En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Derechos humanos y democracia en Guinea Ecuatorial
...leer más...
Promoción de las inversiones españolas en África subsahariana: Recomendaciones y conclusiones, por José María Mella [et al.]
...leer más...
Inversión empresarial española en África subsahariana, por José María Mella [et al.]
...leer más...
África en el ADN: una reconstrucción de la memoria negra en Colombia, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Arte y neocolonialismo. Un repaso a los museos históricos de la República del Congo, por Joan López Alterachs
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Sudán arresta a más líderes Islamistas
...leer más...

Se recomienda la liberación en Senegal de detenidos con COVID-19
...leer más...

Argelia repatria los restos de combatientes de la resistencia
...leer más...

Nigeria reabre colegios secundarios y aeropuertos para vuelos nacionales
...leer más...

La coalición insta a Buhari a firmar una orden contra partidarios terroristas
...leer más...

El rey de Bélgica muestra su arrepentimiento por el pasado colonial belga
...leer más...

Namibia recibe buenas críticas por su lucha contra la trata de personas
...leer más...

Los medios de comunicación ruandeses firman un acuerdo para obtener servicios legales gratuitos
...leer más...

El Banco Mundial le da a Uganda 300 millones de dólares para luchar contra la covid-19
...leer más...

El alcalde de Kansas City, otra víctima más del racismo
...leer más...

Incineran una gran cantidad de droga procedente de Marruecos incautada por el ejército saharaui
...leer más...

Liberia reabre su aeropuerto internacional
...leer más...

Inversión en un proyecto de agua en Tarime
...leer más...

Tanzania informa sobre el aumento en el nivel de agua del Lago Victoria
...leer más...

Etiopía arresta al activista oromo Jawar
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El discurso que mató a Lumumba, por Fernando Díaz
...leer más...
El arzobispo de Gabón se opone al proyecto de ley para despenalizar la homosexualidad, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
La Harar de Carlos Mariné, por Mario Lozano Alonso
...leer más...
Cuestión de familia, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Ujamaa: socialismo a lo africano en Tanzania, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Mali: Mujeres contra la guerra
22 de noviembre de 2012

Digamos “¡NO!” a una guerra por poderes

La feminista Aminata Traore y numerosas personalidades malienses se oponen a la intervención armada en Mali. De la situación dramática del Mali, se deduce una realidad terrible que se verifica en otros países en conflicto: la instrumentalización de las violencias hechas a las mujeres para justificar la injerencia y las guerras de rapiña por las riquezas de sus países.

Las mujeres africanas deben saber y hacerlo saber.

Tanto la amputación de dos tercios de su territorio y la imposición de la charia a las poblaciones de las regiones ocupadas son humanamente inaceptables, lo mismo la instrumentalización de esta situación, entre las cuales el destino reservado a las mujeres, es una situación que moralmente no se puede defender y políticamente intolerable.

Por esta razón, nosotras mujeres de Mali, tenemos un papel histórico que jugar, aquí y ahora, en la defensa de nuestros derechos humanos contra tres formas de fundamentalismos: el religioso contra el islam radical; el económico contra el todo mercado; el político contra la democracia formal, corrupta y corruptora.

Invitamos todos aquellos que, en nuestro país, en África y en otros lugares, se sientan llamados por nuestra liberación de esos fundamentalismos a juntar sus voces a las nuestras para decir “NO” a la guerra por poderes que se va perfilando en el horizonte.

L’extrema vulnerabilidad de la mujeres en las zonas en conflicto

“En el contexto actual, una ofensiva del ejército maliense apoyado por fuerzas de la CEDEAO y/o por otras fuerzas tiene todos los boletos para provocar más víctimas civiles en el Norte, de agravar la inseguridad y las condiciones económicas y sociales en el conjunto del país, de radicalizar las comunidades étnicas, de favorecer la expresión violenta de todos los grupos extremistas y, finalmente, de llevar toda la región hacia un conflicto multiforme sin linea de frente en el Sahara”.

Estas consecuencias revisten una gravedad particular en las mujeres. Su vulnerabilidad que está en boca de todos, debería estar presente en todos los espíritus en el momento de tomar decisiones, y debería ser disuasiva cuando se puede evitar la guerra. Puede ser evitada. Debe ser evitada en Mali.

Recordemos que los casos de violaciones que deploramos en las zonas ocupadas del Norte de nuestro país pueden multiplicarse con el despliegue de varios miles de soldados. A este riesgo, hay que añadir el de una prostitución más o menos maquillada que se desarrolla generalmente en las zonas de gran precariedad y por consiguiente de propagación del Sida.

El plan de intervención militar sobre el que el Consejo de Seguridad está trabajando, ¿prevee realmente medios para poner las mujeres y las niñas del Mali al abrigo de este tipo de situación desastrosa?
Las mujeres por el hecho de la división sexual de labores se confrontan a nivel doméstico a la enorme dificultad para aprovisionar a las familia sen agua, comida, energía doméstica, medicamentos.

Esta lucha continua e interminable para sobrevivir es ya, de hecho, una guerra. En esta circunstancias de precariedad y vulnerabilidad de las poblaciones, y de las mujeres en particular, la opción militar en gestación es un remedio que tienes todas las posibilidades de ser peor que el mal cuando una alternativa pacífica, que emane de la sociedad maliense, civil, política y militar, sería más constructiva.

Incoherencias de la comunidad internacional

(…) A todo señor, todo honor, el presidente francés, François Hollande, que le toca jugar el papel de jefe de fila en la defensa de la opción militar, ha subrayado los sufrimientos de las mujeres “primeras víctimas de las violencias de la guerra”. Y sin embargo ha declarado el 26 de septiembre 2012, en Nueva York, en la reunión especial sobre el Sahel: “Sé que puede existir la tentación de establecer negociaciones. ¿Negociar con grupos terroristas? Ni hablar. Cualquier pérdida de tiempo, todo proceso que se eternizaría no haría más que dar juego a los terroristas”.

« Hay que saber terminar la guerra », parece que dicen el presidente americano y el francés. “La guerra de Afganistán se ha prolongado más allá de la misión inicial. Enciende la rebelión en la misma manera que la combate. Ya es hota de poner finen orden a esta intervención y, aquí, me comprometo a ello”, declara Hollande.
(…) ¿Porqué los potentados de este mundo que se preocupan tanto de la suerte de las mujeres africanas no nos dicen la verdad sobre los intereses mineros, petrolíferos y geoestratégicos de las guerras?
El nombramiento por primera vez de una mujer al puesto de la UA podría ser un factor de verdadera emancipación política para las mujeres y por consiguiente de liberación del continente, si Nkosazana Dlamini-Zuma aceptara de ampliar la base del debate sobre las mujeres africanas integrando las apuestas globales que se nos esconden.

Nuestro estatuto de rehenes

(…) El Presidente Dioncunda Traore, es el primer de los rehenes malienses. Si se ha visto obligado de decir por tres veces que él no es un presidente rehén, quiere decir que lo es. “Soy consciente de ser el presidente de un país en guerra pero la primera opción debe de ser el diálogo y la negociación y”, insiste, “la tercera opción sigue siendo el diálogo y la negociación. Haremos la guerra si no nos dan otra opción…”, ha declarado en su discurso a la nación.
Además del presidente interino, todos somos rehenes de un sistema económico y político desigual e injusto… La supresión de la ayuda exterior se traduce este año 2012 por una pérdida que nos obligará a suspender la casi totalidad de las inversiones públicas.
El cierre de numerosas empresas ha ocasionado el paro técnico de decenas de miles de trabajadores mientras que los alimentos continúan subiendo sin parar.

Paz e integridad territorial

El turismo,la artesanía, la hotelería y la restauración que padecían desde el 2008 las consecuencias de la inscripción del Mali en la lista de los países a riesgo, están gravemente afectados cuando eran fuentes de entrada substanciales para las regiones hoy ocupadas, particularmente Tombuctu.
Se hace referencia al estatuto de rehén no para banalizar la prueba insoportable de los rehenes europeos y de sus familias sino para recordar la gravedad igual de la situación de todos los seres humanos cogidos en la trampa de los sistemas del que no son para nada responsables.
De todas formas, la cuestión es de saber cómo actuar de manera que nuestro país encuentre su integridad territorial y la paz, (...) y que los seis rehenes franceses detenidos por AQMI vuelvan a sus familias sanos y salvos, sin que estas liberaciones no abran el camino a una intervención militar que pondría en peligro cientos de vidas del Norte de Mali que a su vez son también rehenes.

Pedimos a todos y todas los/as que comparten nuestro punto de vista de llamar la atención de los principales actores de la comunidad internacional, por escrito o cualquier otra forma de expresión, pidiendo que el Consejo de Seguridad no adopte una resolución que autorice el despliegue de miles de soldados en Mali.
(Siguen las firmas)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios