En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El alarmante acaparamiento de tierras en África, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
La mutilación genital femenina, los matrimonios de menores y las niñas-os soldados entre los Bantú, en el contexto del derecho africano, por Lázaro Bustince Sola
...leer más...
"El activismo nacionalista marroquí (1927-1936). efectos del protectorado español en la historia del Marruecos colonial. por Yolanda Aixelá Cabré
...leer más...
La estrategia del bikini: el género y las relaciones de clase en Argelia
...leer más...
Muchas Maneras de Perder Un Billón, por Publique lo que Pagan - Canada
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Descontento de los agricultores de Ghana con su gobierno
...leer más...

Convocado el encargado de negocios de la embajada de Libia en Senegal
...leer más...

Reacciones a la dimisión de Robert Mugabe
...leer más...

Muse Bihi candidato del partido gobernante de Somalilandia gana las elecciones presidenciales
...leer más...

Solicitan que se elimine el tiempo de prescripción de los delitos sexuales en Sudáfrica
...leer más...

El líder rebelde del ONLF Extraditado ilegalmente a Etiopía.
...leer más...

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia
...leer más...

El Presidente de Madagascar lanza un mensaje tranquilizador de cara a las elecciones presidenciales de 2018
...leer más...

El parlamento de Zimbabue se reune hoy para iniciar el proceso para adoptar una moción de censura contra Mugabe
...leer más...

La Comisión Nacional de Derechos Humanos nigeriana insta al Gobierno a cumplir su compromiso en lo relativo a las personas desaparecidas
...leer más...

La ONU extiende su misión en la República Democrática del Congo y autoriza el envío de más Cascos Azules
...leer más...

Israel deportará a 40,000 refugiados africanos sin su consentimiento.
...leer más...

El Consejo de Seguridad Nacional de Etiopía insta a los Gobiernos regionales a controlar las protestas
...leer más...

Partido gobernante de Guinea Ecuatorial gana las elecciones
...leer más...

Odinga acusa a la policia de haber asesinado a personas que fueron a acompañarle a su regreso a Kenia
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Niños y jóvenes en movimiento , Por Chema Caballero

21 de noviembre de 2012.

Toda una sucesión de casualidades condujo a Begoña Caparrós hasta Kampala, la capital de Uganda, en 2003. Llegó para trabajar en dos orfanatos de la ciudad haciendo lo que más le gusta hacer: bailar y actuar. A través del baile y del teatro consiguió conectar con los chicos y chicas de esas instituciones y ayudarles a ser más conscientes de sí mismos. Al mismo tiempo contactó con algunos artistas ugandeses a los que invitó a participar en su experiencia.

Aquel primer encuentro con África duró 3 meses que fueron suficientes para atraparla y convencerla de que quería dedicar su tempo a investigar lo que ella define como la educación a través del arte para favorecer el desarrollo social y cultural y el bienestar de niños y jóvenes desfavorecidos creando un espacio vital de reafirmación humana, creativa y de felicidad.

A Begoña siempre le gustó bailar e interpretar y durante años pudo compaginar esas disciplinas con sus estudios. Pero cuando terminó Derecho en la Universidad Complutense de Madrid tuvo que optar y, en aquel momento, lo hizo por lo más práctico, la abogacía. Ejerció en Madrid durante algunos años hasta que un día vio que se ahogaba y que necesitaba cambiar de vida. 3 años pasó en distintas islas del Caribe, realizando diversos trabajos para vivir, antes de aterrizar en San Francisco (Estado Unidos) donde volvió a retomar sus estudios de danza e interpretación y empezó a investigar temas relacionados con la educación artística como herramienta que podría tener un impacto en la población desfavorecida.

Vivía en esa ciudad con la seguridad de que la estancia en el Caribe le había dejado una huella muy profunda. Era tal la impresión que le produjo la forma de vida, la música y la cultura de los caribeños que imaginó que en el lugar en donde muchas de esas personas tenían sus raíces las sensaciones deberían ser mucho más intensas y la vida más fascinante. 5 años tardó en poder experimentar aquella intuición. Fue así como llegó a África por primera vez.

Como la casualidad ha sido el determinante de la vida de Begoña, está también jugó un papel importante a la hora de elegir el país africano al que ir. Al principio solo quería que fuera anglófono, por cuestiones de lenguaje, pero le daba lo mismo uno que otro. Su amiga Lynn Murphy estaba realizando un Doctorado en Educación internacional comparada en la Universidad de Standford, donde Begoña también había formado parte de un proyecto de investigación, y había viajado a Uganda para realizar allí su trabajo de campo. Pensó que conocer a alguien en el terreno podría ayudar, luego, algunos conocidos la pusieron en contacto con un par de orfanatos en Kampala. Todo parecía apuntar a que esa sería su nueva ciudad y hacia allí se fue.

El primer contacto con Uganda fue de conocimiento, de experimentar sus potencialidades, de poner en práctica intuiciones adquiridas en los estudios. Durante 3 meses trabajó con niños y niñas de los orfanatos utilizando la danza, el teatro, el dibujo…

Esta visita también le permitió conocer que en Uganda hay unos 2 millones de huérfanos, muchos de ellos como consecuencia del SIDA, y que en Kampala existen numerosos orfanatos donde los niños y niñas viven confinados dentro de los muros de las instituciones sin apenas contacto con el mundo exterior. Que la educación a la que puedenn acceder esos menores es muy deficitaria por la masificación de las aulas, la falta de materiales didácticos o la desmotivación de los profesores. Esto significa que al acabar sus estudios se encontran en clara desventaja con el resto de los miembros de la sociedad sin posibilidades de acceder a un trabajo digno. Fue entonces cuando Begoña comprendió que la causalidad la había conducido a un lugar donde podría poner en práctica su idea del uso del arte como herramienta para trabajar con niños y jóvenes desfavorecidos.

El viaje la convulsionó y una vez de regreso en San Francisco se dio cuenta que lo que quería hacer era dedicarse a trabajar con aquellos menores y se puso manos a la obra para diseñar un plan de trabajo.

En 2005 regresó a Uganda con la intención de poner en práctica el programa. Empezó por contactar y formar a artistas locales y a un equipo administrativo. Ella no quería crear una nueva estructura así que intentó que alguna de las grandes ONG o instituciones internacionales que operaban en el país la acogiesen y la sirvieran de paraguas bajo el cual poder trabajar. Pero ninguna aceptó aquella propuesta, así que tuvo que crear su propia institución para tener una cobertura legal bajo la que operar, se trata de la Fundación In Movement, que vio la luz en febrero de 2006.

Desde aquel momento Begoña y el resto de los miembros de la fundación no han dejado de trabajar para poner en marcha el proyecto. Se trata de un programa que en la actualidad dura 3 años, destinado a niños y niñas de orfanatos de Kampala. Estos viven en sus instituciones (aunque hay algunos que están acogidos en casas de familiares) y casi todos acuden a clase al colegio, pero por la tarde, los fines de semana o en campamentos organizados durante las vacaciones, tienen acceso a otro tipo de actividades. Además se organizan eventos culturales y excursiones y visitas de estudio y hacen presentaciones y exhiben su trabajo a la comunidad de Kampala.

Las materias ofrecidas a los chavales son: danza, música, teatro, escritura creativa, artes plásticas y artes circenses. Estas no son más que instrumentos con los que trabajar otros temas relacionados con la identidad o la salud y el entorno haciendo especial hincapié en el SIDA o los abusos sexuales, entre otros muchos, por ejemplo. Así se intenta que los niños y niñas obtengan un sentido de logro y realización, confianza y empatía fundamentales para que se hagan dueños de sus vidas; la capacidad de realización e integración con su entorno social, mediante habilidades como el trabajo en equipo y la comunicación; habilidades cognitivas favoreciendo el pensamiento crítico, la toma de decisiones y la resolución de problemas; la creatividad y la imaginación; y un espíritu de mejora y de gratificación por el esfuerzo, que se traduzca también en mejores resultado académicos.

Unos 2000 niños y niñas se han beneficiado de este programa hasta el momento y el número seguirá creciendo en los próximos años. Todos los profesores del proyecto son artistas locales. A veces también les visitan artistas de fuera que hacen cortas residencias lo cual permite a los chavales entrar en contacto con nuevas experiencias.

Ahora mismo el programa está viviendo un momento clave. Después de años de contar con un director extranjero, se está traspasando la dirección y la gestión del mismo a los propios ugandeses. Los profesores del centro han elegido a Johnmary Makiza para esta función. Él lleva en el proyecto desde 2007, primero como profesor y más tarde también asumió funciones administrativas y logísticas. Begoña está convencida de que esta es la prueba de que su sueño está madurado y está creciendo más allá de lo que ella pudo imaginar un día. Ella permanece, de momento, como Presidenta de la fundación y seguirá viviendo entre Kampala y Madrid. Allí para hacer lo que más le gusta, estar con los chavales, aquí para buscar fondos que les permitan seguir adelante con el proyecto.

Justo para ese fin, recaudar fondos, la Fundación In Movement ha organizado una exposición subasta de obras de 4 artistas ugandeses contemporáneos (uno de ellos es Johnmary Makiza, el director de In Movement). Tendrá lugar el 27 de noviembre en Madrid, en La Casa Encendida (Ronda de Valencia 2), de 19:30 a 21:30.

Original en : Blogs de El País. África no es un País



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios