguinario, absolutista y opresor. Quizás habrá que invitar a la CNN para que presencie en directo alguna violación de las mujeres que se aventuran a salir fuera de los campos a buscar leña, algún bombardeo por parte de los infames Antonov, alguna quema de poblados en vivo y en directo o incluso - ¿porqué no? - alguna ejecución de disidentes en prime time de la parrilla televisiva. Parece ser que hoy en las programaciones sólo tienen éxito los reality show... pues a ver quién produce uno para Sudán porque se van a enterar lo que es pura reality. De camino, le harán un favor a la humanidad.

Original en : http://blogs.periodistadigital.com/enclavedeafrica.php



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios