En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El sincretismo religioso en la población afroamericana ¿un medio de liberación?. por Khady Diouf
...leer más...
"Ciudadanos, apátridas, exiliados y migrantes: la diáspora ecuatoguineana de la Comunidad de Madrid",
...leer más...
La migración maliense en España: retornos «no asistidos» y movilidad transnacional, por Annalisa Maitilasso
...leer más...
El actual saqueo sistemático de los recursos africanos delata la más cruel esclavitud jamás impuesta sobre los pueblos de África, por Lázaro Bustince
...leer más...
El deseo de emigrar en África Subsahariana, por Mark Hugo Lopez
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Según el gobernador del Banco Central de Nigeria los bancos con más mujeres en puestos directivos están mejor administrados
...leer más...

Los cristianos marroquíes reclaman una mayor libertad religiosa
...leer más...

La empresa de autobuses angoleña Macon abré una línea Luanda - Kinshasa
...leer más...

Las cuatro demandas de la oposición de Benín para salir de la crisis electoral
...leer más...

El Banco de Desarrollo Africano realizará su Asamblea General en Guinea Ecuatorial
...leer más...

Winch Energy firma un proyecto de energías renovables en Sierra Leona
...leer más...

Nairobi acoge la Cumbre Un Planeta en 2019
...leer más...

Cerca de 900 graduados en la Universidad de Ndejje de Uganda
...leer más...

Hallados en Kenia dientes fósiles de mono que cubren un hueco evolutivo de 6 millones de años
...leer más...

Un ataque yihadista a un campamento militar deja 21 muertos en Malí
...leer más...

Animan a la lectura a los escolares de Ghana
...leer más...

Alrededor de 32 muertos por el descarrilamiento de un tren en la región de Kasai (RDC)
...leer más...

El ciclón Idai destruye casi completamente la ciudad mozambiqueña de Beira
...leer más...

Hambruna en Sudán y Sudán del Sur
...leer más...

Nuevo brote de fiebre aftosa en Malaui
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
¿Cambio de sede por el ébola?, por Pancho Jaúregui
...leer más...
Un jabón que huele a cacao, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Un África sin mujeres, por Ana Henriquez
...leer más...
Una ventana a los cines africanos y de la diáspora a través de la francofonía, por Eva Feito
...leer más...
Feminismo negro en Portugal: necesitamos contarnos a nosotras mismas, por Afribuku
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Discurso íntegro del Dr. Denis Mukwege en la sede de Naciones Unidas
19/10/2012 -

Excelencias, Señores Embajadores:

Hubiese querido comenzar mi discurso con la fórmula habitual: “Tengo el honor y el privilegio de tomar la palabra ante ustedes”. Desgraciadamente, las mujeres víctimas de violencia sexual en el Este de la República Democrática del Congo (RDC) viven en la deshonra. De forma permanente tengo ante mis ojos las miradas de las ancianas, de las hijas, de las madres e incluso de los bebés deshonrados.

Todavía en la actualidad muchas están sometidas a la esclavitud sexual; otras son utilizadas como armas de guerra. Sus órganos están expuestos a la más innoble sevicia.

¡Y esto ocurre desde hace 16 años! 16 años de andar errante; 16 años de torturas; 16 años de mutilaciones; 16 años de destrucción de la mujer, el único recurso vital congoleño; 16 años de desestructuración de toda una sociedad.

Ciertamente, sus respectivos Estados han hecho mucho en términos de hacerse cargo de las consecuencias de esas barbaries. Les estamos muy agradecidos.

Hubiese querido decir “Tengo el honor de formar parte de la comunidad internacional que ustedes aquí representan”. Pero no puedo.

Cómo decírselo a ustedes, representantes de la comunidad internacional, cuando la comunidad internacional ha demostrado miedo y falta de coraje durante estos 16 años en la RDC.

Hubiese querido decir “Tengo el honor de representar a mi país”, pero tampoco puedo.

Efectivamente, cómo estar orgulloso de pertenecer a una nación sin defensa; entregada a sí misma; saqueada por todas partes e impotente ante sus 500.000 hijas violadas durante 16 años; 6.000.000 de hijos e hijas muertos durante 16 años sin que haya ninguna perspectiva de solución duradera.

No, no tengo ni el honor ni el privilegio de estar ahí ese día. Mi corazón está pesaroso.

Mi honor, está en acompañar a esas valientes mujeres víctimas de violencia, esas mujeres que resisten, esas mujeres que a pesar de todo permanecen en pie.

Hoy, gracias al informe de los expertos de Naciones Unidas, al mapping-report del Alto Comisionado para los derechos humanos de Naciones Unidas y muchos otros informes creíbles, ya nadie puede ocultarse tras el argumento de la complejidad de la crisis. Consecuentemente, de aquí en adelante conocemos los motivos de esta crisis y sus diferentes protagonistas. Lo que se echa en falta es la voluntad política.

¿Pero hasta cuándo? ¿Hasta cuándo debemos asistir impotentes a otras masacres?

Excelencias, Señores Embajadores: con gran humildad les digo que ya no necesitamos más pruebas, necesitamos acción, una acción urgente para detener a los responsables de estos crímenes contra la humanidad y llevarlos ante la justicia.

La justicia no es negociable, necesitamos vuestra unánime condena de los grupos rebeldes que son responsables de estos actos, necesitamos acciones concretas contra aquellos Estados miembros de Naciones Unidas que apoyan de cerca o desde la distancia esas barbaries. Nos hallamos ante una urgencia humanitaria que ya no da lugar a la tergiversación. Se han reunido todos los ingredientes para poner fin a una guerra injusta que ha utilizado la violencia y la violación de mujeres como una estrategia bélica. Las mujeres congoleñas tienen derecho a una protección como ejemplo de todas las mujeres de este planeta.

Querer guardar todos estos informes creíbles en el cajón del olvido sería asestar un duro golpe a la credibilidad de las diferentes resoluciones de Naciones Unidas que exigen la protección de las mujeres en periodos de conflictos, y por lo tanto desacreditar nuestra querida institución que sin embargo se supone debe garantizar la no-repetición del genocidio.

Los logros de la civilización están retrocediendo. Retroceden por las nuevas barbaries como en Siria y en la RDC, pero también por el silencio ensordecedor y la falta de coraje de la comunidad internacional.

No sabríamos acallar la verdad ya que es testaruda, deberíamos más bien hacerle frente para evitar traicionar nuestros ideales.

Tengo el honor de decir que la valentía de las mujeres víctimas de violencia sexual en el Este de la RDC acabará por vencer al Mal.

¡Ayudadles a volver encontrar la paz!

Les doy las gracias.

DENIS MUKWEGE, Médico, director de Panzi, en Bukavu, RDC.

Publicado en múltiples medios africanos, entre ellos Le Congolais, el 4 de octubre de 2012.

Traducido para la Fundación Sur por Juan Carlos Figueira Iglesias.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios