En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Transiciones posconflicto y justicia transicional en Uganda, por Lázaro Bustince
...leer más...
Visión de UNITA del estado de Angola
...leer más...
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...
África en la agenda externa de la administración Macri (junio 2016 - junio 2017), por Carla Morasso
...leer más...
España y la exportación de armas: “Verba, non res”, por Juan Bautista Cartes Rodríguez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Un nigeriano de 12 años premiado por hacer que las matemáticas sean más fáciles de aprender
...leer más...

Cancelada la visita de seis jefes de estado de la CEDEAO a Guinea-Bissau
...leer más...

El presidente de Cabo Verde recibido por el Papa en el Vaticano con la beatificación del esclavo Manuel en la agenda
...leer más...

El Gobierno de Sudán del Sur es presionado para establecer más escuelas de educación especial
...leer más...

Seychelles negocia un nuevo plan de cuidado renal
...leer más...

Zimbabue financia un proyecto de 10 millones de dólares para la ordenación de tierras y bosques y la resiliencia de 70.000 hogares
...leer más...

El gobierno de Burkina Faso niega los rumores de una "redada general" en Uagadugú
...leer más...

El gabinete de Etiopía aprueba un proyecto de ley para combatir las “fake news” y la incitación al odio
...leer más...

El ministerio de trabajo de Yibuti recuerda que el trabajo infantil está estrictamente prohibido en su país
...leer más...

El Ministerio de Hacienda de Kenia solicita al Parlamento que aumente el presupuesto en 767 millones de euros
...leer más...

Reunión de la Internacional Socialista en Cabo Verde
...leer más...

La empresa Saipem se adjudica un contrato de gasoducto de 100 millones de dólares en Guinea Ecuatorial
...leer más...

Incendio en el hospital de Mombasa tras la explosión de una botella de gas
...leer más...

Nueva ginebra sudafricana aromatizada con excremento de elefante
...leer más...

La sequía amenaza al ganado en la zona oeste de Zimbabue
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Reche, Paquita

Nació en Chirivel (Almería). Estudió Magisterio en Almería, Licenciaturas de Pedagogía y de Filosofía, en la Complutense de Madrid.

Llegó por primera vez a Africa en 1958 (a Argelia): después estuvo en Ruanda, Guinea Ecuatorial y desde el 1975 en Burkina Faso.

En África trabajó como profesora en el Instituto Catequético Lumen Vitae de Butare, Profesora de enseñanza secundaria de español y filosofía; Universidad Popular (filosofia). También ha colaborado con Asociaciones de mujeres y con niños de la calle en Burkina Faso.

Está en España desde 2004, actualmente, en Logroño. Colabora con la revista de los misioneros de África "Africana", Los Comités de Solidaridad con África Negra y con Rioja Acoge.

Ver más artículos del autor


Fatimata M’Baye al servicio de los sin voz y sin derechos (2) , por paquita Reche - mnsda

10 de abril de 2013.

La acción de M´Baye se centra sobre todo en los derechos de los mauritanos de raza negra, de las mujeres, especialmente en lo referente a la igualdad entre hombres y mujeres, los derechos del niño y el problema de la esclavitud.

Para comprender la situación actual de los mauritanos de raza negra, hay que remontar a 1989, momento del conflicto entre Mauritania y Senegal a causa de una disputa entre campesinos de un lado y otro de la frontera. El conflicto entre los dos países, costó innumerables vidas y desencadenó represalias hacia los mauritanos de raza negra por parte de las fuerzas de seguridad. Según Human Rights Watch, cientos de personas fueron asesinadas o torturadas. Decenas de miles fueron obligadas a exilarse a Senegal o Malí. El gobierno mauritano aprovechó el conflicto para expulsar a ciudadanos negros a Senegal, acusándolos de ser senegaleses.

En enero del 2008 el gobierno de Sidi Ould Cheikh Abdallahi inició un proceso de retorno con la ayuda del HCR (Alto Comisariato para los Refugiados). Unos 25.000 refugiados fueron repatriados después de casi veinte años de exilio y unos 14.000 fueron instalados en Senegal. La operación organizada por el HCR terminó en 2012. Muchos de los que volvieron no han podido reinstalarse en sus pueblos de origen. Según la organización mauritana Forum National des Droits Humains (FONADH) la mayoría de los que han vuelto “viven como refugiados en su propio país”, sin papeles de identidad ni acceso a las antiguas tierras que cultivaban. En el momento de la huida, las tierras, que eran propiedad del Estado, fueron repartidas entre los habitantes, o compradas con el desarrollo de la ley de propiedad del suelo. El problema no está resuelto. Sin tierras es difícil empezar una nueva vida. La pequeña parcela que algunos pueden cultivar no da para vivir y por el momento dependen en gran parte de la ayuda exterior.

Fatimata se puso al servicio del comité de viudas de militares y de civiles víctimas del conflicto y de la sangrienta represión racial que se desencadenó entre 1989 y 1994. Para M´Baye el problema de justicia hacia las víctimas se ha cerrado mal, y pasará factura. Los culpables han impedido que se sepa la toda la verdad y se han asegurado la impunidad. Ella piensa que si no se trabaja para que los culpables sean desenmascarados y que no puedan gozar de impunidad, no se puede hacer justicia para todos ni tratar de modo equitativo a todas las víctimas. (3)

Si las heridas no se cierran bien, un día pueden despertarse los viejos demonios. Si hay impunidad ¿qué impediría que se vuelva a repetir la historia? Antes de que pueda haber perdón y reconciliación existe un deber de memoria de justicia y de reparación.

La situación de los menores y los derechos de la infancia forma parte de las preocupaciones de la abogada. M’Baye trabajó en el primer informe hecho en el país sobre los derechos de la infancia. Además, ofrece apoyo legal a los menores que hayan cometido delitos y es asesora jurídica de la organización "Terre des hommes" en Mauritania.

Un problema de justicia todavía pendiente en Mauritania es el de la esclavitud, a pesar de haber sido abolida por tres veces, la última vez en 1981; en ese momento se estimaba que entre el 10 y el 20 % de la población estaba reducida a esclavitud. La pobreza, el desamparo y la inseguridad hicieron que algunos esclavos prefirieran quedarse con sus amos. Hay “haratines”, o moros negros, que continúan trabajando como esclavos para los moros blancos. No se sabe exactamente su número, pero algunos expertos estiman que la proporción total de esclavos en Mauritania es la más alta del mundo No se puede olvidar que en el seno de las comunidades étnicas negras también ha existido y existe un sistema de producción de tipo esclavista.

En 2007, el gobierno de Mauritania de Sidi Ould Cheikh Abdallahi promulgó una ley que por primera vez penalizaba la práctica de la esclavitud. Sin embargo, la realidad es que los grupos de población esclavistas, en su mayoría de origen árabo-bereber, gozan a día de hoy de total impunidad. Asociaciones como IRA Mauritania (Iniciativa para el Resurgimiento del Movimiento Abolicionista en Mauritania) y SOS-Esclavos denuncian una realidad que perdura a pesar de las leyes que la han prohibido. Varios centenares de miles de personas serían todavía víctimas de prácticas esclavistas especialmente en el este del país.

En este terreno la Señora M´Baye también actúa. Como abogada y asesora de la organización no gubernamental SOS-Esclavos en Nuakchot, su compromiso con esta causa ya le costó ser procesada. En 1998 la televisión francesa presentó un informe que denunciaba las prácticas todavía vigentes de la esclavitud en Mauritania. La respuesta del Gobierno mauritano no se hizo esperar. Varios activistas, entre ellos Fatimata M´Baye, presidenta de de la AMDH, fueron detenidos sin orden de arresto. Un tribunal mauritano los condenó a 13 meses de prisión y una multa, por ser miembros de una asociación no autorizada. La apelación contra esta sentencia no tuvo éxito, pero la presión de una campaña internacional exigiendo la liberación de los prisioneros hizo que el presidente del país les concediera la libertad.

Coherente con sus ideas, Fatimata M´Baye ha alzado su voz contra lo arbitrario y lo injusto, poniendo su vida al servicio de los que no tienen ni voz ni derechos.

(3) Interview exclusive au Calame, lundi 18 mai 2009

4) Mauritanie : les héritiers de l´esclavage, Amel Daddah, Le Monde Diplomatique, novembre 1998



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios