En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...
Italianos en Túnez, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
COVID-19 en África: entre la realidad y la esperanza, por Inés Zamanillo y Manuel Galán
...leer más...
El sospechoso alarmismo terrorista de Exteriores y la credibilidad del Gobierno español, por Luis Portillo Pasqual del Riquelme
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Se reanudarán los servicios religiosos en Sudáfrica
...leer más...

Túnez pretende acelerar la reforma del sistema nacional de salud
...leer más...

La iglesia católica de Burundi denuncia irregularidades en las elecciones
...leer más...

La ONG Oxfam se retirará de nueve países africanos
...leer más...

Al Bashir es evacuado al hospital con síntomas de COVID-19
...leer más...

El gobierno argelino intensifica la búsqueda de opositores en las redes sociales
...leer más...

El oncólogo ruandés Fidel Rubagumya gana el premio ASCO LIFe Grant
...leer más...

Los casos confirmados de COVID-19 en África superan los 115.000
...leer más...

La Organización Mundial de la Salud preocupada por una "epidemia de coronavirus silenciosa" en África
...leer más...

La unión médica de Egipto advierte del "colapso" del sistema de salud
...leer más...

Sudáfrica levantará la prohibición de venta de alcohol a partir de junio
...leer más...

Sudáfrica iniciará en junio ensayos para una prueba de respiración rápida de la COVID-19
...leer más...

La guerra provoca el desplazamiento de 660.000 personas en medio de la pandemia
...leer más...

La batalla por la supervivencia de las Iglesias en Namibia
...leer más...

La Unión Africana busca recaudar 1 millón de dólares para el fondo de respuesta a la COVID-19
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Se fue Idir, el gran músico cabila, por Celia Sadai
...leer más...
Toni Espadas con las etnias del sur de Angola, por Roge Blasco
...leer más...
África de cara al coronavirus, por Gaetan Kabasha
...leer más...
Del Nzalang y piloto aéreo, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Ataques a autobuses en Kenia, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

-

Velloso Santisteban, Agustín

Agustín Velloso es profesor del Dpto. de Historia de la Educación y Educación Comparada de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Ver más artículos del autor

Nelson Mandela, otros negros y la realeza, según el diario ABC
09/12/2013 -

El lunes 9 de mayo de 1994 Nelson Mandela fue elegido presidente de Sudáfrica por la Asamblea General de este país.

En la crónica de ABC del martes día 10 se lee tras la entradilla que “Mandela se convirtió así en el primer presidente negro de Suráfrica, tras siglos de predominio político de la minoría descendiente de los colonizadores blancos.” [http://hemeroteca.abc.es/detalle.stm (mismo enlace para el resto de las citas)]

Calificar como ‘predominio político’ al apartheid, sistema de segregación racial que 30 años antes de esa crónica ya había sido calificado por la ONU de ‘crimen contra la humanidad y una amenaza contra la paz y la seguridad internacional’ (resolución 2202 de 16 de diciembre de 1966 y otras posteriores), es como definir al diario como el medio de prensa predominante durante la etapa de la democracia orgánica, en vez de considerarlo cómplice del fascismo durante los 40 años del franquismo.

A continuación añade que “los blancos (…) deberán aceptar que en adelante forman parte de la sociedad con los mismos derechos, lo que no parece comprender la extrema derecha, favorable a la creación de un estado separado. Asimismo los negros deberán olvidar sus rencores hacia los blancos y trabajar juntos para mejorar sus condiciones de vida”.

¡Pobres blancos! Han de pasar a renunciar a siglos de “actos inhumanos cometidos con el propósito de establecer y mantener la dominación de un grupo racial de personas sobre cualquier otro grupo racial de personas y de oprimirlo sistemáticamente", que es como se define el crimen de apartheid.

A cambio de tan generosa aceptación por parte de los blancos, el diario advierte a los negros que han de renunciar a sus rencores. Al ABC ni se le pasa por la cabeza que los blancos deban al menos pedir perdón por sus crímenes e indemnizar a sus víctimas, sino que, pelillos a la mar y ¡hala! a trabajar en comandita si es que los negros quieren mejorar de vida.

Parece que el resto del artículo no podría ser peor que lo expuesto, pero lo es porque el diario aprovecha la ocasión para avanzar sus propios fines y mete de rondón su consabido ‘abc’ que le vale tanto para hablar de Mandela, de hidrocarburos o de gachas manchegas.

Con otras palabras, hacia el final de la página aparecen los sospechosos habituales. Tras informar de que a la ceremonia asisten “6.000 invitados y más de 40 jefes de Estado y del mundo” (sic), adivinen quién desfila el primero por el papel: “también el presidente cubano, Fidel Castro, asistirá a la toma de posesión de Nelson Mandela.”

No podía dejar de mencionarse la presencia de Don Felipe y -a renglón seguido- mucho menos el que Don Mandela -en el día de su fiesta- tuviese tantas ganas como memoria de agradecer al Príncipe de Asturias la concesión del premio del mismo nombre e incluso de celebrar el hecho de nuevo con esta frase: “una ocasión inolvidable”.

Esto sin duda es cosa de creer, pues Mandela sólo ha recibido el Nobel de la Paz, el Premio Lenin de la Paz, la Orden al Mérito del Reino Unido, la Orden de Canadá, la Medalla Presidencial de la Libertad (la más prestigiosa de Estados Unidos), el Bharat Ratna (el premio más prestigioso de la India), el Premio Sajarov, 50 doctorados honoris causa, etc., etc.

Hombre… si alguno de los “más de 40 jefes de Estado y del mundo” (sic) leyó el ABC del martes en el hotel o en el avión, le habrá dicho a Mandela: has estao bien con el agradecimiento, pero t’as pasao preguntando al chico por sus estudios: “Durante la audiencia, Mandela se interesó por los estudios que realiza el Príncipe en la Universidad de Georgetown, de Washington.”

Con esa memoria prodigiosa es seguro decir que quien no ha leído nunca el ABC es Mandela (no se lo reprocho, desde luego). Hoy, día 6 de diciembre de 2013, la portada trae una foto a toda plana de su cara y dice: “Adiós a un héroe del siglo XX”.

Cuando cincuenta años atrás Mandela luchaba contra el apartheid y lograba sobrevivir heroicamente, todo lo que el diario era capaz de decir de él era: “Nelson Mandela, el hombre más buscado de África del Sur, ha sido detenido, informa el Daily Mail, de Johannesburgo. Mandela, ex secretario general del Congreso Nacional Africano, cuyas actividades han sido prohibidas, fue detenido por fuerzas de seguridad (…). Mandela, más conocido por el apodo de ‘Pimpinela Negra’, ha eludido su detención por más de dos años.” (Edición del 9 de agosto de 1962).

¡Nos ha jodío mayo con sus flores! Si te parece, lo que tenía que haber hecho Nelson es entregarse a la policía del apartheid, a pesar de que ésta ya había asesinado a cientos de negros –muchos niños entre éstos- y encarcelado a miles, y decir ante un juez nazi que no le condenase porque el ABC estaba escribiendo, como quien dice, el editorial de hoy día 6 de diciembre:

“Mandela pudo haber optado por la violencia, como tantas otras víctimas del indigno régimen del apartheid…”

Ya me imagino al líder de millones de africanos gimiendo tembloroso ante el juez: “Señoría, que todo lo que le han contao es mentira, que yo nunca he hecho ná, ni me saltao un semáforo, señoría, joder, si lo dice el ABC: “…pero prefirió confiar en la razón de sus argumentos y perseverar hasta que sus sueños de libertad se hiciesen realidad”.

Y responde su señoría: “Anda éste, haber empezao por ahí, ¿que lo dice el ABC? ¿y que dice de mí? Pues nada, tú chitón, yo hago como si no supiese que eres el jefe del Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación, también conocido por las siglas MK, el brazo amado del Congreso Nacional Africano).

Pero señoría, que me deja usté en el paro ¿no quiere que le vuelva a contar lo de los sabotajes contra la central de energía que he hecho con mis colegas del MK?

Que no seas pesao con lo de la central y sobre todo no vuelvas a confesar más veces lo de “respondo a la violencia con la violencia, pero esto no es terrorismo”. Te largas ahora mismo a casa con Winny y que no te vuelva a ver por aquí.

Lo peor es cuando llega a casa después y se lo cuenta a su mujer. Entonces Winny, que se hizo famosa por los tortazos que daba, va y le dice ¿pero tú eres tonto o qué te pasa? Ahora mismo te vuelves a la calle con tu amigote Walter Sisulu o te muelo a palos, a ver si ahora nos vamos a quedar sin lucha contra el apartheid, sin Nobel de la paz, sin reconocimiento de líder mundial y sin el editorial de ABC.

Por esas casualidades de la vida, en la columna contigua a la de la detención, aparecen otros sospechosos habituales: los papás del estudiante, algo menos impresionados que éste por la lucha contra el apartheid. “El Príncipe Don Juan Carlos de Borbón y su esposa Doña Sofía continúan su luna de miel en Hawai. Los Príncipes han visitado los jardines de orquídeas, donde almorzaron, sin que fueran reconocidos más que por unos pocos de los turistas que se hallaban en el parador.”

Pero lo del negro Mandela es un cuento de hadas si no se pone en relación con otro negro, Moise Tshombe, el caso opuesto a Mandela. En los años sesenta del siglo pasado usó la violencia para asesinar al primer ministro elegido democráticamente por vez primera en la República Democrática del Congo, Patrice Lumumba, y luego para hacerse con el poder en este país llevándose a muchos por delante, pero el ABC escribía que no lo hacía por vicio, sino para detener al comunismo en África. Como prueba de su bonhomía publicó que el Papa lo recibía en Roma.

Sin embargo, lo que no escribía el ABC es que el mismo Franco apoyó al golpista Tshombe desde el palacio de El Pardo, mientras que conocidos franquistas y mercenarios lo hacían en la selva congoleña (unos con uniforme del ejército y la bandera de España, otros con la sotana, estos con sus empresas, aquellos con la pluma del periodismo), todos contra la legalidad de la RDC y los derechos humanos de los congoleños. (http://www.africafundacion.org/?article11299)

Hablando de negros, a saber qué editorial saca el ABC sobre la seminal teoría de la ‘concertina benévola’ del presidente de gobierno, la vicepresidenta, varios ministros y muchos parlamentarios dentro de otros cincuenta años.

Agustín Velloso Santisteban


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios