En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Según José Luis Rodrígez Zapatero Cabo Verde puede liderar la revolución de los derechos de las mujeres en África
...leer más...

La CEDEAO examinará la nueva hoja de ruta para la moneda única
...leer más...

El ministro de Exteriores venezolano arriba a Nigeria para fortalecer la cooperacion con África
...leer más...

La oposición sudafricana espera más de Ramaphosa
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (RDC) [2018-02-01 / 2018-02-15], edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Zambia amenaza las relaciones con la RD Congo debido a Kabila
...leer más...

Nigeria impulsa nueva medida para "atrapar" al líder de Boko Haram
...leer más...

Gambia suspende la pena de muerte y anuncia su abolición
...leer más...

Etiopía declara el estado de emergencia
...leer más...

Un juzgado de Kenia ordena detener a presidente sudanés Omar Al Bashir si entra en el país
...leer más...

Desmond Tutu deja Oxfam tras conocerse el escándalo sexual
...leer más...

Alivio en el Parlamento de Sudáfrica después de ’Zexit’
...leer más...

Eritrea celebra el aniversario de la victoria sobre Etiopía
...leer más...

Disputa fronteriza entre Somalia y Kenia
...leer más...

Brasil concede una línea de crédito para proyectos angoleños
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Guerras blancas, guerras negras, por Rafael Muñoz Abad - Centro de Estudios Africanos de la ULL

11 de marzo de 2014.

Simple cuestión de prioridades. Lo peor que le puede suceder a una guerra negra es coincidir con un conflicto blanco. La guerra de los Balcanes vino a eclipsar buena parte de los que ocurría en Liberia, Sierra Leona o las carnicerías que acontecieron en la región de los Grandes Lagos en los años noventa. Concretamente en Rwanda. El colapso del imperio soviético vació los arsenales de armas de Ucrania y estas acabaron por ser el combustible de las fraguas africanas. Carbón blanco para la caldera negra. Algo similar podría llegar a ocurrir con la crisis de la península de Crimea. Si volvemos a tener otra guerra blanca en la periferia europea, los conflictos africanos, ya de por si habitualmente olvidados, pasaran a la rebotica de la parrilla informativa. Por otra parte, su lugar habitual.

La frágil paz que reina en la estratégica y a la vez rica en recursos naturales República Centroafricana; la amenaza de guerra que pende sobre la más imberbe de las nacionalidades africanas como es Sudán del sur; el no me interesa de la comunidad internacional en lo relativo a que Somalia se haya convertido en un reino de taifas gobernado por caudillos que contratan ejércitos privados cuyas sedes están en la city londinense – Unión europea -, y no olvidemos esa cuestión, aunque otra cosa es la moral de geometría variable que nos gobierna; o las ya “aceptadas” y con ello eternizadas guerras internas que sacuden los muchos congos, que en el corazón de las tinieblas, que diría Conrad, conviven, sólo son algunos de los escenarios [negros] que fluctúan en los medios [blancos] según los problemas del primer mundo sean más o menos significativos.

África sigue siendo un lugar olvidado de la mano de dios del que solamente nos acordamos cuando las derivadas de sus problemas internos, cuya causa es en buena parte occidental, nos amenaza o salpica en forma de asalto a las vallas fronterizas; o porque “nuestras” minas de uranio en Níger y Mali se ven amenazadas por barbudos yihadistas; o incluso, en caso de necesitar licencias de pesca para arrasar los caladeros mauritanos y llenar la obesidad de nuestras lonjas. Así funciona esto; así de mal.

cuadernosdeafrica@gmail.com

@Springbok1973



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios