En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Odinga acusa a la policia de haber asesinado a personas que fueron a acompañarle a su regreso a Kenia
...leer más...

La Amisom comienza la retirada de Somalia
...leer más...

Mugabe desafía a los zimbabuenses
...leer más...

El ZANU PF cesa a Mugabe como presidente del partido y le da de plazo para dimitir como presidente de Zimbabue hasta mediodía de hoy 20 de noviembre
...leer más...

Mugabe aparece en público; los líderes cristianos de Zimbabue piden un gobierno de unidad nacional
...leer más...

11 turistas muertos en accidente aéreo en Tanzania
...leer más...

El líder de la Hermandad Musulmana de Egipto pierde el recurso de cadena perpetua
...leer más...

Ruanda anuncia un régimen global sin visados ​​a partir de enero de 2018
...leer más...

Empieza la cuenta atrás para el lanzamiento del primer satélite angoleño
...leer más...

900.000 personas no han podido inscribirse en las listas electorales de Madagascar por falta de documentación
...leer más...

Según la FAO aumenta a 224 millones de personas la malnutrición en África,
...leer más...

Una impresionante marea humana contra Faure Gnassingbé en las calles de la capital de Togo, Lomé
...leer más...

Isabel dos Santos cesada como presidenta de Sonangol por el Presidente de Angola
...leer más...

La mayor plataforma de televisión de África atraviesa dificultades crecientes de libertad de expresión y censura
...leer más...

Los aliados de Grace sacados de la mansión Borrowdale de Mugabe y detenidos
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Doscientas niñas, por Rafael Muñoz Abad

13 de mayo de 2014.

El distrito portuario de Apapa es un arrabal que tiene varias veces el tamaño de Santa Cruz de Tenerife donde la inseguridad y la rapiña alcanzan su máxima expresión. En la caótica mega urbe de Lagos, centro neurálgico de la economía que más viene creciendo en Africa, conviven la opulencia con la miseria más extrema. Pecado habitual del crisol social africano. Nigeria y sus casi 160 millones de habitantes se erigen como un gigante con pies de barro; pues a diferencia de Sudáfrica, no cuenta ni con una clase media ni con un entramado social moderno que apuntale su discutible crecimiento.

La pujante industria petrolífera nigeriana, la mayor del continente africano, ha ido generando peligrosas derivadas. Las más populares son el denominado mal holandés y los desmanes ecológicos que la petrolera Shell acomete en el Delta del Níger. Espacio natural gravemente contaminado y coto de bandas armadas relacionadas con el integrismo, la piratería y el robo de combustible; de película. En Nigeria, al igual que acontece con sus vecinos más septentrionales, el norte del país es de mayoría musulmana y las ramificaciones del islamismo, de la mano de la debilidad institucional, han proliferado cual metástasis estableciendo taifaratos al margen de la habitual carencia de estado.

El reciente secuestro de más de doscientas niñas a mano de Boko Haram; una pandilla de analfabetos desalmados cuyo nombre viene a significar algo así como que la educación occidental es pecado, demuestra la ausencia de un edificio estatal: otro de los habituales males africanos. Esta chusma, franquicia del radicalismo, que boga por transformar Nigeria en un estado islámico, algo realmente paradójico cuando su [extravagante] presidente ya es un musulmán, amenaza ya no sólo con violar a las crías; sino con venderlas en las permeables fronteras con El Chad, de mayoría musulmana, a doce dólares la cabeza. Y es que de alguna manera u otra, y a pesar de las reticencias occidentales respecto a inmiscuirse en los espinosos asuntos africanos, esta crisis hay que solucionarla; no podemos ser tan miserables de permitir semejante tropelía.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL.

cuadernosdeafrica@gmail.com



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios