En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...

Blog Académico

Noticias
España detiene a dos supuestos contrabandistas por la muertes de migrantes
...leer más...

Rabinos israelíes piden acoger a solicitantes de asilo africanos
...leer más...

La Banca rusa anuncia inversiones en Angola
...leer más...

Asesinan a dos policías en el norte de Nigeria en el secuestro de dos estadounidenses y dos canadienses
...leer más...

Agencias de la ONU solicitan mayor financiación para la R. D. Congo
...leer más...

Holanda expulsa al Encargado de negocios eritreo por cobrar "impuestos" a sus compatriotas
...leer más...

Zimbabue celebrará elecciones en 5 meses
...leer más...

Para COSATU Alianza Democrática roba dentro del marco legal
...leer más...

La inflación de Nigeria disminuye al 15,37% en medio de la presión sobre los precios de los alimentos.
...leer más...

El desempleo en África: “Un verdadero crimen contra la humanidad”
...leer más...

El Ministerio de Salud de Malaui rechaza la propuesta de prohibir dar la mano durante la crisis de cólera
...leer más...

Etiopía liberará a más de 500 reclusos y ya ha liberado al líder opositor Merera Gudina
...leer más...

Amnistía Internacional advierte que la extradición a Camerún de líderes de Ambazonia podría conducir a la tortura
...leer más...

El califa de la familia Omarianne en Touba
...leer más...

Convierten los insultos de Trump en un hilarante clip promocional para Namibia
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Muñoz Abad, Rafael

Cuando por primera vez llegué a Ciudad del Cabo supe que era el sitio y se cerró así el círculo abierto una tarde de los setenta frente a un desgastado atlas de Reader´s Digest. El por qué está de más y todo pasó a un segundo plano. Africa suele elegir de la misma manera que un gato o los libros nos escogen; no entra en tus cálculos. Con un doctorado en evolución e historia de la navegación me gano la vida como profesor asociado de la Universidad de la Laguna y desde el año 2003 trabajando como controlador. Piloto de la marina mercante, con frecuencia echo de falta la mar y su soledad en sus guardias de inalcanzable horizonte azul. De trabajar para Salvamento Marítimo aprendí a respetar el coraje de los que en un cayuco, dejando atrás semanas de zarandeo en ese otro océano de arena que es el Sahel, ven por primera vez la mar en Dakar o Nouadhibou rumbo a El Dorado de los papeles europeos y su incierto destino. Angola, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Senegal…pero sobre todo Sudáfrica y Namibia, son las que llenan mis acuarelas africanas. En su momento en forma de estudios y trabajo y después por mero vagabundeo, la conexión emocional con Africa austral es demasiado no mundana para intentar osar explicarla. El africanista nace y no se hace aunque pueda intentarlo y, si bien no sé nada de Africa, sí que aprendí más sentado en un café de Luanda viendo la gente pasar que bajo las decenas de libros que cogen polvo en mi biblioteca…sé dónde me voy a morir pero también lo saben la brisa de El Cabo de Buena Esperanza o el silencio del Namib.

@Springbok1973

cuadernosdeafrica@gmail.com

Ver más artículos del autor


Un Borbón en Rabat, por Rafael Muñoz Abad - Centro de Estudios Africanos de la ULL

18 de julio de 2013.

Me dijo un marroquí que ellos no “quieren” ni Ceuta ni Melilla. Poseerlas sería perder protagonismo y reclamarlas es una manera de salir siempre en la foto. ¿Una baza nacional que garantizaría al rey una arenga populista cuando vengan mal dadas? Marruecos es ese vecino bipolar con el que estamos condenados a entendernos sí o sí. Estado hermano. Monarquía contigua y puerta de entrada natural a Africa para nuestras empresas. Con un pasado vestido de protectorado, nuestra realidad hacia el reino alauí se presenta cual complejo abanico que recoge unas no menos delicadas cuestiones. Equilibrio bilateral demandante de una diplomacia recta y flexible que no servicial. La exquisita huerta marroquí ocupa el lugar que deberían tener nuestras naranjas y tomates en los Carrefour. Por cuestiones de euros y dírhams, París prioriza sus relaciones con Marruecos. Nosotros somos competencia y ellos son mercado.

Marruecos es un aliado histórico de los EEUU y de relevante importancia para la contención del integrismo en el Magreb; y así lo asevera la rúbrica de los recientes contratos militares suscritos. A nuestro socio nos une un sinfín de asuntos: la delicada política de adopciones; la sinusoide de la emigración irregular; sardinas y tomates; la verja de los Gibraltares hispanos en la orilla sur del estrecho; recientemente, las prospecciones petrolíferas; y sobre todo, las miles de empresas que exportan y operan en suelo marroquí. Y es precisamente [esta ultima] la verdadera razón de que exteriores no quiera saber absolutamente nada de lo que pase en el Sahara occidental. Sainete en el que hay un único culpable: la indolencia española, los intereses creados y, a sabiendas de que aún somos la potencia administradora, el indecente discurso de nuestra bancada de ministros de exteriores. Con objeto de reforzar lazos, todo este maremágnum requiere un constante goteo diplomático. Así lo manifiesta la visita del Borbón a Rabat con su imponente corte de varones y ministros.

También me dijo el marroquí, que cuando quieran recuperar [Ceuta y Melilla], con tirar la valla les basta: otra marchita verde; pues España es un reino incapaz de tomar decisiones de estado; no tendrá arrestos para reaccionar. Y creo que algo de razón no le falta. ¿El tajine?, como gran anfitrión, lo pago él.

cuadernosdeafrica@gmail.com



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios