En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Sudán arresta a más líderes Islamistas
...leer más...

Se recomienda la liberación en Senegal de detenidos con COVID-19
...leer más...

Argelia repatria los restos de combatientes de la resistencia
...leer más...

Nigeria reabre colegios secundarios y aeropuertos para vuelos nacionales
...leer más...

La coalición insta a Buhari a firmar una orden contra partidarios terroristas
...leer más...

El rey de Bélgica muestra su arrepentimiento por el pasado colonial belga
...leer más...

Namibia recibe buenas críticas por su lucha contra la trata de personas
...leer más...

Los medios de comunicación ruandeses firman un acuerdo para obtener servicios legales gratuitos
...leer más...

El Banco Mundial le da a Uganda 300 millones de dólares para luchar contra la covid-19
...leer más...

El alcalde de Kansas City, otra víctima más del racismo
...leer más...

Incineran una gran cantidad de droga procedente de Marruecos incautada por el ejército saharaui
...leer más...

Liberia reabre su aeropuerto internacional
...leer más...

Inversión en un proyecto de agua en Tarime
...leer más...

Tanzania informa sobre el aumento en el nivel de agua del Lago Victoria
...leer más...

Etiopía arresta al activista oromo Jawar
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El discurso que mató a Lumumba, por Fernando Díaz
...leer más...
El arzobispo de Gabón se opone al proyecto de ley para despenalizar la homosexualidad, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
La Harar de Carlos Mariné, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Cuestión de familia, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Ujamaa: socialismo a lo africano en Tanzania, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Mujeres acusadas de brujería: una excusa para la violencia y la discriminación
28/03/2014 -

Fui maltratada por miembros de mi familia, me hicieron sufrir atrocidades después de acusarme de ser una bruja

Acusar a las mujeres de brujería no es nada nuevo. Si consultamos los libros de historia, podremos ver que ha sido una manera de librarse de las mujeres demasiado inteligentes, un poco osadas para su tiempo o simplemente de alguien que no nos gusta.

En la provincia de Kivu Sur, en el este de la República Democrática de Congo, las mujeres son víctimas de acusaciones de brujería. Muchos mensajes recibidos en el sistema de Femme au Fone (Mujer al Teléfono) se refieren a casos de mujeres acusadas de ser brujas y que son maltratadas en sus comunidades mediante la denominada justicia popular.

Algunas mujeres del territorio de Kalehe, en Kalonge, han escrito SMS para explicar que las mujeres bajo sospecha son sometidas a una especie de prueba de brujería. «Este test es realizado por una mujer que se hace pasar por vidente y enviada de Dios», informa Jean Baptiste Mushagalusa, miembro de la sociedad civil en ese territorio. En Bukavu, capital de la provincia de Kivu Sur, las mujeres también denuncian ser víctimas de actos de barbarie cuando son acusadas de brujería. Pero lo que nos ha llevado a tratar este tema es el caso de K. Christine.

Testimonio en Femme au Fone

En febrero de 2014 K. Christine, de unos 30 años de edad, llegó a la redacción de Femme au Fone (FAF) para explicar su problema: fue acusada de brujería por su familia política. «Era un sábado por la tarde, mis cuñados y cuñadas llegaron con el cadáver de una de sus hermanas que estaba enferma y que acababa de morir. Me dijeron: tú, la bruja, nos lo vas a pagar, vas a resucitar a nuestra hermana que has embrujado o si no te vas a comer su cadáver crudo. Dos de ellos se abalanzaron sobre mí y comenzaron a golpearme. Mi marido no abrió la boca, al contrario, me abofeteó y caí al suelo con mi bebé a la espalda. Me encerraron en la cocina toda la noche con el cadáver de mi cuñada. Fue realmente horrible... Me sacaron al día siguiente gritándome todas las injurias que se puedan imaginar».

K. Christine para de hablar, mira al cielo y después añade con tristeza: « ¿Pueden creer que llevo 11 años casada con este hombre y que tengo 5 hijos con él? Pero se permite humillarme, me ha echado de nuestra casa y me priva de mis hijos».

Femme au Fone también tiene por misión poner en contacto a las mujeres víctimas de todo tipo de violencias basadas en género con organizaciones que trabajan en la promoción de los derechos de las mujeres. Por eso FAF ha acompañado a K. Christine a la sede de APRODEPED, Acción Para la Promoción y la Defensa de los Derechos de las Personas Desfavorecidas porque ella desea, antes de nada, recuperar su dignidad y ocuparse de sus hijos.

«Esta situación es deplorable, en el derecho congoleño la brujería no es una infracción y no está reconocida por el legislador», explica la profesora Julienne Mushagalusa, secretaria ejecutiva de la Asociación de Mujeres Juristas Congoleñas de Kivu Sur.

El testimonio de Christine es tan solo un ejemplo de las violencias sexistas que sufren las mujeres, las acusaciones de brujería en Kivu Sur solo recaen sobre ellas. Algunas, humilladas públicamente, son quemadas vivas, lapidadas, apuñaladas y víctimas de la justicia popular.

La Constitución de la República Democrática de Congo reconoce en el artículo 16: «la persona humana es sagrada. El Estado tiene la obligación de protegerla y respetarla. Toda persona tiene derecho a la integridad física y al libre desarrollo de su personalidad en el respeto de la ley, el orden público, el derecho ajeno y las buenas costumbres».

«Las autoridades deben reforzar los mecanismos de protección del derecho a la vida y sancionar a los culpables de estos actos de justicia popular para restablecer los derechos de las víctimas», añade la profesora Julienne Mushagalusa. En enero de 2014, el gobierno de Kivu Sur promulgó un edicto que prohíbe la justicia popular. Su efectiva aplicación aún está pendiente.

En lo que respecta a K. Christine, Gregoire Kasadi, abogado de Aprodeped, sigue su caso. Afirma que su organización está tramitando una denuncia a la Fiscalía para ver cómo resarcir a esta mujer y que obtenga la custodia de sus hijos.

Eliane POLEPOLE

Femme au Fone (FAF)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios